¿Qué cámara de fotos elijo? (mucho más que una comparativa)

18 noviembre 2014

La elección de la cámara de fotos es la primera cosa que se plantea toda persona deseosa de iniciarse en el maravilloso mundo de la fotografía. Desde que el blog comenzó su andadura, ésta es sin duda LA pregunta que más me hacen a través de los mensajes que recibo.

Tomé la decisión de emprender este proyecto después de un email que me envió Lauriane, el cual resume por sí mismo todos los interrogantes que se presentan al elegir una cámara. Si tienes las mismas inquietudes, sin duda este artículo es para ti 😉

¡Hola Laurent!

Ante todo, MUCHAS GRACIAS por tu página “Apprendre la Photo”. Clara, pedagógica y con buenos consejos, todo ello con una combinación de modestia, conocimientos y humor. En fin, ¡me encanta!

Bueno, paro de ser la fan incodicional… A decir verdad te escribo para pedirte consejo en la compra de mi primera cámara de fotos. De entrada te pido disculpas, ya sé que tu blog no tiene propósitos comerciales, pero el caso es que estoy completamente pérdida entre la cantidad de modelos disponibles y la incompetencia de los vendedores a los que les he pedido consejo en las tiendas especializadas (¡y habla una principiante, imagínate!), seguramente más preocupados por cobrar su comisión. Además, mientras leía tu blog he pensado que quizás podrías ayudarme a elegir.

Mi perfil se resume rápidamente: soy principiante. Quiero decir, mi experiencia en fotografía se reduce a mi smartphone S3 y a una semana de vacaciones en la que pude utilizar una réflex (una Canon 600D). Me encanta sacar fotos y me gustaría meterme más “en serio” y aprender las diversas técnicas (foto con fondo desenfocado u otros efectos básicos). Para eso necesitaría una cámara completa y fácil de utilizar, pero que a la vez me permita explotar mi creatividad.

Voy a estar en Italia durante unos meses y a finales de abril haré un viaje en coche por todo el país. Es por eso que me gustaría equiparme con una buena cámara con la que poder fotografiar, tanto paisajes soleados, como retratos y lugares poco iluminados (por ejemplo las maravillosas iglesias italianas). Mi primera elección me hacía encaminarme hacia una réflex, una Canon 600D o 1100D, o incluso una Nikon D3200 (¿suficiente para comenzar?), aunque después descubrí la gama de cámaras “híbridas”, y me gustan mucho. De hecho, al principio el “gran tamaño” de las réflex no me molestaba necesariamente, ya que siempre voy con un bolso digno de Mary Poppins en el que puedo guardar el estuche con la réflex adentro. Después me dije que si la calidad de las fotos es casi la misma quizás sería mejor optar por una cámara más compacta. Y tu artículo “por qué he elegido una híbrida” me ha hecho reforzar esta idea, en especial por la “espontaneidad” y “discreción” de las fotos sacadas con una híbrida.

Y aquí estoy, tengo quince pestañas abiertas en mi pobre Mac sobrecalentado y veo “X”, “ISO” y números por todas partes (^^). Estoy mirando varios modelos, entre otros la Panasonic GX1, la Canon G1X, la Panasonic GM1, la Sony RX 100, etc…

Mi presupuesto es de unos 400 euros.

Quería enviarte un correo corto y casi te escribo la Biblia… Una vez más, mil disculpas, ¡puedo entender que quizás no tengas tiempo para ocuparte de mi indecisión! ¡En cualquier caso, te deseo lo mejor, gracias por lo que haces!

Lauriane, 25 años, en búsqueda desesperada de una cámara de fotos a su medida 😀

El objetivo de este artículo es presentar una especie de “guía definitiva” para ayudarte a elegir una cámara de fotos. No quiero que deje de ser válida en 15 días por culpa de la aparición de nuevas cámaras de fotos en el mercado, por lo que no haré una comparativa ni te aconsejaré UN modelo particular. Al contrario, intentaré orientarte en tu elección, aunque sin hacer de mamá: eres adulto/a, así que la decisión final dependerá de ti y de tus prioridades.

