La larga exposición

17 mayo 2016

De día, de noche, durante una puesta de sol, frente al mar, al borde de un lago o sin nada de agua, no importa, la larga exposición puede ser un interesante instrumento creativo para todo fotógrafo que quiera darle un plus a sus imágenes. Para empezar, el aspecto que da a la foto es más original (el ojo no hace largas exposiciones al ver), y muchas veces le da un aire de mayor profesionalidad.

Efectivamente, el interés de una larga exposición es desdibujar los elementos en movimiento. Cuanto más larga sea, más se desdibujarán los elementos, incluso los más pequeños. Por ejemplo, la superficie del agua tendrá un aspecto ensoñador y brumoso muy característico, y las nubes formarán estelas. De la misma forma, los sujetos que se muevan rápido terminarán por desdibujarse en la imagen final. Otro de los efectos secundarios es que de esta forma se maximiza la calidad de imagen final, algo que veremos más adelante.

También es interesante desde el punto de vista puramente técnico: si no dispones de luz suficiente, la única forma de sacar una foto bien expuesta será precisamente una larga exposición.

¡Un caso típico de larga exposición empleada para paliar la falta de luz! (Panasonic GX1 = 7-14 mm f/4, ISO 160, f/16, 20s)

En este artículo explicaré cómo hacer una larga exposición, con o sin filtro, y en situaciones más o menos complejas. En casi todo momento daré por hecho que deseas hacer una exposición lo más larga posible. Además, trabajaré con fotografías de paisaje (natural o urbano), ideales para comenzar a hacer largas exposiciones.

El material necesario

Para hacer largas exposiciones, necesitarás un trípode, ya que a mano alzada obviamente se producirá desenfoque de movimiento. También puedes apoyar la cámara sobre alguna cosa, pero generalmente eso te deja mucha menos libertad a la hora de encuadrar y hacer la composición. Ten cuidado de que el trípode sea lo bastante estable como para soportar el peso de la cámara y el objetivo.

También es muy recomendable contar con un disparador remoto. Uno sencillo de cable por entre 10 y 15 € puede bastar. Si no tienes uno, puedes usar el retardador de 10 segundos (¡no el de 2 segundos, sería insuficiente!), aunque de esta forma perderás un preciado tiempo cada vez que dispares. Es tu decisión, pero por el precio que tienen, sinceramente, no te prives. Además, sólo podrás utilizar el modo Bulb (B) y hacer largas exposiciones con un control remoto.

Según el momento del día en el que desees hacer las largas exposiciones, puede que también necesites filtros de densidad neutra. Te remito a mi artículo sobre los filtros para mayor profundidad, pero en pocas palabras, un filtro de densidad neutra reduce la cantidad de luz que capta el sensor, y eso te permitirá hacer largas exposiciones cuando haya demasiada luz, por ejemplo, al mediodía. En largas exposiciones, casi nunca utilizarás filtros de densidad neutra ND 2, 4 u 8, sino más bien ND 400, 800 o 1000. Vuelvo a esto más abajo.

¡El trío ganador!

El disparo

Dependiendo de si vas a fotografiar de día, durante la salida o la puesta de sol, o de noche, no emplearás exactamente el mismo método.

Efectivamente, incluso si se reduce la sensibilidad ISO al mínimo y se cierra el diafragma al máximo, a veces la cámara tendrá que limitarse a una exposición bastante corta, que puede oscilar de 1/100s a 1/10s. En cualquier caso, no producirá el efecto deseado.

¿Por qué? Porque a veces la luz será excesiva como para que la cámara pueda hacer una exposición verdaderamente larga sin que la imagen se sobreexponga por completo (a resumidas cuentas, quedará mucho más clara, es decir, blanca). Este será el caso a plena luz del día y también en los primeros minutos tras la puesta de sol, mientras que si fotografías de noche, no tendrás este problema.

Si la luz no permite un largo tiempo de exposición, necesitarás un filtro de densidad neutra. Para mayor claridad y sencillez, voy a separar el abordaje con y sin filtro, incluso si bien es cierto que tienen puntos en común. Empecemos por ahí.

Los puntos comunes

Ya dispares con o sin filtro, tendrás que hacer frente a una serie de imponderables de la fotografía de larga exposición. El principio es el mismo en ambos casos:

  • Colócate en el lugar desde el que quieras hacer la foto.
  • Coloca la cámara en un trípode (después del punto anterior, si no estarás caminando con el trípode abierto por todos lados 😉 ).
  • Si existe esta opción en tu cámara, activa la reducción de ruido de larga exposición (es un ruido que aparece en la foto cuando el sensor se calienta con una larga exposición, queda feo y es difícil de eliminar).
  • Encuadra con precisión la imagen. Presta atención a que el horizonte quede recto y a que no haya elementos molestos especialmente en los bordes (los errores más comunes de los principiantes). Si tu cámara lo permite, no dudes en elegir el formato más apropiado, que no siempre es 3/2 o 4/3, el que la cámara elige por defecto: el 16/9 también puede ser interesante.
  • ¡Asegúrate de que todas las tuerquecillas del trípode estén apretadas una vez hayas decidido el encuadre final!
  • En una réflex, activa el bloqueo de espejo para evitar las vibraciones durante el disparo (las híbridas no tienen espejo). También puede servir activar el visionado en la pantalla LCD.
  • Conecta el disparador remoto si tienes uno, o pasa al modo disparo con temporizador a 10 segundos.

