La distancia focal

16 abril 2015

La distancia focal (18 mm, 50 mm, 300 mm) no está relacionada únicamente con el tamaño que van a tener los objetos en la foto. También es un parámetro que influye mucho en la manera de percibir los objetos en relación a los otros elementos de la imagen, por lo que puede modificar radicalmente la foto resultante. Por esta razón, hay que tenerla muy presente al comprar un objetivo y al apuntar a través del mismo. ¡Descubre cómo hacerlo!

Generalmente, al pensar en la distancia focal, lo primero que nos viene a la cabeza es la “importancia del zoom”, es decir, en qué medida el sujeto principal va a aumentar de tamaño gracias al objetivo. Aunque si queremos ser un poco más rigurosos, podemos establecer estas categorías:

  • una distancia focal estándar (50 mm o 35 mm dependiendo de la cámara) que reproduce exactamente lo que ve el ojo humano
  • una focal gran angular (18 mm por ejemplo), que reduce el tamaño de los objetos y ofrece un ángulo de enfoque mayor, tal y como su nombre indica
  • una focal teleobjetivo (250 mm por ejemplo), que aumenta el tamaño de los objetos a la vez que ofrece un ángulo de enfoque más cerrado

Quizás ya lo hayas entendido, pero a lo que realmente me interesa llegar es a la diferencia que se produce en términos de ángulo de enfoque. Es evidente que una distancia focal elevada “aumenta el tamaño” de los sujetos u objetos fotografiados, pero éste no es el único efecto que produce.

Ángulo de enfoque

Exactamente, al aumentar o reducir el zoom no únicamente se aumenta o reduce el tamaño de los elementos, sino que también se varía la forma en que se perciben unos en relación a otros, y sobre todo, la distancia entre ellos. He vuelto a llamar a Jack para que me eche una mano y lo puedas ver con claridad. En las 3 fotos que encontrarás a continuación no he cambiado el tamaño de los objetos. Lo único que he hecho ha sido variar la distancia que me separa del sujeto para que Jack ocupe la misma posición en el encuadre, es decir, que abarque casi toda la altura de la foto. (Fíjate en que estas fotos se han conseguido gracias a diversos ajustes, de forma que Jack ocupe todo el alto de la foto: básicamente hacer zoom o acercarse.) Así vas a ver mejor la diferencia entre las diversas distancias focales. Sin más preámbulos, veamos el resultado:

effet-longueur-focale

18mm (gran angular), 35mm (stándar), 55mm (teleobjetivo): La distancia entre los objetos se ha mantenido igual. Únicamente me he alejado a medida que aumentaba la distancia focal de forma que Jack continuase ocupando todo el marco de la foto en altura.

 ¿A qué hay que prestar atención?

  • Con una distancia focal gran angular, aparecen más elementos en la imagen. ¡En la foto tomada con 55 mm se puede ver que el cactus prácticamente queda fuera del encuadre!
  • La distancia entre los elementos parece distinta en cada caso. Con 18 mm, tanto el cactus como el fondo aparecen claramente más alejados entre sí que con 55 mm.
  • Esto está relacionado directamente con el punto anterior: con una distancia focal gran angular, se consigue una sensación de profundidad. Si nos fijamos bien, las perspectivas en realidad quedan exageradas: ¡en la foto tomada con 18 mm, Jack parece dominar prácticamente todo desde su posición elevada, más aún si la comparamos con la foto hecha con 55 mm!

Pero ojo, estos 2 últimos puntos no están directamente relacionados con la distancia focal, sino con la distancia respecto al sujeto: eso es, con una distancia focal menor hará falta acercarse al sujeto para que éste ocupe la misma posición en el encuadre. He desarrollado este punto en profundidad en un artículo acerca de los secretos de la perspectiva 😉

Resumiendo:

  • con una distancia focal de gran angular, verás gran parte del fondo, y las distancias y perspectivas en general quedan bastante exageradas (dado que la tendencia es que te acerques), lo cual suele dar una sensación de profundidad.
  • al revés, con una distancia focal de teleobjetivo, solo verás una pequeña porción del fondo, y las distancias y perspectivas desaparecen, lo cual reduce considerablemente la sensación de profundidad.

Obviamente, cuanto más corta sea la distancia focal, más exagerado será el efecto de gran angular, y justo lo contrario, cuanto más elevada sea la distancia focal, más exagerado será el efecto de teleobjetivo.

Además, no olvides todo lo que vimos en el artículo sobre la profundidad de campo: cuanto más elevada sea la distancia focal, más reducida será la profundidad de campo.

¿En qué situaciones se deben utilizar las diferentes distancias focales?

Tradicionalmente, las distancias focales de gran angular son muy apreciadas para hacer fotos de paisaje: aumentan la profundidad de campo (es más fácil conseguir que toda la imagen quede nítida), y también permite potenciar el efecto de profundidad y de perspectiva, e incluir así más elementos dentro de la imagen, lo cual te permitirá acercarte más. Dicho esto, cabe señalar que el teleobjetivo se utiliza para fotografiar detalles, aunque a veces también se usa solo para conseguir eliminar las distancias entre los elementos, como ocurre por ejemplo al hacer una foto de la luna buscando que se vea muy grande pero que esté integrada en un paisaje:

Aquí la foto fue sacada con una distancia focal de 300 mm y lo suficientemente lejos de la orilla de enfrente, de forma que la Luna parece mucho más grande. ¡El efecto habría sido todavía mayor si se hubiese sacado a 600 u 800 mm! (Licencia CC BY-NC-SA Jeff Smallwood)

Justo al contrario, en el caso de las fotos-retrato, más bien se utilizan teleobjetivos: permiten aislar el sujeto haciendo que muchos elementos del fondo queden fuera de la imagen. Esto ocurre porque se reduce la profundidad de campo, lo cual te permitirá alejarte del sujeto y reducir así esa sensación de profundidad que deforma las caras.
Lo que es realmente importante entender es que el zoom sirve para otras cosas además de para “acercarte” al elemento fotografiado. La distancia focal es también un parámetro crucial en la composición de la imagen, dado que con ella se pueden incluir o excluir elementos del encuadre. ¡Así que hay que tenerlo presente cuando hagas una foto!

 

Ya sea en el momento de comprar un objetivo o en el momento de enfocar, debes tener en cuenta las diversas formas en que la distancia focal influye en el resultado final de la imagen, ¡siempre dependiendo del tipo de fotografía que quieras conseguir! Te invito a dejar un tu comentario si tienes alguna pregunta. Y recuerda que puedes suscribirte a la newsletter si todavía no lo has hecho.

Recherches utilisées :

curso de fotografia gratis, distancia focal, distancia focal COMO INFLUYE ENLOS OTROS PARÁMETROS, imagen de la luna distancia focal 300 mm, que distancia focal nos permite separar al sujeto del objeto de fondo, que usar para aumentar la distancia focal


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?