Así que voy a comenzar por exponer cuáles son las 4 grandes clases de cámara de fotos, los 3 criterios más importantes a tener en cuenta para elegir, y finalmente un método paso a paso para escoger tu modelo.

Tipo de cámara: compacta, bridge, híbrida o réflex

En primer lugar, imagino que habrás hecho tus propias averiguaciones antes de caer en este blog, y que, por tanto, ya habías oído hablar de estos 4 tipos de cámara.

Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre estas 4 grandes familias, sus ventajas e inconvenientes?

Compacta, bridge, réflex e híbrida, ¿qué las diferencia?

Compacta, bridge, réflex e híbrida, ¿qué las diferencia?

Cámaras de fotos compactas

appareil-photo-compact

Precio: de 70 a 500€

Ventajas:

  • Tamaño reducido (es posible guardarlas en el bolsillo)
  • Económicamente asequibles

Inconvenientes:

  • Sensor pequeño (volveremos a esto)
  • Por tanto, es imposible hacer fotos con una profundidad de campo reducida (fondo desenfocado)
  • Rendimiento normalmente bajo con mala iluminación (en interiores, por ejemplo)
  • Dinamismo bastante bajo (es difícil conseguir un buen rendimiento en situaciones en las que haya contrastes)
  • Poca rapidez (tanto en términos de enfoque, como de velocidad de disparo)
  • Objetivo no intercambiable
  • Visor de pantalla en la mayoría de los casos

Hace muy poco, han aparecido compactas con sensores muy grandes, lo cual subsana alguna de estas desventajas. No obstante, de momento son muy caras, y están pensadas más para aquellos que dominan la técnica, y no tanto para el usuario promedio.

Cámaras de foto bridge o compactas avanzadas

appareil-photo-bridge

Precio: de 200 a 350€

Ventajas:

  • El zoom tiene más alcance que en las compactas
  • En la mayoría de casos hay un visor

Inconvenientes:

  • Todos los inconvenientes de las compactas
  • Mayor tamaño que las compactas

A pesar de su “apariencia de mini réflex”, a veces las bridge se parecen más a las compactas: objetivos no intercambiables, ajustes limitados y una calidad óptica bastante mediocre. Considerada como una cámara a medio camino ente las compactas y las réflex, tengo la sensación de que la bridge no es más que una instrumento para que el usuario pase de una compacta a una réflex sin esfuerzo, dejando algunos euros de más en la transición. Teniendo en cuenta los precios de los modelos básicos de cámaras réflex y bridge, me parece que la bridge es una mala inversión, en mi opinión menos interesante que una buena compacta, que al menos podrás guardar en cualquier lugar.

Cámaras de fotos réflex

appareil-photo-reflex

Una réflex está compuesta por dos partes principales: en primer lugar, el cuerpo, lo que agarras con tus manos, donde se encuentran el disparador, la pantalla y los botones de ajustes. Es importante que sea ergonómica y fácil de controlar, ¡pero lo que realmente determina la calidad de la imagen es el objetivo! Si combinas un cuerpo de gama alta con un objetivo barato, las fotos que consigas serán de mala calidad, mientras que si lo haces al revés, es decir, acoplas un objetivo de gran calidad a un cuerpo de lo más básico, obtendrás resultados muy satisfactorios.

Ambas partes de la cámara son independientes, lo cual implica que puedes cambiar el objetivo según la situación. De hecho, aunque tus conocimientos de fotografía sean mínimos, es fácil intuir que se necesitan objetivos diferentes para fotografiar un insecto diminuto posado sobre una flor, un retrato o pájaros asustadizos que se encuentran muy lejos.

A veces los objetivos pueden resultar muy caros, pero suponen una gran inversión a largo plazo que te permitirá sacar todas las fotos que quieras. Aunque, quédate tranquilo, ¡el objetivo que viene con el kit es más que suficiente para comenzar, siempre y cuando sea de calidad! Si más adelante quieres comprar otro objetivo, te aconsejo que le eches un vistazo a mi guía de compra de un objetivo.