Fotografiar sin filtro de densidad neutra

Te recuerdo que es imposible a pleno día, y difícil cuando la noche todavía no ha comenzado a caer.

  • Pasa a modo prioridad a la apertura (modo A o Av).
  • Elige la apertura mínima permitida por tu objetivo (a menudo f/22).
  • Reduce al mínimo la sensibilidad ISO permitida por tu cámara (a menudo ISO 100, a veces un poco más, y en cámaras de alta gama, ISO 50).

Panasonic GX1, 7-14 mm f/4, ISO 160, f/22, 25s.

¡Eso es todo, saca la foto!

Es necesario hacer, no obstante, dos aclaraciones:

  • Si la situación es justo después de la puesta de sol, la cámara utilizará un valor no demasiado alto, del tipo 0,5s o 1s. En este caso, tienes dos soluciones posibles: esperar a que baje la luz, o utilizar un filtro de densidad neutra (generalmente ND400 o más, aunque si ya requiere 5s de exposición, entonces opta por un ND8, que puede ofrecerte hasta 40 segundos, ¡lo cual no está nada mal!).
  • Si se reduce la apertura máxima esto provoca un fenómeno conocido como difracción. A grandes rasgos, disminuye la calidad de la imagen y los detalles pierden nitidez. Para evitarlo, es necesario cerrar un poco menos el diafragma (f/16 suele ser la apertura mínima tras la cual la difracción se hace visible, aunque también depende del objetivo montado).
    De todas formas, hay que relativizar un poco: la difracción no siempre es apreciable al visualizar la imagen a pantalla completa (por ejemplo en entorno web), sino que más bien se ve más en impresiones de gran formato. Obviamente eso también dependerá de la calidad del objetivo.
  • Si tienes una cámara tipo compacta o compacta avanzada, puede que no logres realizar exposiciones de 1 o 4 segundos, lo cual sería un gran limitante. Desgraciadamente no puedes hacer nada al respecto.

Para que te hagas una idea, aquí van 2 imágenes sacadas a f/16 y f/22 con el mismo objetivo:

ISO 160, f/22, 40s

ISO 160, f/22, 40s

ISO 160, f/16, 25s

ISO 160, f/16, 25s

No se nota diferencia alguna. Aquí haciendo zoom a 50% (a 100% no sirve para nada).

A la izquierda a f/16, a la derecha a f/22: se pierde detalle al cerrar el diafragma.

Además: verás que la larga exposición ofrece una ventaja técnica en términos de resolución final de la imagen, tal y como dije en la introducción. Efectivamente, si se reduce al mínimo la sensibilidad ISO, se minimiza el ruido y disminuye el dinamismo. Con un trípode y una elevada profundidad de campo, se maximiza la nitidez. El resultado final generalmente tendrá una muy buena calidad de imagen, al menos en lo que se refiere a la resolución. ¡Por añadidura, el uso de trípode te obliga a cuidar la composición de la imagen!

Fotografiar con filtro de densidad neutra

Si quieres usar un filtro, tienes que comenzar por los mismos pasos que sin filtro. No necesitas llegar a sacar la foto, pero fíjate al menos en el tiempo de exposición que propone la cámara.

También tendrás que hacer un pequeño cálculo según el filtro de densidad neutra que utilices. En primer lugar, dado que coexisten varias denominaciones, vamos a poner un poco de orden con este pequeño cuadro explicativo:

Factor de atenuación Densidad óptica Cantidad de luz transmitida
2 0.3 1/2 = 50%
4 0.6 1/4 = 25%
8 0.9 1/8 = 12,5%
400 2.6 1/400 = 0,25%
1000 3.0 1/1000 = 0,1%

Afortunadamente, lo más corriente es el factor de atenuación: un filtro ND400 divide la cantidad de luz entre 400, en relación a la óptica al desnudo. Es bastante intuitivo. Fíjate en que puedes superponer varios filtros para multiplicar el efecto: en el cálculo, sólo hay que multiplicar los valores. ¡Por ejemplo, un ND8 + un ND400 = un ND3200! No abuses, porque si no vas a tener que lidiar con bastante viñeteado.

El principio es sencillo:

  • Con los datos que elige la cámara en modo prioridad a la apertura, la exposición debería ser correcta (puedes sacar una foto de prueba para asegurarte).
  • Si se coloca delante un filtro ND400, la luz se dividirá entre 400.
  • Por tanto, para lograr la misma exposición, debemos multiplicar el tiempo de exposición por 400, así de sencillo.

