Razones para ir a exposiciones fotográficas (+ la expo Les Rencontres d’Arles 2015)

¡El año pasado asistí a Les Rencontres d’Arles, un festival dedicado a la fotografía que se lleva a cabo por toda la ciudad de Arles, y que ya va por su edición número 46 (nada más y nada menos)!

Quería escribir un artículo no sólo para relatar lo que vi (de esos ya abundan en Internet), sino también para explicarte cuál es el interés de este tipo de eventos para los fotógrafos principiantes y amateurs, al tiempo que compartirte mi opinión sobre la fotografía contemporánea, ayudarte a elegir las exposiciones interesantes, y darte algunas pistas para sacar el máximo partido a lo que veas si tomas la decisión correcta, es decir, ir. La idea es que este artículo te sea útil si vuelves a leerlo en 2023 😉 ¡Toda una ganga!

Fotografía contemporánea y yo (… y tú)

Desde que comencé a interesarme por la fotografía, obviamente he asistido a una buena cantidad de exposiciones, cada una bien diferente de la otra. Más abajo lo detallaré, pero es realmente importante para el aprendizaje, tanto que he preparado un vídeo especial en el marco del curso que imparto.

Seré sincero: las exposiciones que retratan el trabajo de los grandes fotógrafos me encantan (recuerdo aún la exposición sobre Willy Ronis en París, que me caló hondo), pero en lo que se refiere a las exposiciones de fotografía contemporánea, en ocasiones me he quedado perplejo, por no decir decepcionado (y porque soy educado).

¡Ver un ejemplar de verdad de los Enamorados de la Bastilla, eso es algo que no deja indiferente a nadie!

¡Ver un ejemplar de verdad de los Enamorados de la Bastilla, eso es algo que no deja indiferente a nadie!

No es mi intención desechar todo el arte contemporáneo, pues hay un montón de artistas actuales cuyo trabajo aprecio mucho, pero a menudo he tenido la impresión de que no se hace ningún esfuerzo por ser creativo, lo cual me molesta particularmente. Recuerdo haber visto una vez una exposición en la que alguien había fotografiado unas flores en unas rocas (debía haber como una docena de especies distintas) y aplicado una desaturación parcial para hacer que las rocas quedasen grises; un trabajo digno de alguien con una experiencia previa de una hora en Photoshop, con un encuadre francamente aproximativo, por no decir pretencioso. Hablo en serio.

Esto es un caso extremo, por supuesto, pero más allá de eso, demasiado a menudo me he topado con fotógrafos cuyo bagaje se reduce a haber colocado un carrete Velvia en una vieja cámara analógica, y haber fotografiado cualquier cosa en formato cuadrado, sin esforzarse lo más mínimo en componer la imagen (he visto un sinfín de horizontes torcidos)… y llamar a esto una serie o “trabajo fotográfico” porque todas han sido sacadas en el mismo lugar. Yupi. Mismo renderizado, fotógrafos intercambiables… sinceramente, da la sensación que todo el mundo se copia entre sí. (Y en última instancia, está bien, siempre y cuando esto se inscriba en un proceso de aprendizaje, y que no sea considerado como algo revolucionario 😛 )

Estoy siendo un poco áspero a propósito, pero estoy seguro de que algunos de vosotros sentiréis lo mismo cuando estéis frente a una foto de esas que yo llamo de “posado”. Estoy seguro porque ya me lo han dicho antes 😀 Y sé que contemplar fotografías hechas por alguien que no ha seguido un abordaje fotográfico (exposición, composición, búsqueda del buen sujeto y del buen ángulo, etc.), puede conducirnos a la siguiente pregunta: ¿entonces de qué sirve aprender fotografía y esforzarse durante el enfoque, disparo y tratamiento digital posterior?

Volveré a esto más adelante, pero no se trata simplemente de que sea el mismo procedimiento. No voy a entrar a discutir si el trabajo de algunos fotógrafos es o no de calidad, ya he dado sobradamente mi opinión, pero recuerda simplemente que la mayoría de vosotros (al menos esa es mi percepción) buscáis explotar la dimensión estética ante todo, y eso es algo que muchas veces falta en este tipo de obras. A veces es cierto que se renuncia de forma voluntaria a ese abordaje estético (¡yo jamás he entendido esto, pero tampoco me atrevería a definir qué es el arte!)

Por otro lado, ciertos artistas utilizan la fotografía más bien como una herramienta para poner en valor el trabajo de un artista plástico, como un mediador para presentar su obra artística. Y en este caso, más bien se trata de una exposición de arte plástico que de fotografía. Eso no tiene nada de malo, sólo que no es lo mismo.