Precio: de 400€ hasta el infinito

Ventajas:

  • Sensor grande (incluso en los modelos más básicos) :
  • Es posible conseguir profundidades de campo reducidas (un bonito fondo desenfocado)
  • Mejor rendimiento con poca luz
  • Buen dinamismo del sensor (permite gestionar mejor situaciones de altos contrastes)
  • Objetivo intercambiable: objectivo especializado para cada ocasión que ofrece el mejor resultado posible
  • Objetivo especializado para conseguir el mejor rendimiento en cada situación
  • Mayor rapidez tanto en el enfoque como en el disparo en comparación a las bridges y las compactas
  • Visor óptico integrado: ves lo que vas a fotografiar de forma directa, sin pantalla o visor electrónico

Inconvenientes:

  • Volumen considerable, según el modelo de la cámara y el objetivo elegidos
  • Objetivo intercambiable:
    • Más caro
    • Más voluminoso
  • Más cara
  • Más grande

Es difícil conseguir un buen rendimiento e imágenes de buena calidad con mala iluminación y un zoom 18-200 mm o 18-300 mm (equivalente a la amplitud del zoom de una bridge)

Cámaras de fotos híbridas o “compactas con objetivos intercambiables”

appareil-photo-hybride

Termino con las híbridas, que seguramente te suenan menos debido a que llevan menos tiempo en el mercado que las otras. Básicamente, la idea inicial de los fabricantes era combinar las ventajas de las réflex (sensor grande, buena calidad de la imagen, objetivos intercambiables), con las de las compactas (tamaño y peso reducidos). De ahí el nombre “compactas con objetivos intercambiables“.

Eso en teoría, porque a la práctica es más complicado, tanto que me resulta difícil presentar ventajas e inconvenientes como para los otros tipos. De hecho, hay muchos modelos diversos que para nada son equivalentes:

  • Compactas con objetivos intercambiables (COI) pero con un sensor pequeño, con el que se pierden gran parte de las ventajas de las réflex (aunque ocupen menos volumen)
  • Cámaras con un sensor grande, pero con el objetivo fijo (no intercambiable). En mi opinión, realmente no son compactas en sentido estricto ya que normalmente están pensadas para un uso profesional con un súper objetivo de distancia focal fija y gran apertura.

No obstante, aquí tienes un resumen de las ventajas e inconvenientes comunes a todas las cámaras híbridas o similares:

  • Compactas (no caben en el bolsillo, pero sí en un bolso pequeño)
  • A menudo, aunque no siempre, tienen un sensor grande, con todas las ventajas que comporta (profundidad de campo reducida y buen rendimiento tanto con poca luz como en situaciones de altos contrastes)
  • Buena rapidez (mejor que en las compactas y en las bridges, igual o un poco menos que en las réflex)
  • Si cuentan con esta opción, objetivos intercambiables, con sus ventajas e inconvenientes
  • Algunos modelos incluyen un visor electrónico

Precio: de 400€ al infinito (o casi)

Bueno, como se ha visto, esto no sirve de gran cosa, ya que la mitad de las características varían según los modelos. Pero no pasa nada, ¡es por eso que el artículo continúa! 😀

Principales criterios para elegir una cámara de fotos

Después de este plano general indispensable (¡juego de palabras! :D), te voy a detallar cuáles son los criterios indispensables a tener en cuenta en el momento de comprar una cámara de fotos, concretamente tu primera cámara “de verdad”.

De hecho, imagino que si estás leyendo esto, estás interesado en algo más que retratar algunas fiestas con tus amigos y a hacer 2 o 3 fotos en vacaciones. Si ese es tu caso, te soy sincero, ¡cómprate una compacta, será más que suficiente! 😀 Pero si lo que quieres es hacer fotos espectaculares con tu toque artístico personal, o aspiras a hacerte fotógrafo profesional, es imprescindible que sigas estas pautas.

