La velocidad de obturación

4 diciembre 2014

Después del artículo general sobre la exposición y del siguiente relativo a la apertura del diafragma (el cual DEBES leer para comprender el presente artículo), hoy vamos a abordar la velocidad de obturación, otro “ángulo” de nuestro triángulo de la exposición. Un mal control de la velocidad de obturación puede arruinar tus fotos, y hacerte caer en la frustración si no eres capaz de entenderla. Descubramos juntos la teoría y la praxis entorno a este aspecto fundamental de la fotografía. Para ello, voy a seguir el modelo utilizado en el artículo sobre la apertura. ¡Sigue esta guía!

Recordemos rápidamente algunos puntos

La velocidad de obturación es el tiempo durante el que se abre el obturador en el momento del disparo, es decir, el tiempo que el sensor se expone a la luz. Si lo prefieres, sigue la metáfora de la ventana: el tiempo que abres la ventana para que entre luz.

En la cámara

Esta velocidad se mide en segundos, y frecuentemente en fracciones de segundos: 1/125s, 1/3200s, etc. Cuanto mayor sea la velocidad, menor será el tiempo de apertura de la ventana, y por tanto, menor será la cantidad de luz que entre. De esta forma, por poner un ejemplo, con 1/125s dejarás entrar más luz que con 1/32000s.

Igual que en el caso de la apertura, con cada posición de la rueda el tiempo se divide entre o multiplica por 2 (aproximadamente): 1/4000, 1/2000, 1/1000, 1/500, 1/250, 1/125, 1/60, 1/30, 1/15, 1/8, 1/4, 1/2, 1 segundo, etc., y así generalmente hasta 30 segundos.

Tal y como dije en el artículo sobre la apertura, si quieres conservar la misma exposición, puedes bajar un nivel la apertura y aumentar el tiempo de exposición (por tanto reducir la velocidad) también un nivel.

Si quieres más información sobre este tema de los niveles al girar la rueda, puedes leer mi artículo sobre la compensación de exposición 😉

Modificar la velocidad de obturación

Ocurre un poco lo mismo que con la apertura del diafragma.

En modo manual (M)

En este modo, al girar la rueda principal, se modifica directamente la velocidad de obturación. Sí, eso es todo. Así de simple, sin mayor complicación.

De nuevo, modificar esta velocidad influye en la exposición y es necesario compensarlo con la apertura o con la ISO. Por eso, te desaconsejo (una vez más 😉 ) utilizar este modo si todavía no has comprendido todos los pormenores de la exposición, o al menos de forma básica, es decir, ¡si no has leído el artículo sobre la sensibilidad ISO! 😀 )

En modo prioridad a la velocidad de obturación (Tv o S)

Voy a repetirlo por enésima vez: en este modo, tú debes ocuparte de regular la velocidad de obturación (veremos en qué casos más tarde). Tú solo ajustas la velocidad, y la cámara se encarga del resto, es decir, se ocupa de la apertura del diafragma y de la sensibilidad ISO (de nuevo, si dejas en modo automático la sensibilidad ISO).

El desenfoque de movimiento

Recuerda que en el artículo sobre la apertura (muy importante), hemos visto el fondo desenfocado (o “bokeh“, en japonés, para aquellos a los que les gusta la jerga especializada 😉 ). Normalmente, este desenfoque es voluntario, y en todo caso simplemente controlado a través de la apertura.

Aunque también existe otro tipo de desenfoque: el desenfoque de movimiento, que es provocado por los movimientos del fotógrafo. Este desenfoque generalmente no es deseable, e intentarás evitarlo.

¿Qué influye en este desenfoque y por qué hablo de él en este artículo sobre la velocidad de obturación?

De hecho, la velocidad de obturación ejerce una gran influencia sobre el desenfoque de movimiento (o sobre su ausencia) por diversas razones:

La estabilidad del fotógrafo: parece estúpido, pero si te pones a pata coja para imitar a un flamenco rosado, o si tienes 3 g/litro de alcohol en sangre (u otras substancias que pulvericen tus neuronas 😛 ), te vas a mover más, y por tanto, tu cámara también. Por otro lado, debes sostener la cámara de forma correcta, ¡y para ello te remito a mi artículo Consejos básicos!

¡Podría haber fotografiado a alguien con 3 g/litro de alcohol en sangre, pero hubiera comprometido su reputación!   (Foto de J.-R. Guillaumin, CC BY-ND)

¡Podría haber fotografiado a alguien con 3 g/litro de alcohol en sangre, pero hubiera comprometido su reputación! 😛 (Foto de J.-R. Guillaumin, CC BY-ND)

Dicho esto, aunque te mantengas en equilibrio con los dos pies en el suelo y lleves el mismo estilo de vida que un monje budista, es difícil evitar por completo esos micro-movimientos que provocan el desenfoque por movimiento. En general, con una velocidad por debajo de 1/60s, corres el riesgo de que haya desenfoque por movimiento si no prestas atención a ello.

