La fotografía nocturna

8 octubre 2015

Sin luz no hay foto. De forma intuitiva, una vez que el sol se pone, parece que tendemos a pensar que hay que guardar la cámara y atender otras ocupaciones. Salvo porque las luces de la ciudad tienen un encanto particular que a veces queremos fotografiar. Así ocurre en períodos festivos en los que las calles están decoradas con luces que las embellecen (y llenan de contaminación lumínica 😛 ). Sobre todo en invierno, cuando los días son cortos. Veamos juntos, pues, cómo resolver una situación que a priori puede parecer complicada.

Por la noche, el problema principal es obviamente la falta de luz. Sí, ya sé que estoy afirmando algo obvio, pero siempre es importante hacerse la pregunta de los inconvenientes a los que hay que hacer frene en una situación fotográfica.

Lysekil by night by Senad_D

¿Cómo podemos compensar esa falta de luz? Si recuerdas el artículo sobre la exposición, existen tres formas sencillas de hacerlo:

  • Aumentar la apertura (que está limitada por la apertura máxima de tu objetivo)
  • Reducir la velocidad de obturación (que está limitada por tu estabilidad y por si la cámara tiene estabilizador o si usas trípode)
  • Aumentar la sensibilidad ISO (que está limitada por la capacidad de tu cámara, la cual irá sacando fotos cada vez peores a medida que aumentes la sensibilidad ISO)

Estos trucos para sacar fotos de noche consisten principalmente en sacar el máximo partido a los tres parámetros consiguiendo buenos resultados (la profundidad de campo deseada, una foto nítida…).

El equipo y los accesorios

Para aumentar la apertura, será preferible trabajar con objetivos muy luminosos, es decir, que tengan una apertura máxima considerable. Algunos como el famoso 50 mm f/1.8 te permitirán utilizar una apertura considerable y aprovechar el máximo de luz que pueda entrar en la cámara. Las cámaras con objetivos intercambiables, tipo réflex o híbrida, son las ideales para esto. Dicho esto, no es posible hacerlo con compactas ni con compactas avanzadas, a no ser que juegues con el aumento de tiempo de la exposición (volveremos a esto).

Para reducir la velocidad de obturación tendrás que tener cuidado de no provocar desenfoque de movimiento. A partir de cierta velocidad, te resultará imposible disparar sin estabilizar correctamente la cámara. Si usas velocidades razonables (en torno a 1/15s), te será de gran ayuda un objetivo con estabilizador, especialmente si te esfuerzas por estabilizar tu cuerpo. Para velocidades más bajas, necesitarás, sí o sí, utilizar un trípode. En su lugar, puedes apoyar la cámara donde quieras (pared, estatua, banco, coche de policía…), aunque así quizás no puedas encuadrar exactamente cómo quieres. No le des más vueltas, compra un trípode.

Recuerda que para aumentar la sensibilidad ISO y que el resultado sea bueno, de forma general y para hacerlo fácil, cuanto más grande sea el sensor y más nueva la cámara, mayor reducción de ruido con altas sensibilidades. Por tanto, un modelo de réflex del año pasado será más eficaz que una compacta de hace tres años. Dicho esto, no olvides que el ruido tiende a concentrarse en las zonas más oscuras (el cielo negro, por ejemplo), ten cuidado con el aumento de la sensibilidad, a riesgo de encontrarte con que el cielo esté repleto de estrellitas de colores horribles. En estos casos, intenta tratar el ruido en la fase de tratamiento RAW (porque estás disparando en modo RAW, ¿no?  ).

No estoy hablando del flash, porque eso arruinaría todo atisbo de ambiente nocturno en las ciudades que intentes retratar. Y no, claro, no va a iluminar un edificio de 20 m de alto, incluso si lo pones a tope. Pero sí que puede ser útil si quieres hacer fotos retrato nocturnas. En este caso, elige un flash desviado, o si vas a usar el flash integrado, difumínalo. Y baja la potencia.

Los ajustes

Para empezar pon la sensibilidad ISO al máximo aceptable por tu cámara (si no sabes qué es el “máximo aceptable”, haz varias fotos con sensibilidades elevadas y revisa el ruido de cada uno en tu ordenador). Créeme, lo necesitarás si disparas a mano alzada. Si usas un trípode, deja la sensibilidad ISO en 100.

A continuación, varias soluciones:

  1. Pasas a modo prioridad a la aperturaabres a tope o casi a tope (no dudes en cerrar un poco el diafragma si estás sobrado en términos de velocidad de obturación). Vigilas que la velocidad de obturación que elige la cámara baste para conseguir una foto nítida a mano alzada. Recuerda la regla velocidad mínima = 1/ (focal x 1,5). Si no es suficiente, o si lo es, utiliza la compensación de exposición para sub-exponer la imagen: tu cámara normalmente tenderá a querer buscar detalles en las sombras. Sub-exponer uno o dos niveles es equivalente a decirle a la cámara: “es normal que esté oscuro, no te asustes, chavala“. (Sí, llamo a mi cámara chavala 😛 ).
  2. Pasas a modo prioridad a la velocidad, eliges la velocidad mínima que necesitas para evitar el desenfoque de movimiento, y dejas que la cámara abra el diafragma como ella quiera. Aquí también te recomiendo mucho usar la corrección de exposición.
  3. Pasas al modo manual y haces tus propios ajustes.

Si disparas con trípode, pon la cámara en modo prioridad a la apertura y haz los ajustes necesarios para conseguir la profundidad de campo que se necesita. Después deja que la cámara elija la velocidad. Después puedes usar esa misma velocidad si quieres. No olvides desactivar el estabilizador y usar el bloqueo de espejo y un disparador remoto como harías en cualquier foto de larga exposición.

Trucos

Reflejo de la luna

La foto nocturna es muy variada y puede ceñirse a varias disciplinas: paisajes urbanos, a arquitectura, a escenas de vida en la calle, a retratos… Las pautas de estas disciplinas se aplican a las fotos nocturnas, a pesar de que en este caso condicione la falta de luz. Dicho esto, aquí tienes algunos trucos que te pueden ayudar a mejorar tus fotos nocturnas:

  • Dispara durante la “hora azul”. Es justo el momento después de las horas mágicas, cuando el sol ya se ha puesto pero el cielo todavía está teñido de azul real durante algunos minutos (ver la foto de la derecha). Tener un cielo de este color es mucho más bonito que un cielo negro. Además complementa muy bien con los amarillos y naranjas de las farolas y luces de las casas.
  • El agua es tu aliada. Sobre todo en largas exposiciones, los reflejos en el agua quedan muy bien.
  • Si tienes problemas para hacer el enfoque, pasa al modo LiveView y enfoca agrandando la imagen.
  • Recarga bien las baterías. Las largas exposiciones las agotan rápidamente.

Eso es todo, espero que estos trucos te sean útiles en las épocas del año en que anochece a las 17:30 😉 Deja un comentario si tienes preguntas o quieres aportar algo 😉

 

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

que es la fotografia nocturna, clases de enfoque para fotos nocturnas sin tripode


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?