Fotografiar con poca luz

Entre las decenas de emails que recibo todos los días hay una pregunta recurrente: la gestión de situaciones con poca luz. Muchos de vosotros os enfrentáis a este problema frecuentemente: la falta de luz para conseguir una foto bien expuesta y con la claridad suficiente.

Me sorprende un poco, porque si ya dominas las bases de la fotografía (especialmente el triángulo de exposición), así como los modos semiautomáticos, deberías poder superar esas situaciones sin problema. Sin embargo, dado que me hacen todo el tiempo esta pregunta, parece que es necesario volver a abordarla.

Por tanto, te voy a explicar cuáles son las herramientas disponibles para gestionar esto, de forma que puedas mejorar tus imágenes, pero también para que sepas cuándo no es posible sacar una foto satisfactoria (porque no, no se puede hacer fotos en la total oscuridad 😉 ).

Las soluciones técnicas

No existen 36 soluciones para lidiar con nuestro problema. Sólo existen tres, y seguramente ya te suenen. Si nunca habías oído hablar de esto, entonces tienes que leer mis artículos dedicados a este tema, porque aquí solo hago un recordatorio:

La apertura

¡Un banco del parque haciendo bokeh! by rromer

La primera solución si te falta luz es aumentar la apertura utilizada por tu cámara. No olvides que cuanto menor sea el valor, mayor será la apertura. Este parámetro se encontrará con dos limitaciones, una de tipo técnica y otra artística.

En primer lugar, la apertura máxima que puedes usar viene limitada por la apertura máxima del objetivo. En las cámaras compactas o compactas avanzadas, no puedes hacer gran cosa al respecto, pero en las híbridas, dado que puedes cambiar de objetivo, es posible modificarla: elige el objetivo que permita la mayor apertura. Si no tienes ninguno que abra al menos a f/2.8, entonces esto no te servirá de mucho. Así que si tu problema es que te bloquea frecuentemente la falta de luz, podrías valorar la posibilidad de comprar un objetivo que abra más, como por ejemplo un zoom tipo 17-50 mm f/2.8, o incluso un 50 mm f/1.8.

Al aumentar la apertura, la consecuencia directa será la reducción de la profundidad de campo, es decir, la zona de nitidez de la imagen. Dicho de otra manera, aumentar lo que conocemos como desenfoque de fondo o bokeh. Puede ser un efecto voluntario (concretamente si deseas aislar el sujeto principal del fondo), pero si quieres contar con una elevada profundidad de campo (con toda la imagen nítida), te recomiendo que comiences jugando con estos dos factores.

Es por esto que muchas imágenes sacadas con poca iluminación tienen una profundidad de campo reducida: para compensar la falta de luz.

La velocidad de obturación

Corps Rythmés et Instrumentalisés #4 by laurent.breillat

La segunda solución consiste en reducir la velocidad de obturación (o tiempo de exposición) utilizado, lo cual va a permitir que entre más luz. Aquí la velocidad de obturación no está limitada por la cámara (generalmente puedes llegar hasta 30 segundos, o incluso más, si trabajas en modo Bulb). Pero en este caso, esta solución también se enfrenta a dos limitaciones, una técnica y otra artística.

En primer lugar, no podrás reducir la velocidad de obturación de forma indefinida sin que esto tenga consecuencias sobre la imagen resultante. Seguramente ya lo hayas comprobado (a pesar de que muchos principiantes todavía no hayan entendido el porqué): a velocidades muy bajas, la imagen sale desenfocada. Este fenómeno se conoce como desenfoque de movimiento: recuerda que, incluso si no fumas ni bebes café, es imposible permanecer completamente inmóvil cuando se sostiene la cámara. A altas velocidades este movimiento continúa siendo imperceptible, pero cuando son más lentas, esto se ve reflejado en la foto provocando un efecto muy antiestético.

Una regla conocida y sencilla es hacer que la velocidad no sea menor de 1 / distancia focal, esto si fotografías a mano alzada. Por tanto, si disparas a 50 mm, al menos debes emplear una velocidad de 1/50 (o más rápida, como 1/100). Dicho esto, es necesario multiplicar esta focal por un cierto número que dependerá del tamaño del sensor. En el caso de la híbridas micro 4/3 hay que multiplicar por 2, y para las cámaras con sensores APS-C (la mayoría de las réflex, híbridas Sony NEX y Fuji) hay que multiplicar por 1,5.

Así que para la misma distancia focal (está escrita en el objetivo), tendrás que elegir al menos 1/80s en APS-C, y 1/100s en micro 4/3.

También puedes colocar la cámara sobre un trípode y no tendrás más limitaciones que la velocidad.

 

El problema en términos artísticos tiene que ver con el movimiento, pero no con el tuyo, sino con el del sujeto. Efectivamente, si se mueve y abres muy despacio, podría salir desenfocado en la imagen siempre. De forma bastante intuitiva, es especialmente cierto que:

  • la velocidad de obturación es lenta (con el mismo movimiento del sujeto)
  • el sujeto se mueve rápido (con la misma velocidad de obturación)

Por tanto, si quieres congelar el movimiento del sujeto, no vas a poder cerrar mucho más lento y no podrás jugar con este parámetro. Al revés, si el sujeto no se mueve, o si quieres desenfocarlo, podrás emplear un trípode y llevar al límite este parámetro (utilizando también una sensibilidad ISO y una apertura reducidas).

