Una película es una sucesión de fotografías

El otro día estuve viendo Kill Bill, de Quentin Tarantino. Una película muy buena (siempre que no te asuste la sangre 😛 ). Te hablo de esto porque mientras la veía me di cuenta de que estaba empezando a tener “ojo fotográfico”.

Efectivamente, mientras veía este magnífico largometraje, cobré conciencia de que muchas escenas podrían ser excelentes fotos. Buena luz, buena composición, y sobre todo, ese toque especial que convierte en buena una foto, y por tanto también una película. Así es, en mi opinión el cine es la evolución lógica de la fotografía. No es algo que invente yo, pero lo cierto es que viendo esta peli he cobrado mucha conciencia de ello. La he visto con otro ojo, con un “ojo fotográfico”.

Veamos algunos ejemplos de escenas fotogénicas tomadas de Kill Bill o de otras películas en la siguiente galería:

La verdad es que ésta podría ser tranquilamente una galería de fotos, y no solo capturas de pantalla de películas.

Vuelvo a insistir en ello para que empieces a mirar el mundo con los ojos de un fotógrafo. Comenzando por las películas, claro, pero no únicamente. Pero eso lo trataremos más adelante en un artículo 😉

Y tú, ¿ya has visto algo que te haya sorprendido por su evidente aspecto fotográfico? Deja un comentario para compartir con nosotros tú experiencia?


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?