Fotografiar detalles

24 mayo 2016

Por definición, un detalle no es algo que se advierta a primera vista, por lo que puede otorgar mucha fuerza a una imagen por su capacidad de sorprender al espectador.

Efectivamente, el “no-fotógrafo” no ve necesariamente de la misma forma que tú. Queda lejos de mi intención establecer una distinción entre “nosotros” y los “otros” (existen una infinidad de intermediarios posibles), pero debo decir que, a largo plazo, la práctica fotográfica nos hace ver el mundo con otros ojos. Como decía Émile Zola: “En mi opinión, usted no puede decir que ha visto algo en detalle si no ha sacado una fotografía“.

En tanto que fotógrafos, nos fijamos en detalles aparentemente insignificantes en los que nadie repara, pequeñas rarezas de la vida cotidiana, y cuando se fotografía un sujeto así, incluso me atrevería a decir que en realidad se investiga.

Porque para ser interesante e intrigante, la fotografía no debe conformarse simplemente con representar lo que se ve (no hace falta una foto para eso), sino más bien al contrario, debe representar un sujeto con introduciendo indicios que sugieran algo más, mostrar las cosas desde un punto de vista poco habitual y contar una historia. Lo que interesará al espectador no es la nitidez o la precisión (nadie ha llorado aún delante de una fotografía diciendo “¡oh Dios mío qué nitidez, no tengo palabras!“), sino el sentimiento, el mensaje y la historia que quieres transmitir y que inciden directamente en la imaginación de la persona (y por tanto en sus emociones) 😉

Así pues, no me detendré en la definición más bien reduccionista que concibe el detalle como algo limitado a la fotografía macro o a la fotografía de proximidad. Más bien al contrario, incluiré todo aquello que corresponda a aquellos elementos presentes en una escena que no se suelen llamar la atención a primera vista, o sobre los que solemos pasar de largo en detrimento de otros más evidentes. Intentaré darte pistas para que uses esto en tu provecho.

¡Además, en tanto que fotógrafos, disponemos de numerosos medios técnicos para dar valor a estos detalles, y naturalmente los vamos a utilizar! 🙂

Según la distancia focal

Como ya dije antes, no estás obligado a hacer macrofotografía para fotografiar detalles. Comencemos por ver cómo focalizar nuestra atención en los detalles a diversas distancias focales (cuidado, juego de palabras), dado que hay varias técnicas que funcionan.

En macro

El hecho de que no estés obligado no quiere decir que no tengas por qué hacerlo 😉 La fotografía macro y la de proximidad son una buena forma de sacar a relucir detalles de forma bastante sencilla.

Para esto, necesitarás material, es decir, o bien un objetivo macro, o una solución alternativa para macrofotografía económica, como un filtro de aproximación, por ejemplo.

En esta situación, a menudo tendrás una profundidad de campo muy reducida, y únicamente se verá una pequeña parte del sujeto, sin su contexto. Así que presta atención a que la imagen sea lo suficientemente clara y a que el sujeto salga nítido. Cuida la composición y la luz.

Este tipo de fotos se integran bien en una serie sobre el mismo tema, porque aportan una visión diferente que se complementa con los elementos contextuales ofrecidos por las otras imágenes para dotarlos de sentido. Esto funciona muy bien en viajes, por ejemplo, si se quiere mostrar una visión distinta de un lugar o de una experiencia.

¿Más interesante que la foto de un piano de cuerpo entero, no? 🙂

Fotografiar la tienda de tabacos entera no hubiese sido demasiado interesante.

Fotografiar la tienda de tabacos entera no hubiese sido demasiado interesante.

Aquí, fue la luz la que me atrajo.

Aquí, fue la luz la que me atrajo.

También aquí, pero además está foto está asociada a un recuerdo ;)

También aquí, pero además está foto está asociada a un recuerdo 😉

Si te has alimentado a base croissants durante un fin de semana, este tipo de recuerdos seguro que te arrancarán una sonrisa años más tarde :)

Si te has alimentado a base croissants durante un fin de semana, este tipo de recuerdos seguro que te arrancarán una sonrisa años más tarde 🙂

Un cata de vinos.

