Fotos de ciudad: el peligro de caer en la foto de postal

Es un esplendido día de finales de la primavera y salgo con mi cámara a fotografiar mi querida ciudad. Aquí va la historia (y su deconstrucción) de una sesión fotográfica que resultó ser decepcionante.

Lille es una ciudad hermosa, repleta de magníficos edificios de estilo flamenco, rica en historia, con barrios muy distintos y con muchas callejuelas llenas de encanto. Calles que se pueden recorrer escuchando Summertime, si es posible la versión de Janis Joplin, con una voz que agita el corazón, a pesar de no estar todavía en verano 😉

Todas estas divagaciones para decir que Lille es una ciudad con mucho potencial fotográfico. En medio de mi aprendizaje con la cámara me dije que sería interesante aprovechar el hecho de conocer bien la ciudad para sacar fotos que merezcan la pena. Conozco un sitio en Lille, el cual permanecerá en secreto, donde se pueden contemplar desde un lugar elevado (con una vista de 360º) la mayor parte de los edificios de la ciudad. Es un trozo de paraíso en medio de la jungla urbana, y probablemente sea el mejor lugar desde el que fotografiar la ciudad.

Por eso obviamente he comenzado por ahí. Y este es el resultado:

Como puedes ver, nada extraordinario. Unas fotos con un ángulo de enfoque original, pero que, aunque no están mal, son abrumadoramente banales. Debo reconocerlo. Entonces, ¿por qué estas fotos son bastante (o muy) malas?

Pues bien, he caído en lo que se llama la trampa de la foto de postal: este es el típico encuadre que se hace para conseguir fotos que vayan a ser utilizadas en postales (lo cual no quiere decir que sean de la misma calidad, ¡eh! ^^). Son fotos típicas, tópicas si lo prefieres 😉 El problema es que son ese tipo de fotos que todo el mundo hace. Ninguna originalidad, nada de investigación. Y hazme caso, es fácil caer en esta trampa cuando hacemos fotos en lugares turísticos.

¿Qué fotografía la gente que viaja a Chamonix? El Mont Blanc. Ya sé que es el pico más alto de Europa y todo eso, pero siendo un poco objetivo, la vista desde Chamonix realmente no es bonita. De hecho, diría que no es gran cosa al lado de las montañas vecinas, que parecen mucho más grandes  Además estoy seguro de que se pueden hacer muchas más fotos en Chamonix que no sean del Mont Blanc.

Creo que podemos establecer una regla general: haz una foto que la gente no haga.

Yo he empezado a seguirla desde este día, lo que me ha permitido conseguir las dos únicas fotos aceptables de la jornada:

La estatua de la Diosa, en la Grand Place de Lille. (Haz clic para verla en grande en FlickR)

“El teatro no tiene hora”

Después de todo esto, seguramente me vayas a decir dos cosas:

  • A pesar de lo dicho, es cierto que se pueden hacer muy buenas fotos de monumentos naturales o humanos muy conocidos. La Torre Eiffel, el Sagrado Corazón o el Mont Blanc, de todos ellos se pueden rescatar unas cuantas fotos magistrales de entre millones de fotos malas que han sido hechas a lo largo de la historia.
  • ¿Por qué las dos mejores fotos de esta sesión sólo son aceptables si presentan un ángulo de enfoque original de la ciudad?

Se puede contestar a ambas reflexiones con la misma respuesta. Aunque ya lo hemos visto en un artículo publicado recientemente donde te hablé de las “horas mágicas” 😉

¿Tú también has caído en la misma trampa? ¿Cómo has hecho para superarlo? ¡Deja un comentario para compartir tu experiencia!


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?