La sensibilidad ISO

Mesparrow @La Cave aux Poètes, Roubaix, 18/03/2013 #4 by laurent.breillat

Finalmente podrás usar este último parámetro que yo llamo “válvula de seguridad”. Hay que recurrir a esto como último recurso, cuando ya hayas probado con la apertura al máximo (ten en cuenta las limitaciones técnicas de tu objetivo así como tu deseo pasajero de ver una profundidad de campo muy elevada) y con la velocidad de obturación (ten en cuenta la velocidad mínima para evitar el desenfoque de movimiento, si empleas o no un trípode y tu deseo de congelar el movimiento sujeto).

La otra cara de la sensibilidad ISO es que al aumentarla, generará ruido en la imagen. La ISO más reducidas (hasta 400 u 800 ISO) producen un ruido bastante razonable, pero más allá de ahí, empieza a ser un problema. Debes saber que eso depende de tu cámara: algunas producen mucho ruido a 1600 ISO (o menos), y otras rinden bien hasta los 6400 ISO. En esto no existen reglas absolutas: es cosa tuya probar y ver cuál es el ruido aceptable. Atención: evalúa los resultados en tamaño de visualización (por ejemplo, a pantalla completa), y no haciendo zoom al 100%, algo que no tiene sentido.

El ajuste de la exposición en el post-tratamiento

También existe la posibilidad de aumentar la exposición en la fase de retoque, concretamente si trabajas en RAW, lo cual te daría mucha más flexibilidad en este tema. Ten en cuenta que eso generará ruido en la foto, de igual manera que el aumento de la sensibilidad ISO. Por tanto, no esperes milagros si ya estás usando la sensibilidad ISO máxima que permite el sensor de tu cámara.

Dicho esto, los buenos programas de revelado RAW generalmente permiten reducir bastante el ruido (estoy pensando concretamente en Lightroom, que no para de sorprenderme en relación a esto), y esto te hará ganar más libertad.

Los otros aspectos

Estos parámetros técnicos son interesantes, pero también existen otras formas de facilitar un poco las cosas en el momento del disparo, y que no tienen que ver con los ajustes.

Comprender la luz

Les couleurs du paradis by laurent.breillat

Lo primero es entender bien cómo funciona la luz. Ya escribí un artículo sobre la luz en fotografía en el que di la palabra a la mismísima luz. Te recomiendo mucho que lo vuelvas a leer, porque no serviría de mucho que lo repita aquí.

Puedo tomar un ejemplo muy sencillo para ilustrarlo: si fotografías a alguien en interior y con luz artificial, existe un método muy sencillo que consiste en acercar una fuente de luz al sujeto (o acercar el sujeto a la fuente de luz, claro). Esta cantidad de luz no es para nada despreciable y puede marcar la diferencia entre una foto errada (o imposible de sacar) y una buena foto.

Iluminar con un flash

Obviamente, también puedes decidir iluminar con un flash u otro tipo de iluminación artificial. El flash que viene integrado en la cámara es muy malo: de poca potencia, produce una luz demasiado dura e ilumina de cara al sujeto, por lo que dará unos resultados siempre rozando lo desagradable, por no decir antiestético. Si sólo tienes este, existen algunas formas casi gratuitas de mejorar la iluminación.

Y si no, la mejor solución, sin duda, es el flash cobra. Si difuminas la luz o la reflejas de una u otra forma (dirigiéndolo hacia la pared, con una cartulina blanca…), deberías conseguir un buen resultado tras varios intentos. No dudes en fotografiar en automático al principio.

Para más información sobre esto, puedes leer el artículo sobre la elección de un flash y el que habla sobre su uso.

Aplicaciones concretas

Me dirás que todo esto está muy bien, que entiendes que en teoría es así, pero que no es tan fácil ponerlo en práctica. Te comprendo, a mí también me costó al principio, pero ya lo verás, no es difícil.

En modo prioridad a la apertura (A o Av)

Si estás en modo prioridad a la apertura, lo lógico es que quieras controlar la profundidad de campo. En este caso, comienza por elegir la apertura que deseas, siempre con la vista puesta en tu intención fotográfica. Presionando hasta la mitad el disparador, la cámara mostrará la velocidad que va a emplear, tanto por el visor como por la pantalla.

  • Si la velocidad de obturación es importante para ti (porque trabajas a mano alzada y/o porque el sujeto está en movimiento), mírala. Si es demasiado lenta, aumenta la sensibilidad ISO hasta que sea lo suficientemente rápida. Si no es suficiente, puedes decidir aumentar la apertura, en detrimento de la profundidad de campo. Cambiará bastante la imagen resultante, pero te permitirá lograr una exposición correcta. ¡Si siempre trabajas al límite, entonces tienesun problema con tu material, y perdón, pero hay que superarlo! Ten en cuenta que puedes optar por una velocidad más reducida si tu único contratiempo es el desenfoque de movimiento (y no de sujeto): con velocidades límite, con un poco de suerte y sin moverte nada puede que consigas una foto nítida, sobre todo si tu objetivo cuenta con estabilizador.
  • Si la velocidad de obturación no es importante para ti (porque usas trípode y el sujeto se mueve, o porque no te importa que salga desenfocado), en ese caso eres libre de disparar.

