[Libro] Retratos, Steve McCurry

22 diciembre 2015

Como ya debes saber, siempre que encuentro un libro relacionado con la fotografía que me gusta, te hablo de él. Y en este caso, a mí que tanto me gusta hacer fotos de retrato, este libro me ha tocado hondo. Además podrás (re)descubrir a un gran fotógrafo que, dicho sea de paso, aun está vivo.

Dicho fotógrafo se llama Steve McCurry. Aunque su nombre no te diga nada, seguro que conoces su famosa imagen, esta que puedes ver a la izquierda y que fue sobriamente titulada como La niña afgana. Esta niña con una intensa mirada se llama Sharbat Gula y fue fotografiada en 1984 por Steve McCurry. Una imagen absolutamente extraordinaria, de esas que pasan a la historia como iconos, sobre todo tras su publicación en un número de National Geographic (nada más y nada menos). Estas fotos son una rareza, tienen un valor incalculable y dejarán huella en generaciones de fotógrafos. Se trata de una de esas imágenes que convierten a su autor en una leyenda, y que dejan a quien la mire boquiabierto. (Como anécdota, McCurry se reencontró con la chica 20 años más tarde e hizo un nuevo retrato).

Era una niña muy bonita, huérfana, y que vivía en unas condiciones realmente difíciles. Al verla, sentí la intensidad de su angustia, por supuesto, pero también la fuerza de su determinación y dignidad.

¿Quién es Steve McCurry?

La mayor parte de mis fotos son de personas. Lo que intento es transmitir la esencia de su personalidad, su figura en un paisaje más amplio, lo que podríamos llamar la condición humana.

SteveMcCurry es un fotógrafo de reportajes norteamericano, miembro de la célebre agencia Magnum desde 1986. Ya desde muy temprano se vio atraído por los viajes. De hecho, fue uno de los primeros en conseguir fotos de Afganistán poco antes de la invasión soviética del país. Parece obvio que a lo largo de su vida se ha expuesto a enormes peligros para conseguir esas fotos. A partir de ahí su carrera profesional se desarrolló principalmente en zonas de conflicto, donde se hizo con imágenes muy potentes, especialmente aquellas centradas en ilustrar las consecuencias y los dramas humanos derivados de estos conflictos. La mayor parte de su obra proviene del Sudeste Asiático, concretamente de Pakistán y la India.

Sobre todo hace retratos, a menudo de niños. Retratos centrados directamente en los ojos de las personas, sin concesiones, con un estilo absolutamente inimitable y con ese toque especial que imprime su película favorita, la famosa Kodachrome, a las fotos. Porque sí, McCurry siempre ha trabajado en analógico, y continúa haciéndolo.

Esta película fotográfica dejó de fabricarse en 2009 y Kodak le envió el último rollo a McCurry, quien les rindió el mejor de los homenajes sacando sus últimas fotos.

Si deseas saber más cosas sobre SteveMcCurry, puedes visitar su página oficial.

El libro

Luzón, Filipinas, 1986

Ya hacía algún tiempo que este libro encabezaba mi lista de cosas pendientes de leer. McCurry es uno de los fotógrafos que más admiración me inspira, y este libro era uno de los imprescindibles. Hace unos días lo vi en “Furet du nord“, una librería, con la célebre imagen en la tapa, y no pude ni quise contenerme. Desde entonces, no he dejado de dudar entre el “debería haberlo comprado antes” y el “este es el momento perfecto“. Más bien me inclino por la segunda solución, porque viajo a la India el mes que viene con la firme intención de conseguir buenas imágenes, como no podría ser de otra manera. Así que esto no es más que un regalo caído del cielo para mí 🙂

Evidentemente, no esperes encontrar trucos técnicos. Este libro está pensado para inspirarte, para hurgarte en el alma, para provocarte unas ganas irresistibles de salir a fotografiar. Y te puedo decir que en mi caso esto funcionó. Ahora soy un alma errante con cámara en mano en busca de caras interesantes 😛 Bromas aparte, este libro es un compendio de más de 200 retratos absolutamente sublimes. Cada persona se sentirá atraída por imágenes distintas, claramente, pero es muy posible que te quedes prendado en una página sin esperarlo para nada. Como me ocurrió a mí con esta imagen de 1986. Puedes imaginarte por qué.

Creo que cuando uno se dedica a fotografiar es realmente útil detenerse por un segundo, mirarlas con atención durante el tiempo que sea necesario. Este libro se tiene que degustar con calma, como el buen vino. No aspires a ver todas las fotos de una pasada, eso sería contraproducente. Contempla sólo algunas, de verdad, tómate tu tiempo y continúa al día siguiente. Saborea el libro.

Creo que de manera inconsciente siempre estoy al acecho de una mirada, de un gesto, de unos rasgos o una nostalgia capaz de resumir o desvelar una vida.

Es un libro precioso, lleno de imágenes magníficas, que de buen seguro te inspirará. Un regalo ideal (ahora que la Navidad está por llegar) para una persona cercana o para ti mismo 😉 No lo dudes ni un minuto. El hecho de ver una imagen que sea capaz de removerte algo por dentro tiene tanto o más valor como todos los trucos técnicos del mundo

Compra el libro en Amazon:

 

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

Recherches utilisées :

steve mccurry retratos, comprar libros steve mccurry la central, retratos en blanco y negro de steve mccurry, retratos mccurry


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?