Modos creativos

PASM

Es muy importante que puedas ajustar de forma precisa las características técnicas de la cámara: la apertura del diafragma, la velocidad de obturación, la sensibilidad ISO, el balance de blancos, etc… No entraré en más detalles por el momento, pero estos parámetros son importantes para conseguir buenas fotos y efectos que te ayuden a expresarte mejor a través de la fotografía.

(Tampoco voy a desarrollar aquí estos términos, que debes conocer sí o sí, así que para más detalles, haz clic en los enlaces de cada artículo 😉 )

El criterio más importante es que tu cámara te permita acceder a los modos creativos, es decir, a los modos Programa, Prioridad de apertura del diafragma, Prioridad de velocidad de obturación y Manual. Son realmente muy importantes para tener el máximo control sobre tus fotos. La mayoría de cámaras los incluyen, aunque es mejor que prestes atención a las compactas más baratas.

A medida que la utilices, verás que es mucho más cómodo tener una rueda específica que permita cambiar el modo fácilmente. En mi caso personal, este es un criterio esencial para comprar una cámara: si no hay rueda, no la compro.

No obstante, ten en cuenta que en algunas cámaras se accede a estos modos a través de los menús, incluidos algunos modelos híbridas. A mí me molesta mucho, peo es algo personal 😀

Formato RAW

Si eres un lector asiduo del blog, seguro que sabes lo importante que es para mí el uso del formato RAW. Este formato es realmente muy importante al aportar gran flexibilidad en la fase de retoque, y asegurar una imagen final de gran calidad. Por tanto, es un criterio imprescindible para comprar una cámara de verdad.

Si te decantas por una híbrida o por una réflex, fíjate en que tenga RAW, algo que echarás de menos en las bridges y compactas: asegúrate de que ofrezca estas prestaciones si optas por este tipo de cámaras.

Tamaño del sensor

Estos dos criterios que he comentado son fundamentales e innegociables, especialmente porque son sencillos de cumplir, incluso si tu presupuesto es ajustado.

Pero hay un criterio que es realmente importante por varias razones:

  • la calidad de las imágenes
  • la versatilidad de la cámara
  • tus posibilidades en términos creativos

Si has leído bien la primera parte, ya lo debes ver venir: hablo del tamaño del sensor. Ten en cuenta que hablo del tamaño físico del sensor, no del número de megapíxeles (que siempre será suficiente). Si quieres más detalles sobre eso, te remito a mi artículo sobre el tema, pero a modo de resumen, un sensor grande te permitirá hacer muchas más cosas:

  • Reducir mucho la profundidad de campo, es decir, un desenfoque del fondo bastante pronunciado y realmente estético. Esto no te obliga a hacerlo en todas las fotos, ¡ojo!, solo es una opción. Un efecto que buscan muchos fotógrafos, especialmente para hacer retratos, pero que también puede utilizarse de forma creativa en cualquier situación. Si no tiene un sensor grande, ni pienses en comprarla.
  • Efecto boomerang: un mejor rendimiento con poca iluminación. Con un sensor más grande se genera menos ruido y, por tanto, imágenes de mayor calidad en condiciones de falta de luz, es decir, en condiciones reales y habituales.
    Una excepción, no obstante: si comparas un sensor pequeño de hoy en día con un sensor grande de hace 6 años, es posible que el más moderno sea mejor. Pero si está fabricado en la misma época, ¡el más grande supera al pequeño sin despeinarse!
  • Igualmente, un sensor grande es más dinámico que uno pequeño. Este es un criterio del que casi nunca se habla en las comparativas, pero que es realmente muy importante: un alto dinamismo te permitirá tener mayor control en situaciones de altos contrastes , como por ejemplo con un cielo muy soleado y claro en una tarde de verano. Pero ojo, los milagros no existen, ¡y menos si quieres sacar una foto con el sol de cara! Aunque notarás la diferencia entre, por ejemplo, una compacta y una réflex.