(Soy consciente de todo lo que acabo de decir: he sido polémico en la introducción de este artículo conscientemente. Si me queréis, podéis enviar regalos a mi casa… y para el envío de emails con insultos, por favor, escribidme aquí: noreply@apprendre-la-photo.fr, gracias 😀 )

Elegir exposiciones como fotógrafo amateur

Al principio, no pensaba hablar de esto en el presente artículo (que ya se prevé bastante largo), pero una lectora del blog, Claire, me hizo esta pregunta a través de Facebook:

“¡¡¡Me encantaría leer tus comentarios porque siempre es un peñazo elegir bien las exposiciones… realmente hay de todo, la creación es prácticamente ilimitada y me pierdo un poco con tantas cosas!!!”

¡Y lo entiendo! Cuando uno se ha decepcionado un par de veces con obras que uno no entiende o que simplemente no gustan, esto puede provocar cierta frustración, pero de cualquier forma, existen muchas exposiciones de fotos diferentes.

Y eso es un problema, pues es verdaderamente indispensable ir a ver exposiciones si quieres mejorar y subir de nivel, especialmente en términos de composición y creatividad. Efectivamente, una vez adquiridas las bases técnicas e integrado el proceso de tratamiento digital (lo cual no lleva tanto tiempo), los únicos ejes que es necesario trabajar para lograr imágenes interesantes son los de la composición, de la creatividad y del estilo fotográfico. Créeme, tengo miles de alumnos, y entre todos los ejemplos que he visto tras algunos meses o años de experiencia, esos son los únicos dos aspectos en los que realmente se puede mejorar.

Lo que te puede ayudar es afinar el ojo, educarlo en la belleza. Eso pasa por la pintura, la escultura, el dibujo, el cine y, obviamente… la fotografía. Te aconsejo realmente que cultives tu espíritu, esto influirá enormemente en tus fotos, créeme. Al principio resulta imperceptible, pero sin duda es parte de lo que irá desarrollando tu estilo fotográfico.

¡No puede no gustarte!

¡No puede no gustarte!

Pero dado que estás inmerso en un abordaje sin duda más estético que eso que he llamado la foto de “posado”, habrá algunas exposiciones que te gustarán de antemano, eso por un lado, y exposiciones que te harán aprender más. En mi opinión, existen dos tipos:

  • En primer lugar, las exposiciones retrospectivas consagradas a un artista (o a un movimiento) más o menos conocido a nivel global. Por ejemplo, si vas a ver una exposición sobre Cartier-Bresson, Salgado o Yann Arthus-Bertrand, es muy probable que te encante (si tienes ojos para ver, claro 😀 ). Obviamente, cada uno tiene su sensibilidad, y ciertos serán más receptivos a un género fotográfico que a otro, pero dudo que no te guste o que no aprendas nada con ello.
  • Además, debes ir a las expos de artistas contemporáneos (o no) cuyo trabajo sea fruto de un abordaje fotográfico profundo, verdaderamente reflexionado, y que a menudo construyen una serie en torno a un sujeto, con unos resultados gráficos similares en todas las fotos. En definitiva, aquellos que crean una obra fotográfica, más que crear una obra a través de la fotografía. Hablaré de cada uno más adelante en este artículo.
    No es necesariamente fácil saber identificarlos al principio, pero con el tiempo aprenderás a adivinarlo 😉

Les Rencontres d’Arles 2015

Pues bien, ahora que ya he apuntado las cosas importantes para comprender por qué elijo estas exposiciones −es decir, ahora que he dado mi opinión−, y que una mitad de los lectores seguramente me detesten y la otra me adulen 😀 , ya puedo hablaros de lo que me gustó en Les Rencontres d’Arles del año pasado. Efectivamente, no te hablaré de lo que no me gustó, prefiero mantener un tono positivo y dedicarle tiempo a lo mejor.

¡De todas formas, para ser claro, mi experiencia en Arles me gustó mucho, había muchas cosas de gran calidad, y tengo que felicitar sinceramente a los organizadores! Estoy un poco frustrado porque únicamente pude ir un día (son dos horas y media en coche desde donde me encuentraba de vacaciones), aunque tampoco hubiese podido asistir a las 35 exposiciones, obviamente. ¡Este año, intentaré ir con más tiempo!

Un entorno magnífico

Agradable, ¿no? :)

Agradable, ¿no? 🙂

Antes de hablar de las exposiciones, hablemos un poco de la ciudad: era la primera vez que iba (¡yo vivo en Lille y queda un poco lejos! 😛 ), y realmente me encontré con una ciudad encantadora, a pesar del calor insoportable (normalmente comienzo a sentir el calor a los 25°C, así que me sentí asfixiado varias veces 😀 ). La ciudad está llena de edificios muy antiguos que el arte ha invadido con motivo del festival. Es realmente el mejor uso que se le puede dar a estos edificios, ya que ofrecen un marco estético que pone en valor a las exposiciones.

Pasemos pues a las cosas que me marcaron.