Por ejemplo, pongamos por caso que ajustas el modo prioridad a la apertura a f/16, ISO 100, y que la cámara determina un tiempo de exposición de 1/100s

  • Con un filtro ND400, tendrás que hacer 1/100 x 400 = 4 segundos de exposición.
  • Con un filtro ND1000, tendrás que hacer 1/100 x 1000 = 10 segundos de exposición.

Tendrás que hacer este pequeño cálculo sobre el terreno, así que intenta llevar contigo una calculadora o un smartphone. También hay aplicaciones que hacen esta función (¡como la aplicación Photopills! 😉 ).

El típico resultado que podríamos lograr con un gran filtro de densidad neutra (Louvre / Seine by Eric Schaeff).

He aquí cómo proceder concretamente hasta el disparo:

  • Comienza por los pasos de la parte sin filtro.
  • Haz el enfoque donde desees, luego bloquea los parámetros para pasar a enfoque manual (generalmente MF): con un filtro de densidad neutra, la cámara no conseguirá hacer el enfoque. Es normal, porque todo está demasiado oscuro para ella.
  • Coloca el filtro de densidad neutra en el objetivo.
  • Pasa a modo manual (M) y configura los ajustes de apertura y de sensibilidad ISO usados anteriormente (en el ejemplo que seguimos, f/16 y ISO 100). En lo referido a la velocidad, redúcela hasta el valor que has calculado antes. ¡Saca la foto!
  • Si la velocidad es superior a 30 segundos (este será el caso de noche o durante el crepúsculo), gira la rueda hasta llegar a 30 segundos y aparecerá una “B” en lugar de la velocidad. Eso quiere decir que has pasado al modo Bulb.
    Con este modo, la cámara continuará la exposición mientras mantengas presionado el botón del disparador remoto. ¡Basta con mantenerlo presionado durante el tiempo que has calculado (la mayoría de estos disparadores permiten bloquear el botón para evitar calambres en los dedos! 😀 ). Por ejemplo, 100 segundos (no va de uno o dos segundos arriba o abajo, no te asustes). A menudo la cámara muestra el tiempo por pantalla. Si no lo hace, cronométralo con un teléfono o un reloj.
    Cuidado: en algunas cámaras, al modo Bulb se accede con la rueda de selección, que suele estar identificada también con una “B”. Consulta el manual de la cámara si no lo encuentras.

En cualquier caso, no te preocupes si la cámara tarda algo de tiempo en tratar la foto tras el disparo y queda inutilizable durante varias decenas de segundos o hasta minutos. Esto ocurre todavía más a menudo si se activa la reducción de ruido para largas exposiciones: es necesario contar dos veces el tiempo de exposición que hayas hecho (si has hecho una exposición de un minuto, tienes que esperar otro minuto para que la cámara vuelva a estar disponible). Tómate un café, juega a Angry Birds o a las cartas, o llama a tu madre 😀 .

El revelado digital

No existen muchos consejos concretos para la larga exposición: básicamente tienes que abordar el revelado digital igual que lo harías normalmente con una foto de paisaje (si es eso lo que has fotografiado). Hay que señalar, no obstante, algunas especificidades a las que deberás prestar una atención particular:

  • Los colores a veces se alteran un poco por culpa de los filtros de densidad neutra (depende de su calidad): con una fuerte tendencia al magenta y a colores más saturados. Ajusta bien el balance de blancos en el retoque si quieres corregirlo.
  • Como ya dijimos, puede producirse ruido adicional. Se supone que la corrección de la cámara debería evitarlo, pero igualmente debes revisar bien el ruido de la imagen y corregirlo durante el tratamiento digital: es sencillo y muy eficaz.
  • Dado que generalmente trabajarás con aperturas reducidas (o muy reducidas), la menor suciedad se verá: límpialo si se ve demasiado en la imagen final. Con Lightroom 6 puedes utilizar la herramienta Eliminar manchas e imperfecciones, que tiene una función muy útil y práctica para identificarlas: la casilla de verificación de abajo “Mostrar los defectos”.

¡No dudes en divertirte con los sujetos en movimiento (aquí un molino), en tener imaginación (he incluido mi sombra en la imagen) y en hacer el tratamiento en blanco y negro! (Panasonic GX1 = 7-14 mm f/4 : ISO 160, f/16, 50 segundos)

 

Esto es todo, espero que este artículo te haya aclarado un poco cómo hacer largas exposiciones. ¡Ya lo ves, no es tan complicado como podría parecer! ¡ 🙂 No dudes en publicar un comentario si tienes alguna pregunta!

¡Y no te olvides de compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

curso de foto larga exposicion, filtro ND no pierde calidad imagen, maxima apertura de larga exposicion en compactas


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?