Fotografiar en ciudad: sí, ¿pero qué?

22 octubre 2015

Uno de los consejos que suelo dar para que mejores en fotografía, es que sencillamente salgas con la cámara y hagas fotos. El problema es que a veces no es tan fácil encontrar algo que fotografiar, un sujeto, un protagonista. Soy muy consciente de ello. Es por eso por lo que te propongo un poco de inspiración para salir con tu cámara por la ciudad.

Sí, más allá de la ciudad no hay nada (como para la mayoría de europeos), y me siento como pez en el agua a la hora de fotografiar en este medio. Teniendo en cuenta que estoy cerca de ser un naturalista (solamente llevo seis años de bagaje en la facultad sobre este tema 😛 ), tengo la costumbre de ir a la naturaleza, y probablemente también haga un artículo sobre ese tipo de paseos por la naturaleza si te interesa (pídemelo en un comentario).

En resumen, has seguido mis consejos, sales a la calle, con tu cámara colgada al cuello, probablemente con un magnífico 50 mm f/1.8 😉 ¿Y ahora qué haces? Caminas, caminas, y nada te llama la atención. No ves foto alguna, te falta inspiración. No te asustes, eso le pasa a todo el mundo. Veamos juntos cómo remediarlo.

Recupera el espíritu de los niños

Más allá de los consejos concretos que daré más abajo, esto es sin duda lo más importante, una regla general que se aplica a cualquier tipo de foto (y de arte, en mi opinión). Tienes que mirar el mundo con los ojos de un niño o una niña. Esto es muy, muy, importante. Puede que tú ya te hayas olvidado (no porque seas viejo o vieja, yo también me olvido a veces), pero los niños miran el mundo de una forma muy distinta a como lo hace una “persona grande”. Todo les da curiosidad: todo, absolutamente todo les interesa, desde la colilla de un cigarrillo tirada en el suelo, hasta las palomas. Y todo es nuevo: cada elemento de su entorno es un nuevo descubrimiento, y supone una experiencia sensorial novedosa para ellos. Un niño mira, escucha, toca o prueba todo lo que ve. Porque está aprendiendo constantemente.

Así que el ejercicio que vas a hacer hoy, ahora, es mirar a tu alrededor como si fueses un crío o una cría. Si no te encuentras en el trabajo o en una reunión con tu banquero, tírate por el suelo. O al menos siéntate en el suelo. No estoy bromeando, hazlo ahora. Para de leer de una vez y tírate al suelo. Y mira el mundo cómo si tuvieras 2 años. Evita, en la medida de lo posible, chupar una escoba o beber destapa cañerías, ¿de acuerdo? 😀

Ya paro de decir tonterías. Realmente es necesario integrar eso a tu práctica fotográfica, y la forma más eficaz es conservar la mirada de un niño en todo momento. Ya lo verás, te vendrán a la mente muchas más ideas. Si sigue resistiéndose, relee el Principito de Saint-Exupéry. Yo leo mucho, pero sigue siendo (de lejos) uno de mis libros preferidos.

Busca un ángulo de enfoque original

Ya lo dije en el artículo sobre cómo estimular tu creatividad, pero lo repito porque es un corolario del punto precedente: si miras el mundo como un niño (no solamente en términos de tamaño, sino de capacidad de maravillarte), no hay duda de que podrás imaginar ángulos de enfoque originales e interesantes. Cuando hablo de arrastrarme por el suelo, digo que lo hago en público si es necesario para hacer la foto que necesito. Sin ir más lejos, el viernes me estiré literalmente en el suelo para hacer unas fotos de concierto, y conseguí una que me gustó mucho (todavía no he hecho el revelado digital, así que no la puedo mostrar). No hay que tener vergüenza, lo importante es la imagen.

¿Qué fotografiar concretamente?

Dos mundos by laurent.breillat

Bueno, quizás me digas “¡basta de consejos baratos sobre la creatividad y danos ideas!». Para aquellos que hayan pensado esto, gracias 😛 En serio, aquí van algunas ideas sobre qué fotografiar en ciudad. Algunas te gustarán más que otras en función de tu sensibilidad, pero no importa. Lo verdaderamente importante es intentar indicarte “disparadores” (ja, ja) que te darán ganas de pararte e intentar traducir eso en imágenes.

  • Una bonita luz: no podríamos ser fotógrafos sin luz, y a veces puede captar tu atención simplemente una luz particular, como en esta foto de la fuente sobre la que escribí un artículo. Intenta disparar rápido si la luz es cambiante, para no dejar pasar el momento. Aunque no olvides prestar atención a la composición
  • Líneas o motivos: a veces esto puede ser suficiente para atraer la mirada, y las ciudades están llenas de ellos: postes, líneas eléctricas, carreteras, vías del tren, etc. El tema es usarlas bien para que la imagen sea clara. Intenta utilizar la perspectiva, aprovecha las líneas para guiar la mirada a través de la imagen, o encuadra los motivos de cerca para crear imágenes casi abstractas.
  • Colores: a veces, combinar dos colores complementarios o incluso el mismo color en elementos diferentes puede dar muy buen resultado.
  • Reflejos: a fuerza de pasar siempre por los mismos lugares, a veces no nos damos cuenta de los reflejos, pero hay muchos en la ciudad, por ejemplo, con los vidrios de edificios de oficinas, tiendas, carteles publicitarios, etc. Ver al mismo tiempo lo que hay tras el vidrio y su reflejo puede ser un efecto interesante para crear asociaciones desfasadas de imágenes.
  • Detalles: creo que los detalles son una fuente absolutamente formidable de imágenes únicas. El 99,9% de la gente no repara en los pequeños detalles. ¿Y si tú eres el 0,1%? ¿Y si miras con atención a tu alrededor y buscas el detalle aparentemente más insignificante? Por ejemplo, esta (ya vieja) foto que tomé hace tiempo es la de un peluche que estaba abandonado en París. ¿Cuántas personas lo vieron? ¿Cuántas personas se pararon a observarlo? ¿Cuántas personas lo han fotografiado? 😉
  • La gente: creo que lo humano es lo más fascinante de todo. Cada individuo es único, y al mismo tiempo permite que nos reconozcamos en él. Hay algo que siempre atrae la mirada de la persona que ve la foto. Ese es uno de los elementos que más atraen la mirada en fotografía. Si llegas a conseguir que la persona que la observa reconozca en la foto ni que sea una pequeña parte de ella, o que le evoque algo profundamente humano, ¿qué más podrías pedir? Si es el caso, la foto es buena. Puedes optar por alejarte un poco para fotografiar escenas de la vida cotidiana, o al contrario, hacer retratos callejeros, algo un poco más difícil socialmente, pero mucho más enriquecedor aún 😉

Esto es todo, espero que se te ocurran más ideas cuando salgas a la calle, y que vuelvas a casa con imágenes que no podrías haber ni imaginado antes de salir. ¿Más ideas? ¡Deja un comentario y compártelas!

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

fotografiar ideas, Qué fotografiar de tu ciudad, que fotografiar en ciudades, que fotografiar en una ciudad, temas para fotografiar en la ciudad


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?