Un cata de vinos.

Con gran angular

De forma intuitiva, se suele pensar que un gran angular es una forma de hacer exactamente lo contrario de una foto de detalles: incluir la mayor parte de la escena posible. Pero esta focal también puede ser útil para el tema que nos concierne hoy.

En primer lugar, indirectamente te permite exagerar las perspectivas al acercarte al máximo a alguna cosa e incluir el fondo dentro del contexto. Es una forma excelente de contar una historia.

Aquí, colocándome cerca del pozo, puede destacarlo.

Aquí, colocándome cerca del pozo, puede destacarlo.

También puedes utilizarlo para dar un cierto sentido de la escala a una imagen, por ejemplo, incluyendo una pequeña silueta en un paisaje inmenso. La clave aquí es hacerlo sencillo: el sujeto humano es tan pequeño que hará falta que sea muy evidente como para que se destaque. La composición, por tanto, debe ponerlo en valor y ser muy simple y minimalista.

Foto desierto montañas by Erik.Nielsen.Photos

Foto desierto montañas by Erik.Nielsen.Photos

Con una focal normal

Con una focal un poco más “normal” (de 40 a 50 mm en Full Frame), a través del visor se ve un poco más o menos como en la realidad, es decir, con un campo de visión detallado prácticamente igual (todos tenemos una visión periférica, pero demasiado imprecisa).

Este tipo de focal también permite hacer fotos de detalles. Es lo típico que vamos a utilizar para mostrar detalles en los que no reparamos en la vida cotidiana. Con una focal de este tipo, podremos sacar planos más de cerca, que incluirán el fondo, pero no aquello que el ojo está acostumbrado a percibir con tanta claridad.

Esto es a la vez una ventaja y un inconveniente: el espectador se puede poner más fácilmente en el lugar del fotógrafo, pero al mismo tiempo es necesario utilizar técnicas para que el espectador no se aburra demasiado. Normalmente, una profundidad de campo reducida o un contraste de luz entre el sujeto y el fondo pueden atraer la mirada hacia aquello que deseas mostrar (aunque ten cuidado de no ser un extremista de la apertura e intenta mostrar o sugerir una parte del fondo).

Más allá de eso, puedes marcar la diferencia con la composición. Dos trucos que funcionan muy bien en este caso:

  • Cortar el sujeto por un lugar poco habitual
  • Elegir una composición de vista frontal
Cortar el sujeto de forma poco habitual permite acceder a otra dimensión de la imagen.

Cortar el sujeto de forma poco habitual permite acceder a otra dimensión de la imagen.

Un ejemplo de vista frontal con una composición simple. Se puede imaginar fácilmente el resto del bar.

Un ejemplo de vista frontal con una composición simple. Se puede imaginar fácilmente el resto del bar.

La vista frontal también funciona muy bien para el arte callejero.

La vista frontal también funciona muy bien para el arte callejero.

Aquí igual. La bici ofrece un elemento contextual extra.

Aquí igual. La bici ofrece un elemento contextual extra.

¡Un toque de humor siempre es bienvenido! ;) Utiliza los textos a tu favor.

¡Un toque de humor siempre es bienvenido! 😉 Utiliza los textos a tu favor.

En el lugar donde he cortado el sujeto el encuadre todavía funciona.

En el lugar donde he cortado el sujeto el encuadre todavía funciona.

Con teleobjetivo

El teleobjetivo se caracteriza por aislar el sujeto del fondo y, por tanto, ofrece un gran potencial para la fotografía de detalles (sí, de hecho todas las focales tiene su potencial 😀 ).

Esto puede aplicarse a varias situaciones. En primer lugar, si tienes un sujeto un poco lejano y quieres mostrar sólo una parte. Yo hago eso bastante a menudo, ya que da como resultado más variedad en las fotos, y además ayuda a cambiar la actitud de la gente en situaciones en las que la luz no modifica nada y no permite diversificar un poco las fotos.