Paraísos, informe anual: el reportaje desplaza a la estética deseada

Este trabajo de Paolo Woods y Gabriele Galimberti los ha llevado a seguir las huellas de los “paraísos fiscales” del planeta: las Islas Caimán, Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Singapur, Delaware, o incluso Londres. Uno se las imagina fácilmente llenas de ricos y panzudos hombres de negocios estirados en una hamaca con un mojito en la mano y una maleta llena de billetes, pero la realidad es bien distinta, y eso es lo que nos hace descubrir esta serie.

Exposición "Paraísos, informe anual"

Exposición “Paraísos, informe anual”

Me gustó mucho esta obra, porque descubrí lugares sencillamente alucinantes, como cajas fuertes que se pierden en el horizonte de edificios enteros hechos de buzones de correo, pero también por su contenido estético. Sin moverse del género del reportaje (las fotos a veces parecen bastante espontáneas), los autores han logrado crear puestas en escena bien trabajadas, con composiciones interesantes y ligadas al mensaje transmitido (pienso en esta piscina con la vista de Singapur en el fondo), que se ajustan bien y añaden el valor estético indispensable para atraer la mirada. Un verdadero abordaje fotográfico como a mí me gusta. Además, es una de esas raras exposiciones en las que he leído por completo la historia detrás de cada foto (lo que la gente conocedora llama el cartel, y la gente normal, etiqueta 😛 ).

Por si fuera poco, a lo largo de toda la serie está bien presente el hilo conductor en materia de estilo, lo cual ha debido ser un verdadero desafío trabando de a dos con sujetos bastante variados.

Lo único que lamento un poco es que coexiste una amalgama entre evasión fiscal, optimización fiscal y empresas que estafan a sus clientes: en la mente del visitante, puede que la diferencia no sea clara, lo cual es una lástima tratándose como se trata de un abordaje cercano al reportaje.

Asuntos privados: un testimonio divertido

Le Bon Coin: un auténtico fenómeno en Francia, una página de pequeños anuncios muy sencilla que se ha vuelto un mastodonte inabarcable en el país (un poco como Loquo en España 😉 ). Prácticamente todo el mundo ha comprado o vendido alguna cosa en este sitio web: desde un par de zapatos hasta propiedades inmuebles, hay de todo.

Más allá de esto, en mi opinión es un fenómeno sociológico muy interesante y sintomático de nuestro tiempo: todo el mundo busca multiplicar sus fuentes de ingreso para llegar a fin de mes utilizando el intercambio directo entre individuos. La dinámica de la que se nutre es la misma que mueve Uber, Airbnb, servicios para alquilar tu coche a particulares, etc. En este sentido, esta serie de Thierry Bouët también es un trabajo sociológico y un testimonio muy valioso sobre nuestra época.

No he sacado fotos de esta exposición, pero te muestro una foto desde uno de los edificios con un ángulo de enfoque original ;)

No he sacado fotos de esta exposición, pero te muestro una foto desde uno de los edificios con un ángulo de enfoque original 😉

Efectivamente, el autor decidió contactar a los vendedores más impensables de la página para fotografiarlos. Las fotos son divertidas, escalonadas pero justas, poniendo en valor la historia del propietario, del objeto y de lo incongruente de la situación. Todo vale, desde vasos de pastís, hasta una casa en venta del siglo XII con una rampa de descenso de bomberos, pasando por un barco a vapor, un avión construido por un solo hombre durante 12 años, etc.

Una vez más, leí la historia de cada imagen, y sentí emociones que iban desde una risa sincera hasta una cierta tristeza. Más allá de eso, la estética está muy trabajada, con muchos colores vivos pero no estridentes, una verdadera búsqueda de una buena composición, y un cierto hilo conductor con las vistas de frente. El estilo me ha hecho pensar un poco en el genial Wes Anderson, de quien te recomiendo toda su filmografía 😉 (pero si quieres ver fácilmente a qué me refiero en términos estéticos, echa un vistazo la peli The Grand Budapest Hotel).

Total Records: una obra histórica inmensa que liga mis dos pasiones

Puede que no lo sepas, pero aparte de la fotografía, también me apasiona mucho la música. Musicalmente hablando, me quedé anclado en los años 70 (sí, lo sé, todavía no había nacido 😛 ), también en lo referido a la tecnología, pues escucho discos de vinilo que son más viejos que yo.

¡En algunas imágenes, hay copias por contacto, un detalles absolutamente apasionante!

Teniendo esto en cuenta, cuando vi una exposición anunciada como “una historia de la fotografía desde el prisma de los discos de vinilo“, te aseguro que comencé a dar saltos de aquí para allá. Si he oído bien, hay más de 600 fundas de discos expuestos, lo cual representa un trabajo enorme y una auténtica obra histórica de la música y la fotografía.

