Los proyectos 365

18 junio 2015

Seguramente ya hayas escuchado hablar de ello: los proyectos 365 consisten sencillamente en sacar una foto por día durante un año, y resultan muy interesantes por diversos motivos. Veamos por qué en este artículo de un invitado.

Sí, hoy recibimos a Quentin Louërat, que me propuso escribir este artículo sobre los proyectos 365. ¡Sin más preámbulos, le doy la palabra!

 

¿Eres un apasionado de la fotografía y quieres seguir progresando? Si has entrado en “Curso de Fotografía” doy por hecho que sí.

Por tanto, si te gustan los grandes retos, o más bien las carreras tipo maratón, ¿por qué no intentar sacar adelante un proyecto 365?

Mmmm… ¿Lo qué?

En pocas palabras, durante 365 días seguidos, es decir, un año entero, debes sacar una buena foto por día, publicarla y compartirla ese mismo día.

¿Pero qué sentido tiene complicarse la vida con este proyecto?

Muy buena pregunta, te agradezco haberla hecho.

Se podría comenzar diciendo que el hecho de despertarse cada día con el objetivo de hacer una foto es sencillamente un método excelente para mirar con otros ojos el mundo que nos rodea. También es muy útil para entrenarte y dominar la fotografía, tu sentido crítico, tu creatividad. Pero sobre todo, tarde o temprano, te obligará a salir de tu zona de confort y, por tanto a experimentar. En definitiva, desarrollarás todas tus cualidades como fotógrafo.

Los pre-requisitos del proyecto

La buena noticia es que básicamente solo se necesitan dos cosas: inspiración y voluntad.

¿Una prolongación del ojo y las manos?

En lo que se refiere al material, lo cierto es que cualquier cámara puede servir, lo importante es que la tengas contigo. Si quieres conseguir formatos para publicar en la web, 1 Megapíxel será más que suficiente. Sin duda el material fotográfico (cámara, objetivos…) pesa bastante, pero tendrás mucha más flexibilidad en el momento de hacer las fotos. Dedicar algo de tiempo, una media hora por día, bastará para seleccionar y revelar tu foto del día. Con el paso del tiempo, este proceso de selección y retoque será cada vez más rápido.

¿Lo ves? Aquí tienes otra razón para comenzar este proyecto.

Establece una línea a seguir

¡Ya lo hemos dicho antes, si pruebas a hacer este proyecto es para progresar! Así que tienes que imponerte una línea directriz.

Vaya, así que tendré que hacer todo el tiempo el mismo tipo de fotos y no podré innovar nada. ¿No?

¡Ssshhh, basta! Al hablar de línea a seguir, significa que debemos tener una rutina diaria, cotidiana. Intenta atrapar al vuelo el menor instante, no dejes para más tarde una foto que puedas hacer ahora. En lo que se refiere al revelado, te recomiendo hacerlo lo más rápido posible, después elegir un formato de salida, y comprimir la imagen (con otro nombre) para enviarla por Internet.

Yo personalmente salgo con mi objetivo favorito montado en mi réflex.

Sé discreto, rápido y eficaz, ahorra batería y espacio en las tarjetas de memoria si estás viajando.

Intenta publicar el mismo día, eso supone un desafío extra, y también motivará a tus seguidores.

Piensa en explorar diversos universos. Además de una línea directriz, es bueno elegir temáticas diferentes o un hilo conductor. Se puede fotografiar un mismo tema un día concreto de la semana durante un año y publicar una foto a la semana, o incluso crear temas nuevos cada mes o cada semana.

Lo importante es no abordar todos los temas posibles al mismo tiempo.

En mi caso, intento fijarme un tema por semana (emociones y sentimientos, objetos cotidianos, un objeto por una persona, etc.), pero reservar el último día de la semana para una temática anual: los agujeros.

