Vídeos con una réflex: ventajas e inconvenientes

1 diciembre 2015

Las réflex más modernas permiten grabar vídeos. Puede que ya hayas usado esta función alguna vez, ¿pero sabes cuáles son las particularidades de hacer vídeos con una réflex?

Hoy presento a nuestro invitado Romain Boilleau, del blog Apprendre le Cinéma (Curso online de cine), quien tomó la idea de este blog, pero en su caso con imágenes en movimiento. En este artículo Romain analiza, desde su punto de vista artístico como director de cine, si es pertinente filmar con una réflex. Le doy la palabra.

 

Las cámaras réflex ofrecen desde hace ya algunos años una opción para hacer vídeos que ha tenido mucho éxito. Esto ha supuesto una pequeña revolución en el mundo del audiovisual. Muchas obras, ya sean de cine (cortometrajes amateur), videoclips, anuncios publicitarios e incluso series, han sido rodadas con cámaras de fotos.

No, obstante, debes tener cuidado con el entusiasmo generalizado, ya que suele impedir darse cuenta de ciertos defectos que tienen estas cámaras. Te propongo analizar diversos aspectos de la cámara.

El enfoque

Antes de nada, hay que decir que las cámaras no ofrecen enfoque automático para vídeo. Muchos objetivos cuentan con un pequeño anillo de enfoque, pero suele ser muy difícil encontrar un enfoque preciso y rápido en pleno movimiento. Por tanto, es preferible evitar mover la cámara salvo, claro está, que quieras invertir en material para paliar este defecto, aunque realmente es muy caro tanto comprado como alquilado.

Así que tendrás que apostar por planos fijos o al menos justificar el desenfoque con algún argumento artístico. Podrías decirme que basta con usar distancias focales cortas y jugar con la apertura. Es cierto que podrás disponer de una profundidad de campo mayor y, por tanto, menos problemas en este sentido. Después, quedan algunas limitaciones artísticas y técnicas que hay que asumir. Por ejemplo, si ruedas en interior, tendrás que prever la iluminación necesaria para compensar la débil apertura.

Sea como sea, no te recomiendo que te pongas la cámara al hombro a no ser que esté equipada adecuadamente, o solo conseguirás imágenes movidas, imprecisas y antiestéticas.

La imagen

La gran ventaja de estas cámaras con sensores full frame o APS-C es que ofrecen una gran calidad de imagen a un precio imbatible. Pero cuidado, es necesario entender que es imposible conseguir una calidad de cine con una cámara de fotos. Sin duda conseguirás una bonita imagen pero con ese punto liso y brillante tan característico de los vídeos HD. Después también puedes alquilar objetivos especiales de cine que le darán un poco más de contraste a la imagen (con un anillo de enfoque más grande). Aunque eso cuesta bastante, unos 70 euros por día en el caso de un objetivo de focal fija.

La profundidad de campo

Esta es una de las grandes ventajas de este tipo de cámara: da como resultado unas imágenes en movimiento con calidad fotográfica. También podrías jugar con la profundidad de campo y el desenfoque, así como darle un estilo concreto a los vídeos.

La iluminación

Gracias a la apertura que permiten algunos objetivos, pero también a la sensibilidad del sensor de la cámara, podrás filmar en situaciones de poca iluminación, algo bastante difícil con cámaras de vídeo del mismo rango de precios. Además, la imagen tiende a tener un brillo natural más acentuado, a pesar de que eso puede disgustar a algunos.

El sonido

Este tipo de cámaras cuentan con puertos mini jack para conectar un micrófono. Para hacer un reportaje puede servir, pero si quieres hacer un cortometraje, necesitarás registrar el sonido por separado de la imagen y montarlos juntos más tarde. Lo que sí que aconsejo es que no uses el micro integrado en la cámara (a no ser que sea para algún uso puntual).

Y es que la cámara es útil pero no es mágica. Con ella podrás verte limitado en algunas situaciones, a no ser, claro está que dispongas de bastante dinero para equiparla. La recomiendo sobre todo para hacer videoclips y vídeos institucionales, para experimentar, pero no para hacer ficción (se pueden hacer pruebas, pero será necesario alquilar otro equipo).

También debes evitar los planos con cámara al hombro, primero porque la cámara no es cómoda y la imagen se va a mover, pero también porque será difícil enfocar.

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?