La exposición gira en torno a varias temáticas: fotógrafos famosos que contribuyeron al diseño de las carátulas, diversas corrientes musicales, fotógrafos “fetiche” de un grupo dado (pienso en Andy Warhol con el Velvet Underground)… muchos temas interesantes, astutamente separados visualmente por paredes con diversos colores.

¡La exposición Total Records, aquí los diseños de carátula del Abbey Road de los Beatles!

¡La exposición Total Records, aquí los diseños de carátula del Abbey Road de los Beatles!

Me gustaron especialmente las fotos entre bastidores sobre la producción de la archiconocida carátula de Abbey Road, de los Beatles. Para mí, era un poco como un niño entrando en una tienda de caramelos y chucherías. Es una exposición para apasionados a la música, pero vale una buena visita para cualquier persona. Para redondear, los antiguos talleres ferroviarios del parque de los Ateliers reconvertidos en sala de exposición son realmente bonitos, y constituyen un lugar ideal para acoger una parte de la exposición. La reconversión de un terreno baldío en un lugar de cultura me recuerda un poco a la estación de Saint Sauveur y al Tri Postal de Lille, para aquellos que conozcan.

La expo Total Records en los Halles renovados.

La expo Total Records en los Halles renovados.

-MMM-: encuentro entre Mathieu “M” Chédid y Martin Parr

Por poco que te interese la fotografía y los grandes artistas, es difícil que pases por alto a Martin Parr. Fotógrafo documental con un estilo claramente reconocible, sus imágenes sobre todo cobran sentido cuando son presentadas en serie: en todas sus imágenes hay un renderizado saturado a propósito con un flash, una gran angular y una gran ironía. Parr a menudo retrata a turistas en lugares muy concurridos, con una visión un poco punzante de sus contemporáneos.

Lo que más aprecio no es la estética fotográfica, sino más bien la potencia del mensaje y el cinismo verdaderamente divertido, al cual me adhiero totalmente.

El lugar perfecto para este encuentro.

El lugar perfecto para este encuentro.

Mathieu Chédid, más conocido con el nombre de M, al cual también debes conocer. Puede gustar o no, pero se ve claramente que tiene un universo personal y una gran sensibilidad.

¿Juntar a ambos? ¡El festival lo ha hecho! Esta reunión se lleva a cabo en una iglesia de los Padres Predicadores, donde se muestran las fotos de Martin Parr de diversas maneras (especialmente diaporamas), y donde en cada rincón se escucha la música compuesta por M para esta ocasión, con cada instrumento en un lugar. Una a una, ofrecen un panorama un poco extraño, y reconozco que me costaba un poco engancharme al principio. Pero tras algunos minutos, uno se deja llevar por los instrumentos que producen un ambiente muy particular, algo diáfano y aéreo, casando a la perfección con este lugar, y contrastando de forma bastante divertida con las imágenes de Martin Parr, mucho más directas y punzantes.

¡Sin olvidar a todas las personas gracias a las cuales puede funcionar el festival! :)

¡Sin olvidar a todas las personas gracias a las cuales puede funcionar el festival! 🙂

Me pareció una experiencia muy bonita que mezclaba a la perfección mis dos pasiones. Además era un lugar perfecto para relajarse al final del día, tras haber estado expuesto durante horas a una temperatura de 35ºC a la sombra  ¡A ver, tanto por las fotos como por el ambiente!

Y otras más

No puedo alargarme mucho más, así que las últimas para cerrar:

  • Desafortunadamente no tuve tiempo de ir a la abadía de Montmajour (fuera de la ciudad) para ver las exposiciones “Malkovich, Malkovich, Malkovich“, y “Fellini“, pero estoy seguro de que me hubiese encantado, y me arrepiento.
  • Igualmente me gustó la exposición Façades que muestra impresiones enormes y con muchos detalles de fachadas de catedrales europeas. La destreza técnica era admirable, y el tamaño de las impresiones era impresionante. Tengo una ligera idea de la técnica utilizada, pero te dejo que lo adivines en comentarios 😉
  • La parte “American Surfaces” de Stephen Shore estaba realmente bien, pero me gustó menos el principio.
No era el único en sentirme golpeado por el calor y aprovechar la menor oportunidad para sentarme ;)

No era el único en sentirme golpeado por el calor y aprovechar la menor oportunidad para sentarme 😉

¡Uf, creo que ya he llegado al final de este largo artículo! Vayas o no vayas a Les Rencontres d’Arles este año, espero que te haya resultado interesante, y que te anime a ir a exposiciones fotográficas y a elegirlas mejor 😉

Vamos, ahora desahógate en los comentarios, no dudo que la primera parte del artículo me valdrá todo tipo de regalos: chocolates y flores, o flechas impregnadas de veneno 😀

 

Recherches utilisées :

diaporamas de gran fotografi


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?