Ojo: no es un valor absoluto, varía según las personas, su nerviosismo, etc. ¡Así que, no fumes, no bebas café, medita y haz yoga! 😛 (Estoy bromeando, pero de esta manera ganamos tranquilamente uno o dos niveles).

  • La distancia focal: cuanto más elevada sea la distancia focal (el zoom), tendrás más números para que se produzca un horrible desenfoque de movimiento en tus fotos. En este punto, recuerda una regla muy simple: para 50mm, la velocidad de obturación no debe ser más lenta de 1/50s, para 100mm, no debe ser más lenta de 1/100s, etc. (Para los usuarios más avanzados, es necesario precisar algo: en los sensores pequeños, la distancia focal debe ser multiplicada por aproximadamente 1,6 debido al factor de conversión)
  • La estabilidad o la falta de estabilidad del objetivo (o de la cámara): la mayoría de cámaras réflex modernas cuentan con estabilizadores que ayudan a compensar esos micro-movimientos. Las cámaras Sony, por ejemplo, los integran en el cuerpo, por lo que se activan independientemente del objetivo utilizado. En las Nikon y las Canon ocurre lo contrario, el estabilizador viene integrado en los objetivos, por lo que es necesario asegurarse de que lo incluye (por ejemplo, el 18-55 vendido con la Canon EOS 1000D no lo trae integrado). Este dispositivo permite ganar de 2 a 4 niveles en la velocidad de obturación (según el tipo de objetivo). Dicho de otra manera, puedes reducir 2 niveles los valores teóricos citados en los puntos anteriores. Pero solo en teoría, en la práctica no siempre es tan espectacular (notarás más el efecto al fotografiar con teleobjetivo, es decir, con distancias focales bastante elevadas).
  • El trípode: el uso de un trípode te permitirá estabilizar tu cámara lo suficiente si quieres fotografiar con una velocidad de obturación muy baja, por ejemplo 1s o más, sin sufrir desenfoque por movimiento (luego veremos la(s) razón(es)).

Para ampliar esta información, puedes leer el artículo 5 trucos para conseguir fotos más nítidas 😉

El desenfoque de objeto o sujeto

En el caso inverso, cuando consigues que tu cámara sea estable pero el objeto o sujeto a fotografiar (una persona, un animal, etc.) se mueve, es muy probable que la foto quede movida o desenfocada. Este desenfoque de objeto o de sujeto está influenciado por 2 factores:

  • la velocidad del movimiento del mismo: cuanto más rápido se mueva el objeto o el sujeto, más importante será el desenfoque, y al revés.
  • la velocidad de obturación: cuanto menor sea, mayor será el desenfoque, y al contrario.

Normalmente, la velocidad del sujeto o el objeto es algo que queda fuera de tu control, por lo que tú trabajo consistirá en ajustar la velocidad de obturación, siempre en base al tipo de foto que quieras conseguir. En definitiva, depende de si lo que deseas es congelar un objeto o un sujeto en movimiento, como ocurre con este piragüista en pleno descenso (foto tomada a 1/4000s), o si quieres crear un efecto de movimiento tal y como he hecho con este batería (foto tomada a 1/50s).

Kayakiste

Esta foto del piragüista en pleno esfuerzo se ha conseguido con una velocidad de obturación bastante alta: 1/4000s. Ten en cuenta que con esta velocidad de obturación, la cantidad de luz se ve reducida considerablemente, y que para conseguir una foto con buena iluminación, el fotógrafo se ha visto obligado a subir la apertura a 2.8 y la ISO a 800. (haz clic en la imagen para verla en FlickR)

A drummer

Con una velocidad de obturación de 1/50s, en esta foto se ha podido mantener la nitidez en su conjunto, pero creando a la vez un desenfoque localizado, con el que se ha conseguido captar el rápido movimiento de los brazos del batería durante la percusión.

Lo cierto es que en este ámbito es prácticamente imposible ofrecer casos típicos o dar consejos en función de cada situación. Por ejemplo, en fotografía deportiva, se puede priorizar un efecto de rapidez y a la vez congelar el movimiento (con una velocidad de obturación considerable), o crear un ligero desenfoque de sujeto (con una velocidad de obturación reducida). ¡La decisión queda en tus manos, y para ello, nada mejor que la práctica! Te dejo que te diviertas con la velocidad de obturación. Después te invito a leer el artículo sobre la sensibilidad ISO.

¡Como de costumbre, deja un comentario para dar tu opinión, hacerme preguntas o contradecirme! 😀

Recherches utilisées :

que velocidad de obturacion ocupar para congelar una persona caminando con reflex, velocidad de obturacion fotografia, curso de fotografia velocidad del obturador, velocodad obturacion canon, modificar velocidad de obturacion, obturacion 1/2000 en 30seg, obturacion niveles, obturación reducida


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?