En modo prioridad a la velocidad (S o Tv)

Aquí, lógicamente, la velocidad es importante para ti. Si tienes problemas con poca iluminación, eso quiere decir que es rápida, por lo que quieres lograr congelar el sujeto. En este caso, empieza por elegir la velocidad suficiente como para hacerlo (no existen reglas, es cuestión de hacer pruebas). Presionando el disparador a la mitad, la cámara mostrará la apertura que va a emplear. Si parpadea (o aparece en rojo, eso depende de la cámara), quiere decir que va a usar la apertura máxima, pero que eso sigue sin ser suficiente, por lo que la foto quedara subexpuesta.

En este caso, puedes aumentar la sensibilidad ISO hasta que se deje de parpadear: la foto quedará bien expuesta. También puedes aumentar la ISO si quieres que la cámara cierre un poco más el diafragma (habitual para ganar profundidad de campo).

Si a pesar de todo esto no logras conseguir una exposición correcta, empieza a pensar que puede ser cosa de tu equipo.

Dos casos de manual diferentes (con sus soluciones)

Estoy seguro de que más allá de toda explicación, uno o dos casos concretos podrían ayudar a entender todo mucho mejor. Así que veamos esto en una situación real.

El paisaje con largas y cómodas exposiciones

Estuario de Slack en enero by laurent.breillat

Te encuentras en la playa, una noche de primavera, poco después de la puesta de sol. El cielo está hermoso, el entorno es bonito, en definitiva, quieres hacer una foto. El problema es que ha oscurecido bastante. ¡Pero… afortunado de ti (de tu carácter previsor), llevas contigo, en la mochila, el trípode!

Es fantástico, porque puedes colocar la cámara sobre el trípode, seleccionar una apertura suficiente como para tener todo el paisaje nítido (digamos a f/11). Dado que podrás jugar con la velocidad de obturación más lenta o máxima, puedes dejar la sensibilidad ISO a 100. La cámara decidirá una cierta velocidad, pero no importa, trabajas con trípode. ¡Sólo te queda disparar! (con la función bloqueo de espejo y un disparador remoto o usando el retardador, únicamente por recordarlo)

Sujeto que se mueve rápido con poca luz

Roméo et Juliette #21 by laurent.breillat

Te encuentras en una sala de conciertos en la que todo huele a sudor y cerveza, para asistir a un directo de rock en un lugar muy oscuro. Bueno, generalmente si tienes una cámara y el simpático y afable vigilante de la puerta no te ha echado para atrás, quiere decir que tienes una acreditación, por lo que no necesitarás mis consejos, porque el mundo gira a tu alrededor.

Pero bueno, admitamos que es cuestión de pompa, en casa también ocurre lo mismo si intentas fotografiar a tu abuela bailando rock en el salón en Noche Vieja (incluso si huele más a cava y pachuli que a cerveza y sudor).

En definitiva, tienes un sujeto que se mueve rápidamente y deseas congelarlo. Eliges el modo prioridad a la velocidad, ajustas a 1/150s. Al tocar el disparador, lo primero que hace el pequeño “f/2.8” es parpadear. Ahí aumentas la sensibilidad ISO hasta que deje de parpadear (tendrás una buena exposición), o hasta el máximo aceptable que te permita la cámara (1600 ISO por ejemplo). Si sigue parpadeando, puedes intentar sacar la foto igualmente, pero quedará subexpuesta. Esto puede arreglarse si no es demasiado grave, pero no si sale todo negro.

 

¡Es todo por hoy, espero que este artículo enfocado a los principiantes te ayude en situaciones de poca iluminación en las que te preguntes cómo diablos conseguir que la foto salga bien!

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

como fotografiar con poca luz, camara canon para fotografiar con poca luz, fotografia en interior con poca luz, regla para fotografiar con poca luz


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

2 comentarios

  • Podias mandarnos algún tutorial para fotografías de larga exposición?
    Hay algún accesorio que te muestre en pantalla , ISO , diafragma y segundos que debemos dejar el objetivo abierto en fotos de larga exposición en función de la luz que él capte ?
    Si lo hubiese podrias mandar el link para poderlo ver??
    Saluds y gracias

    8 marzo 2016
    • Hola Ajota. Laurent tiene en su agenda el redactar un artículo sobre la larga exposición y lo hará en las próximas semanas. ¡Así es que te pido un poco de paciencia hasta que lo tenga todo listo! En cuanto al accesorio, la mejor recomendación que te puedo hacer es una aplicación que se llama Photopills. Tiene una opción que se llama “exposición” y que facilita todos los datos que mencionas. Tú sólo tienes que fijar una variable y la aplicación te da el resto. Es una aplicación fantástica.

      14 marzo 2016

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?