Entonces, mi gran consejo de compra es que te orientes hacia una cámara con un gran sensor, si tu presupuesto te lo permite, claro. Siempre será mejor, excepto si lo que quieres realmente es poder guardarla en el bolsillo (y aún así, las híbridas cada vez son más pequeñas).

¿Qué es un sensor grande?

Te estarás preguntando: “¿a qué llamas sensor grande exactamente?“. ¡Buena pregunta! Para mí, un sensor grande es, de mayor a menor, en este orden:

  • un Full Frame (formato completo)
  • un APS-C
  • un micro 4/3

tamanos-sensores

Algo más pequeño que eso es, en mi opinión, demasiado pequeño, al menos como para diferenciarse de las cámaras bridge o de las compactas, que en su inmensa mayoría cuentan con sensores realmente ridículos, excepto en algunos modelos salidos recientemente y en otros que ya se escapan de presupuesto, como es el caso de la Sony RX1.

En pocas palabras:

  • Todas las réflex, incluso las más básicas, cuentan con un sensor grande. La mayoría con un APS-C, y las más grandes con un Full Frame.
  • En el caso de las híbridas, algunas tienen un sensor APS-C, es decir, del mismo tamaño que la mayoría de réflex. Así ocurre con las Sony NEX, las Samsung NX, la EOS M, y con muchas otras cámaras sin objetivo intercambiable, como es el caso de las Fuji.
    Inconveniente: por razones técnicas, los objetivos siguen siendo bastante grandes, lejos de caber en el bolsillo.
  • Otras cámaras híbridas cuentan con un sensor micro 4/3, un poco más pequeño, pero que ofrece excelentes posibilidades. Estoy pensando en las Panasonic G y en las Olympus PEN. Han tenido una buena idea: sentarse en la misma mesa y ponerse de acuerdo en un mismo estándar. La gran ventaja para ti es que los objetivos micro 4/3 de ambas marcas son compatibles con las cámaras micro 4/3 de ambas marcas, por lo que tendrás a tu alcance muchos más objetivos diferentes.
    Este sensor un poco más pequeño tiene la ventaja de que los objetivos también lo son, especialmente los que llamamos “pancakes”, por eso, el equipo en su conjunto es mucho más compacto.
  • Finalmente, hay otros COI que cuentan con sensores demasiado pequeños como para tener algún interés en comparación a las cámaras compactas, que además ocupan menos gracias a que el objetivo es retráctil. Es el caso, por ejemplo, de la Nikon 1 o de las Pentax Q.

En este momento ya deberías haber comprendido los criterios generales más importantes para elegir tu cámara de fotos. Creo que ya estás listo para descartar unas cuantas opciones con solo hacer una búsqueda en Internet: es muy sencillo, solo tienes que teclear “[nombre de la cámara] tamaño del sensor” en Google para averiguar cuál es el tamaño (no soy tu madre, así que no lo voy a hacer por ti 😉 ).

Pero todavía no te has decidido completamente, igual que explicaba Lauriane en su email.

Cómo elegir el modelo de tu cámara: método paso a paso

Ahora que conoces todos los pormenores, verás que todo se vuelve mucho más sencillo, casi automático. Dado que ya tenemos en mente nuestros criterios principales, a partir de ahora seguiremos una comparativa online. Te aconsejo la de DeCámaras, que está muy bien 😀

Antes de nada, me veo obligado a subrayar algo muy importante: no sirve de nada darle demasiadas vueltas a la cabeza. 2 cámaras de marcas diversas pero de gama equivalente normalmente son igual de buenas, y en el momento de sacar fotos no encontrarás grandes diferencias. Lo que quiero decir con esto, es que todas las compactas de 200€, ya sean de una u otra marca, en general son muy parecidas. Ocurre lo mismo si por ejemplo dudas entre 2 modelos básicos de réflex Canon o Nikon. Volveré a esto más adelante, pero me parece importante precisarlo ahora.