Es cosa tuya encontrar tu propio ritmo y ser recurrente. Sé exigente contigo mismo, aunque no en exceso, y verás como aumenta tu creatividad y consigues superar todos los obstáculos: ¡los tímidos que se limiten a hacer retratos y a retratar escenas de la calle! Los naturalistas que se lancen a la foto experimental. Las posibilidades son infinitas (o casi).

Toma nota de lo que vas haciendo

Página en blanco

Es importante que no pierdas de vista el tema de cada foto, toma nota de la idea para evitar repetirte, para recordar lo que querías transmitir, y si disparas en RAW, anota las instrucciones para el revelado en algún lugar. Haz lo mismo con los temas que se te vayan ocurriendo. Para evitar perderlo todo por culpa de una mala manipulación, guarda tus fotos (en bruto, reveladas a tamaño completo) en diversos soportes.

Piensa en el alojamiento web

Esta fase depende de tus aptitudes y también de tu presupuesto. Dependiendo de tus conocimientos informáticos, podrás crear un fotoblog con más o menos dificultades para tu proyecto 365.

Te recomiendo WordPress y el plugin YAPB (otro fotoblog). Ambos son gratuitos y se pueden descargar e instalar fácilmente en el mismo sitio web.

(Nota de Laurent : ¡yo utilizo WordPress para el blog, y te lo recomiendo muchísimo! 😉 )

La ventaja de WordPress es su gran modularidad y que existe una gran comunidad de usuarios dispuestos a ayudarte, así como el hecho para nada despreciable de que viene listo para usarlo sin tener que configurar nada.

Si quieres tener un nombre de dominio (como http://www.mi-super-fotoblog.com/) y un espacio de almacenamiento importante (son aconsejables de 1 a 5 GB como mínimo), prepárate para pagar entre 30 y 60 € al año. Otra alternativa es alojar el blog en otra plataforma distinta. WordPress ofrece soluciones para re-alojar el nombre de dominio en “http://www.mi-super-fotoblog.wordpress.com/”. Pero ojo, el nombre de dominio se debe seguir pagando (aunque en su conjunto no es demasiado caro).

Y finalmente, aquellos que no quieran gastarse ni un céntimo pueden utilizar una cuenta FlickR creando un álbum para el proyecto 365.

Yo he solucionado este problema comprando mis nombres de dominio y alquilando 5 GB de almacenamiento (40€/año), y al mismo tiempo voy subiendo las fotos a un álbum de FlickR.

Después solo tienes que comenzar

Evasión (haz clic en la imagen para verla en FlickR)

Quizás en algún momento del artículo te hayas dicho: “Vaya, tengo que probarlo”. (En este caso, misión cumplida.) Así que comienza mañana mismo, de lo contrario siempre encontrarás una razón para aplazarlo.

¿A qué estás esperando? ¡Anímate y comparte tus enlaces e impresiones!

(Nota de Laurent: sé de algunos que ya se han lanzado a afrontar este desafío. No dudes en usar los comentarios para publicar enlaces hacia tus proyectos 365, o incluso a tus proyectos 52, o para discutir las dificultades que te hayan surgido, las soluciones que has encontrado para renovar la creatividad cada día, etc. )

Recherches utilisées :

fotografia 365, proyectos 365, 365 dias de fotografia, 365 consejos de fotografía pdf descargar gratis, 365 fotoproyecto, fotografia proyecto 365, proyectos de fotografia 365


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

4 comentarios

  • gracias por el articulo estoy entusiasmada con la idea espero ser capaz de terminarlo

    16 septiembre 2016
    • ¡Mucho ánimo! Ese tipo de proyectos no son fáciles, no por la calidad de las fotos sino por la continuidad que hace falta darle. A por esas 365 fotos…

      26 septiembre 2016
  • Excelente artículo yo ando en esas

    16 noviembre 2016
    • Qué bien Brian, espero que nos cuentes cómo te va con el proyecto y comparas algunas fotos con nosotros.

      16 noviembre 2016

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?