IMG_9158_raw

5D30224_raw

5D30208_raw

IMG_8930_raw_raw

En este caso también funciona muy bien aprovechar el efecto particular que permite el teleobjetivo: dado que produce una profundidad de campo reducida con mayor facilidad y rompe las perspectivas (normalmente no estás muy cerca del sujeto, y permite un pequeño ángulo de enfoque), puede resultar interesante colocar elementos entre tu posición y la del sujeto, los cuales saldrán desenfocados y ayudarán a entrar en la imagen al espectador.

Una profundidad de campo muy escalonada…

Una profundidad de campo muy escalonada…

…permite al espectador entrar en la imagen.

…permite al espectador entrar en la imagen.

¡Esto también funciona con las cabezas del público! :)

¡Esto también funciona con las cabezas del público! 🙂

También puedes aislar una parte de un paisaje. Puede ser realmente interesante y ofrecer algo original (el reflejo inicial en fotografía de paisajes es montar un gran angular). Dado que las perspectivas se rompen, piensa en simplificar la composición y en pensar la imagen como la harías con una vista frontal y una focal normal.

Algunos trucos extra

Con estas sugerencias, ya deberías tener unas cuantas ideas para hacer fotos de detalles en muchas situaciones. Aquí van algunos efectos extra que puedes combinar con la fotografía de detalle, sea cual sea la focal utilizada.

  • Ponla en contexto: una foto de detalles a veces puede ser demasiado misteriosa para el espectador. Según lo que desees comunicar, puede resultar útil ofrecer un contexto. Ponle un título, incluye indicios en la imagen, o haz una serie de imágenes.
  • Utiliza los reflejos: finalmente puedes incluir elementos de contexto sin que ocupen demasiado espacio y sin que oculten las pistas.
  • Pon en valor las texturas: esto funciona muy bien con fotos tomadas desde muy cerca.
  • Haz un efecto silueta o de sombra china: eso en general simplifica la composición y puede ayudarte a lograr una imagen más potente.
  • Utiliza un cuadro dentro del encuadre: este efecto puede reforzar la composición y centrar la atención en un… detalle, en una imagen que de otra forma quedaría demasiado abarrotada de cosas.
  • Menos es más: en términos generales, intenta simplificar realmente la composición al máximo, elimina todos los elementos parásitos que puedas. La sencillez es el alma del detalle.
El nombre de la calle y la ciclista pueden dar a entender que es Ámsterdam.

El nombre de la calle y la ciclista pueden dar a entender que es Ámsterdam.

Los músicos ligeramente visibles ofrecen un contexto.

Los músicos ligeramente visibles ofrecen un contexto.

El reflejo agrega interés.

El reflejo agrega interés.

La textura aporta algo extra.

La textura aporta algo extra.

El cuadro dentro del encuadre hace entrar en la imagen.

El cuadro dentro del encuadre hace entrar en la imagen.

Una chica que hacía yoga a orillas del Ganges, a su paso por Rishikesh, durante la puesta de sol (el saludo al sol concretamente). Más New Age no se puede ser.

Una chica que hacía yoga a orillas del Ganges, a su paso por Rishikesh, durante la puesta de sol (el saludo al sol concretamente). Más New Age no se puede ser.

¡Y para terminar, sobre todo, mantén los ojos abiertos! Fotografiar detalles implica tener ese espíritu propio de los niños y maravillarse por lo más ínfimo. Si has olvidado cómo hacerlo, lee El Principito (¡sí, es un consejo serio, no lo tomes a la ligera! 🙂 ).

Ver con más intensidad que la mayoría de la gente es parte del trabajo del fotógrafo, debe tener y conservar algo de la receptividad que tienen el niño que mira el mundo por primera vez o el viajero que se adentra en un país desconocido.
– Bill Brandt

 

Recherches utilisées :

como fotografiar detalles, fotografiar detalles, todavia quedan detalles para fotografiar


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

4 comentarios

  • Que gran trabajo, muchas gracias por tus aportaciones .
    Un saludo

    25 mayo 2016
    • ¡Gracias Marcos!

      30 mayo 2016
  • muy inspirador y clarificador. Gracias

    6 agosto 2016
    • Gracias por tu comentario Yola, me alegro de que te sirva de inspiración.

      26 septiembre 2016

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?