Presupuesto

  • Por debajo de de 150-200€: elige una buena compacta, una cámara digital muy bien valorada. Sin necesidad de preocupaciones.
  • Alrededor de 300€ (incluso 400€ si estás dispuesto a vender un riñón): piensa en acudir al mercado de segunda mano. Puedes encontrar cámaras réflex (también híbridas) con 2 o 3 años de antigüedad, que funcionen a la perfección y que serán más que suficientes para comenzar. Seguro que estarás mucho más contento que con una bridge o una compacta completamente nueva. No te dejes enredar por cosas del tipo Wi-Fi, GPS y compañía: sinceramente, esto no es necesario.
  • Más de 400-500€: elige una réflexo una híbrida. Incluso si se trata de un modelo básico, la vas a disfrutar infinitamente más.

¿Híbrida o réflex?

Es LA pregunta que más me hacen a día de hoy. No cabe duda de que muchas cámaras híbridas tienen una calidad equivalente a las réflex. Ahora bien, su tamaño reducido siempre será una gran ventaja (volumen, peso, desplazamientos y viajes, discreción, etc.). Entonces, ¿en qué situaciones sigue conviniendo elegir una réflex? Como siempre, depende de tus necesidades y del uso que le vayas a dar.

En mi opinión, una réflex es imprescindible en estas situaciones:

  • Fotografía de animales: necesitarás un teleobjetivo de largo alcanceque esté bien equilibrado con el cuerpo de la cámara, algo que las híbridas no permiten.
  • Fotografía deportiva: de momento, las réflex todavía son mejores en términos de rapidez, lo cual es imprescindible en esta disciplina. Una diferencia que, se prevé, será reducida a cero en los próximos años, aunque no todavía en 2014.
  • Fotografía de espectáculos(conciertos, etc.): la manejabilidad, la ergonomía y la rapidez que ofrecen las réflex son, para mí, imprescindibles en esta disciplina. ¡Aunque las híbridas de gama alta empiezan a ser dignos rivales!
  • En menor medida, la macrofotografía: suele haber poca variedad de objetivos macro para cámaras híbridas, por lo que es importante que averigües si está disponible el que necesitas antes de comprar la cámara.

¡Y esto es todo! Para el resto (paisajes, retratos, vida cotidiana, arquitectura, foto callejera, viajes, etc.), no apreciarás grandes diferencias de rendimiento entre una híbrida y una réflex. Especialmente si el sensor tiene el mismo tamaño.

Así que, realmente dependerá de tus preferencias personales: unos darán prioridad a la cuestión del tamaño reducido para poder llevar la cámara a todas partes, mientras que otros preferirán un cuerpo más grande que la haga más manejable. ¡En este punto, te toca a ti decidir!

¿Cómo elegir entre las 2 o 3 finalistas?

A estas alturas, aunque todavía no tengas clara la decisión, lo normal es que haya 2 o 3 cámaras que te tienten: ya debes haber elegido algunas cámaras en base a los 3 criterios fundamentales citados al principio, después lo habrás filtrado conforme a tu presupuesto, y probablemente hayas decidido si quieres una híbrida o una réflex. Y todavía te quedan 2 híbridas o 3 réflex por el mismo precio, mientras te fijas en la puntuación que le dan las páginas que hacen comparativas. Pero no tienes la menor idea de cuáles son las diferencias entre ellas, a pesar de haber leído un sinfín de comparativas.

¡Afortunadamente hay algunas! Tal y como decía más arriba, si son de la misma gama, no hay demasiadas diferencias entre las diversas marcas. Una Olympus PEN y una Panasonic GF, ambas de la misma generación, son bastante similares. Ocurre lo mismo con las réflex Canon y Nikon de gama equivalente.

