Los secretos del autofocus

23 diciembre 2014

Lo utilizas todo el tiempo: cada vez que presionas el disparador a la mitad tu cámara enfoca ella sola sin que tú tengas que hacer nada. De acuerdo, ¿pero realmente conoces todos los entresijos del autofocus? ¡No pondría la mano en el fuego! ¡Veamos juntos cómo funciona y cómo sacarle el máximo partido!

Los puntos de enfoque

Si ya has leído el artículo sobre los modos de medición de luz, quizá recuerdes este esquema que ilustra lo que se ve al mirar por el visor (un cierto número de puntos de enfoque):

schema-collimateurs

Los puntos de enfoque son esos cuadrados y rectángulos con un punto en medio que se encienden en el momento del enfoque. En realidad estos objetos son una forma de representar los sensores electrónicos que hacen el autofocus, y por lo tanto son la base del sistema de enfoque automático de tu cámara de fotos. Intentaré no aburrirte con detalles técnicos inútiles y me centraré en explicar dos características principales que son esenciales y que debes saber acerca de estos puntos.

Los 3 tipos de puntos de enfoque

Es probable que no te hayas fijado, pero por lo general el punto de enfoque central es cuadrado, y los puntos de enfoque periféricos suelen ser rectángulos, algunos verticales y otros horizontales. Y esto es importante por todo lo que implica.

El punto de enfoque central de hecho representa un sensor en forma de cruz que puede enfocar de forma automática sea cual sea la orientación del sujeto u objeto que tengas enfrente. Por su lado, los puntos de enfoque rectangulares solo pueden enfocar a sujetos u objetos cuya orientación sea perpendicular a la orientación del propio rectángulo. ¿Todo esto te suena a chino? 😀 Tranquilo, abordemos cada ejemplo por separado para entenderlo mejor:

  • Un punto de enfoque rectangular orientado en vertical podrá enfocar fácilmente un objeto o sujeto horizontal, pero lo tendrá más difícil (o no podrá hacerlo) con un objeto o sujeto orientado en vertical.
  • Al revés, un punto de enfoque rectangular orientado en horizontal podrá enfocar un objeto o sujeto vertical, pero lo tendrá más difícil con un sujeto u objeto orientado en horizontal.
  • Por último, un punto de enfoque cuadrado(de tipo cruz) es una especie de combinación entre ambos (un híbrido), e independientemente de la orientación del objeto o sujeto podrá enfocar correctamente con facilidad.

Para acabar de entenderlo prueba a enfocar por ejemplo todos los bordes de la pantalla de tu ordenador utilizando los diferentes puntos de enfoque: comprobarás que los rectángulos orientados en vertical solo consiguen enfocar bien los bordes superior e inferior de la pantalla, y viceversa.

Porque… una imagen siempre vale más que mil palabras 😉

He aquí el por qué del alto rendimiento de los sistemas de enfoque automático en cámaras réflex de alta gama: la mayoría (o todos) de los sensores son de tipo cruz, por tanto, puntos de enfoque cuadrados que pueden enfocar sin problemas independientemente de la orientación del sujeto o el objeto a fotografiar. Y eso sin mencionar que disponen de más sensores de enfoque, lo cual es una ayuda extra 😀

El tamaño del sensor de enfoque

Me parece útil aclararlo, porque te puede jugar una mala pasada: normalmente el sensor de enfoque es más grande que el punto mostrado en el visor. Eso quiere decir que el enfoque no se realiza exactamente en el punto que ves parpadear, sino en algún lugar del cuadrado/rectángulo o incluso un poco más allá. ¿Qué problemas puede conllevar esto?

Pues bien, cuando trabajes con profundidades de campo reducidas, si el enfoque no se efectúa en el lugar exacto que tú deseas, el punto focal puede moverse. Y eso no es nada bueno, ¿no te parece? 😉 Especialmente porque el enfoque automático tiende a elegir las zonas más contrastadas para hacer el enfoque. Por tanto, es posible que se enfoque una zona contrastada cercana al lugar exacto donde tú querías enfocar.

Esta foto me encanta, pero al mirarla en detalle se ve un pequeño defecto relacionado con el enfoque que me fastidia mucho….

Esto es lo que me pasó hace poco con esta foto de retrato: te juro que enfoqué el ojo, pero el autofocus decidió enfocar la mecha de pelo más cercana. Y este fue el resultado: ¡el ojo quedó desenfocado, aunque el hecho de que estaba trabajando a f/1.8 también tiene algo que ver!

Reencuadre de la imagen al 50%: como ves, el pelo sale nítido pero el ojo queda levemente desenfocado.

Reencuadre de la imagen al 50%: como ves, el pelo sale nítido pero el ojo queda levemente desenfocado.

En este tipo de situaciones, puede llegar a ser útil trabajar con el enfoque manual, ¡aunque para ello debes percibir la nitidez en el visor de forma precisa, algo que no siempre es tan evidente!

Los modos de autofocus

El segundo elemento fundamental de este sistema: el modo de enfoque automático. Efectivamente, la cámara permite enfocar de diversas formas, y eso puede ser determinante y cambiar mucho el resultado final de tus fotos.

