¿Qué te puede enseñar la pintura en fotografía?

En ocasiones me gusta darle la palabra a otros blogueros, especialmente si hay que tratar temas relacionados con las “artes pictóricas”, para que puedan aportar un plus y ayudarte a mejorar tus fotos. ¡Hoy hablamos de pintura!

Este artículo está escrito por nuestro invitado David del blog Apprendre la Peinture.

¡Buenos días amigos y amigas fotógrafos!

Después de algunos años practicando la pintura he podido ir descubriendo ciertas características que son fundamentales para pintar un cuadro con éxito.

Y tras pensarlo un poco, me he dado cuenta de que estos aspectos útiles para pintar un lienzo también pueden contribuir a sacar una buena foto.

¡Aquí van algunos trucos que yo empleo al pintar mis cuadros y que seguramente te ayuden a sacar fotos (aún más) mágicas!

1. Elige un modelo

Para elegir un modelo, yo me tomo mi tiempo y soy muy exigente. ¡No pinto la primera imagen que aparece ante mis ojos, así como seguramente tú no fotografíes el primer lugar de la calle que veas!

De hecho, para pintar el lienzo, yo elijo un modelo que despierte al máximo mis emociones.

Al final, en artes como son la fotografía y la pintura, muchas veces el objetivo es el mismo: inmortalizar una emoción para transmitirla al espectador.

Así que es necesario concentrarse al máximo en tus propias emociones para tener éxito en la elección del modelo.

Un modelo que emocione es una rareza, así que debes ser exigente con la elección de tus imágenes. Personalmente necesito ver cientos de modelos antes de elegir el que me toca más hondo.

Veamos ahora las características que marcan la diferencia en pintura…

2. Aumentar el contraste

Si tuviese que elegir sólo un elemento que le dé fuerza al cuadro, ese es la noción de contraste.

El contraste, ya lo debes saber, es la diferencia entre los colores claros y los oscuros.

Permite realzar los distintos elementos de una imagen de forma más o menos importante.

¡Cuando el contraste es demasiado débil, el lienzo queda soso, y ocurre lo mismo en fotografía!

¡Dado que con un contraste importante, mi modelo se destaca perfectamente, la iluminación tiene más impacto y la imagen se parece a una buena foto! El contraste aporta relieve, ya lo sabes, el cual da una sensación de que la imagen va a salir del soporte donde está pintada.

¡Mira aquí el contraste entre las sombras y las luces que hacen resaltar los pétalos de la rosa!

¡Mira aquí el contraste entre las sombras y las luces que hacen resaltar los pétalos de la rosa!

No dudes en aumentar el contraste de tu foto, tendrá aún más presencia.

Aumentar el contraste por encima de lo normal (atención, ningún exceso es bueno): para mí es la base de cualquier mejora en una imagen.

3. Incluir más blanco

El blanco es fundamental en todas nuestras creaciones, ya sean en pintura como en fotografía.

Es un color muy particular hecho de todos los otros colores (¡el espectro de la luz blanca, ya sabes!).

Tiene dos características principales en pintura que podrás usar en tus fotos:

– El blanco permite aumentar considerablemente la iluminación de una imagen: seguramente ya lo sepas, pero es algo que uno no siempre tiene presente, el blanco es el color que refleja la luz de forma más intensa. ¡Al revés del negro, que absorbe la luz, el blanco “la refleja” hacia tus ojos!

¡Así, si quiero jugar con una luz intensa, no suelo dudar en usar blanco en el lienzo!

– El blanco aporta suavidad: ¡el blanco es además un color simbólico, que calma y apacigua, lo cual aporta mucha suavidad! A menudo intento transmitir esta noción de suavidad (que muchos fotógrafos y pintores también tienden a transmitir al espectador). ¡Al dosificar de forma regular mis colores con el blanco, incluyéndolo en diversas zonas de la imagen, logro recrear fácilmente esta sensación de suavidad!

¡Observa aquí hasta qué punto el blanco juega un papel fundamental: permite suavizar realmente el ambiente del lienzo aportando una luz fenomenal! (Fíjate en los importantes contrastes entre los distintos pétalos).

¡Observa aquí hasta qué punto el blanco juega un papel fundamental: permite suavizar realmente el ambiente del lienzo aportando una luz fenomenal! (Fíjate en los importantes contrastes entre los distintos pétalos).

4. Jugar con los desenfoques

Mi consejo extra: juega con el espectador, es decir, juega con los desenfoques.

El desenfoque permite varias cosas:

  • Crea suavidad, porque los colores se “funden” entre ellos, se combinan y entremezclan.
  • Permite despertar la curiosidad del espectador y, por tanto, generar una sensación de misterio que sólo hará que aumentar el atractivo de la imagen.
  • Permite focalizar la atención del espectador en elementos que
Aquí se identifica bien el desenfoque que rodea a la rosa (observa el efecto de desenfoque "tipo fotografía" a la derecha del cuadro). Por un lado, esto crea suavidad, la mirada del espectador se dirige hacia el elemento principal: la rosa, y genera misterio (tanto a la derecha como a la izquierda de la misma).

Aquí se identifica bien el desenfoque que rodea a la rosa (observa el efecto de desenfoque “tipo fotografía” a la derecha del cuadro).
Por un lado, esto crea suavidad, la mirada del espectador se dirige hacia el elemento principal: la rosa, y genera misterio (tanto a la derecha como a la izquierda de la misma).

 

¡Por todas estas razones no debes dudar en desenfocar levemente algunas partes de tus fotos!

En resumen, aquí van los elementos clave que nos puede aportar la pintura:

  • Elegir los blancos de tus fotos de forma más exigente
  • Aumentar el contraste de las fotos
  • Incluir el color blanco
  • Jugar con los desenfoques

¡Espero que este análisis por los derroteros de la pintura te haya gustado! No dudes en dejar un comentario a continuación para darme tu opinión.

Vuestro amigo, David.

 

¿Y tú, qué opinas sobre estos trucos para mejorar las imágenes? ¿Crees que la pintura te puede ayudar a mejorar como fotógrafo?

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

la fotografía en contraste con la pintura


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?