La exposición perfecta no existe

En la serie de artículos escritos acerca de la exposición ya hemos visto como controlarla. Pero, ¿cuál es la exposición correcta? Dicho de otra manera, ¿existe una exposición perfecta? ¡Imagino que viendo el título ya debes intuir que no voy por ese camino! Aunque eres libre de pensar lo contrario. Faltaría más.

¿Por qué este artículo?

He decidido escribir este artículo después de una discusión que hemos tenido en un foro en la cual comentábamos las fotos de los usuarios. De hecho, una de las fotos publicadas suscitó un aluvión de comentarios, muchos de ellos diciendo que uno de sus mayores defectos era la gran cantidad de zonas “oscuras”, es decir, que la foto estaba subexpuesta. Esta discusión me ha tocado de lleno, porque me gusta la foto, especialmente los tonos de blanco y negro: creo que lo que le otorga calidad a la imagen es precisamente eso.

No voy a enseñar la foto aquí porque no la hice yo, pero puedo utilizar dos fotos mías, a las cuales se les puede hacer la misma crítica, como ejemplo.

"La belleza es algo en la mirada que transmite inteligencia, y la inteligencia es algo en la mirada que transmite belleza" (Haz clic en la foto para verla en FlickR)

“La belleza es algo en la mirada que transmite inteligencia, y la inteligencia es algo en la mirada que transmite belleza” (Haz clic en la foto para verla en FlickR)

El spleen de París (Haz clic en la foto para verla en FlickR)

Es verdad, estas dos fotos en blanco y negro tienen en común su alto contraste y el hecho de tener muchas zonas sub-expuestas. ¿Por qué? ¿No sigo los consejos que doy a los demás? ¡Nada de eso! Lo que ocurre es que quiero que las fotos queden así, porque simplemente me parecen más bonitas de esta forma.

¿Qué sacamos de todo esto?

Mucha gente aprende teoría de la técnica fotográfica, y eso está muy bien, no deja de ser parte de lo que hacemos aquí. Puede que alguien se ofenda con lo que voy a decir, y es una lástima, porque después de todo un blog tiene la ventaja de que uno puede decir todo lo que quiera. Lo que creo es que la supuesta perfección técnica no existe, por lo que no hay que buscarla. Y si se pretende buscar esa perfección, que sea para ponerla al servicio del enfoque artístico. Dicho de otra forma (perdón por insistir tanto): la técnica debe estar al servicio del arte, y no al revés.

En lo que se refiere a la exposición, nuestro tema de hoy, eso se traduce en que no se puede buscar la exposición perfecta, es decir, que no se puede conseguir una buena foto en la que no haya ninguna zona sobreexpuesta o subexpuesta. No hay que hacerlo, siempre y cuando no nos hayamos fijado como objetivo que la foto salga más oscura o más clara.

En mi opinión no sirve de nada buscar los detalles en las zonas de la imagen que no tienen interés. Tomemos como ejemplo la foto del joven orangután de más arriba. Lo que realmente es interesante de esta imagen es su mirada, en la que se revela toda la humanidad de este animal, así como la la actitud que muestra frente a la jaula en la que está encerrado, de la cual desea salir. Eso es lo que quería destacar, por lo que lo demás no me interesa: ¿para qué iba a querer mostrar en detalle los pelos de su tripa?

He aquí por qué pienso que no hay que buscar de forma sistemática la exposición perfecta desde el punto de vista técnico, y que ésta debe depender siempre de la elección del fotógrafo, es decir, de tu elección. ¿Y tú? ¿Qué prefieres? ¿Sobreexponer o subexponer tus fotos a propósito? Deja un comentario para compartir tu experiencia, y si te ha gustado este artículo, piensa en suscribirte de forma gratuita a la newsletter 😉

Recherches utilisées :

exposicion perfecta fotografia


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?