Modo One Shot / AF-S

Llamado One Shot en las cámaras Canon y AF-S en las Nikon, este modo es el más simple, el que todo el mundo conoce, ya que es el que viene definido por defecto en la cámara. Se utiliza de la forma siguiente:

  • Presiona el disparador a la mitad: el enfoque se realiza de forma automática. Verás que el o los puntos de enfoque parpadean y que se emite un pitido para confirmar que el autoenfoque se ha hecho.
  • Mientras mantengas el disparador presionado a la mitad, el enfoque no se modificará, independientemente de que tú te muevas o de que lo haga el objeto/sujeto a fotografiar.
  • Cuando presiones completamente el disparador, se fijará la fotografía con este enfoque.

Este modo es ideal para elementos que estén quietos o prácticamente inmóviles. Es sencillo e intuitivo, por lo general lo primero que aprendemos a controlar en nuestra cámara.

Modo AI Servo / AF-C

Este modo es un poco más difícil de entender, pero en muchas situaciones puede resultar indispensable. En este caso el enfoque automático no se detiene nunca. La cámara se encarga de enfocar de forma constante el sujeto u objeto a fotografiar conforme a sus movimientos. Dicho de otra manera, en ningún momento tendrás una confirmación visual (el punto que parpadea) o auditiva (el pitido) del enfoque, dado que se lleva a cabo de forma continua. Al disparar se toma la foto en base al último enfoque realizado.

Este modo es imprescindible si quieres fotografiar sujetos u objetos en movimiento, en especial con profundidades de campo reducidas o cuando el mínimo desplazamiento de los mismos pueda provocar desenfoque de movimiento. Con este modo podrás fotografiar, por ejemplo, a tu perro mientras corre hacia ti.

Otro caso en el que su uso es muy útil es en las fotos de conciertos: supongamos que quieres sacar una foto a un guitarrista de un grupo de rock, el cual se mueve en el escenario de un bar o en una sala de conciertos. Este modo sirve para resolver varios problemas:

  • Si el sujeto o el objeto se mueven mucho, el enfoque en modo One Shot funcionará mal debido a los movimientos.
  • Si hay poca luz: en estas condiciones de por sí ya es difícil enfocar, por lo que volver a hacer el One Shot en cada movimiento sería bastante complicado.
  • Si se dispara con gran apertura (para compensar la falta de luz) y cerca del sujeto u objeto a fotografiar: la profundidad de campo es reducida, por lo que realmente no es necesario que el sujeto o el objeto se haya movido tras el momento del enfoque.

Los otros modos

Existe un modo intermedio, el AI Focus / AF-A, que se comporta igual que el modo One Shot excepto cuando la cámara detecta un movimiento del sujeto o el objeto a fotografiar. Si el sujeto u objeto se mueve, siempre será mejor utilizar el modo anterior, dado que el modo AI Focus / AF-A tardará más en detectarlo. Algunas cámaras de alta gama disponen de modos más avanzados sobre los que no hablaré aquí, pero que sin duda estarán descritos en el manual de dichas cámaras 😉 (¡el cual debes leer!)

Dominar y sacar el máximo partido al enfoque automático

(…o cómo unir las piezas del rompecabezas)

No utilices la selección automática del punto de enfoque

No olvides que dejar en manos de la cámara la decisión de cómo hacer el enfoque, supone renunciar a la elección de un parámetro muy importante. El fragmento de imagen que va a quedar más nítido es importante, ¿no te parece? 😀

En definitiva, elije el punto a utilizar para realizar el enfoque de forma manual.

Utiliza el dial de selección para elegir el punto de enfoque

Para seleccionar el punto de enfoque puedes presionar el botón correspondiente y navegar por los diversos puntos hasta llegar al que desees. No obstante, esto solo es válido cuando dispongas de tiempo, ya que cuando tengas el ojo en el visor vas a necesitar un método más rápido. Basta con presionar este mismo botón y utilizar el dial: verás cómo se iluminan los puntos de enfoque a medida que seleccionas uno u otro. ¡Es muy práctico cuando te ves obligado a cambiar de punto con rapidez!

La técnica de enfoque / reencuadre

Si el sujeto u objeto que vas a fotografiar no está situado en uno de los puntos de enfoque, estarás obligado a utilizar esta técnica. Para ello tendrás que emplear el modo One Shot / AF-S que he descrito anteriormente. Simplemente se trata de:

  • enfocar el objeto o sujeto
  • fijar el enfoque manteniendo el dedo presionado a la mitad en el disparador
  • reencuadrar la imagen tal y como quieras antes del disparo

Es mejor que utilices el punto de enfoque central, ya que resulta más preciso para poner en práctica esta técnica. Cuidado: el enfoque se puede arruinar si con profundidades de campo reducidas la cámara se mueve en el intervalo de tiempo que va desde el enfoque hasta el disparo. En este caso es mejor enfocar con un punto de enfoque más cercano al punto focal, es decir, utilizar el enfoque manual.

¡Esto es todo, espero y deseo que este artículo te ayude a entender mejor y a dominar el autofocus de tu cámara de forma que consigas imágenes con un enfoque correcto y lo más nítidas posible! No dudes en publicar un comentario si tienes alguna pregunta. Y aquellos que todavía no se hayan suscrito a la newsletter… ¡ojo están en el punto de mira (enfoque)! (Es una broma, JA JA JA 😀 )

Recherches utilisées :

los secretos del autofoco, ¿Cómo enfocar? conoce la mejor forma• El punto de enfoque qué es para que sirve y como puedes configurarlo para tus fotos• Cómo enfocar sujetos inmóviles y en movimiento• Cómo enfocar a mano, cuidado con el autofocus, enfoque one shot, enfoque tipo cruz, los secretos del enfoque, que son los sensores tipo cruz, secretoos autofocus nikon


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?