Así que, ante la pregunta: “¿es la Nikon Tal mejor que la Canon Cual?“, ¡lo cierto es que no hay respuesta! 😉

Llegados a este punto, mi mejor consejo es que una vez en la tienda la tengas en la mano: simplemente fíjate con cuál te sientes más cómodo y suelto. Toquetea la cámara, buscar los diversos botones de ajustes, comprueba que los menús sean intuitivos , en fin, fíjate si “te llevas bien con ella”. En realidad, es parecido a cuando estás buscando un apartamento: hay flechazo o no lo hay. Puede parecer una conclusión vaga, pero realmente es muy muy importante que tu mano se adapte a la cámara de forma intuitiva, eso facilitará el enfoque de la imagen y te permitirá disfrutar más de la fotografía.

De la misma forma, esta toma de contacto te permitirá prestar atención a algunos detalles que quizás hayas pasado por alto en las pruebas iniciales, pero que son muy importantes para ti:

  • que haya un visor
  • una pantalla desplegable

Se trata de criterios realmente muy personales, en mi caso no creo que el tema de la pantalla desplegable sea demasiado importante, pero tienes derecho a tenerlo en cuenta 😉

¿Con qué objetivo empiezo?

La elección del objetivo también es un tema muy amplio, que no puedo tratar en profundidad aquí, ya que este artículo está siendo muy extenso. Si estás interesado, he escrito un artículo sobre el tema, y un e-book completo, así como su adaptación en formato papel editado por Eyrolles 😉

Por eso aquí me voy a centrar solamente en la elección del objetivo para comenzar. Si tu presupuesto es limitado, puedes conformarte con el objetivo del kit que viene con la cámara nueva, ya que es prácticamente gratuito (ten en cuenta que el kit es solo un poco más caro que la cámara sola). Si bien sus posibilidades suelen ser limitadas, no es el fin del mundo, ya que te permitirá probar un montón de cosas. Por ejemplo, he sacado esta foto con un 18-55 mm simplemente:

IMG_3323_raw_500px

En cuanto tengas algo de dinero extra, te aconsejo comprar un objetivo con la misma distancia focal (12-50 mm con sensor micro 4/3, 17-50 mm con sensor APS-C), pero con una apertura máxima más elevada, digamos f/2,8. Piensa en buscar terceras marcas del tipo Tamron y Sigma, que ofrecen buenas alternativas a precios más económicos.

Si eliges este tipo de objetivos evitarás muchos bloqueos por los que pasan el 99% de los principiantes, e incluso conseguirás sacar fotos con el fondo desenfocado o fotos nítidas con poca iluminación.

¿Cuándo y por qué cambiar tu cámara de fotos?

He escrito este artículo pensando en aquellos que quieren comprar su primera cámara de fotos “de verdad”, pero me veo obligado a escribir unas líneas para ayudar a quien ya tiene una y está pensando en cambiarla. Si es tu caso, te conviene hacerte las preguntas adecuadas y razonar en base a tus necesidades y a las limitaciones de tu equipo actual. No basta simplemente con querer comprar un modelo de última generación, hace falta una buena razón para cambiar de equipo fotográfico (si no es preferible que guardes el dinero y te compres una guitarra, un buen vino o un buen coche :D)

Lo importante es que comprendas cuáles son los límites que te impone tu equipo actual. En muchos casos, un objetivo adecuado a tus necesidades puede solucionar el problema por sí solo. Primero te aconsejo prestar atención a este aspecto, ya que el objetivo te durará más tiempo, y mejorará la calidad de la imagen mucho más que una cámara de última generación.

Si estás obligado a cambiar el cuerpo (la cámara), debes saber el por qué: mejor auto-enfoque, mayor sensibilidad ISO, velocidad de la ráfaga, etc.

Eso es todo, espero que este (largo) artículo te ayude en la elección de tu cámara de fotos. Comparte con amigos tuyos que se hagan la misma pregunta. ¡Recuerda que estos consejos tendrán validez incluso dentro de 1 o 2 años! 😀

Recherches utilisées :

cámaras hibridas, camaras de fotos hibridas, camara reflex o hibrida, diferencia entre camara hibrida y reflex, reflex o hibrida, diferenciA entre camaras de fotografía, camara hibrida o reflex, comparar cámaras de fotos


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?