Fotografía panorámica

5 noviembre 2015

Este artículo ha sido redactado por nuestro invitado Régis Moscardini, del blog de fotografía de animales Auxois Nature. En su página, ofrece la descarga de una recopilación de consejos de los mejores fotógrafos de animales y una guía de compra para los que comienzan en este mundillo.

Algunas definiciones

Lo siento, pero, antes de entrar a fondo en el tema técnico, tengo que pasar por aquí. Me veo obligado a dar un par de definiciones para saber de qué estamos hablando.

¿Qué es un panorama?

En un sentido amplio, un panorama es una vista de un vasto paisaje. Otra definición, bastante más precisa, la ofrece la Académie française (¡ojo que esta gente no se anda con bromas!): “un panorama es una escena circular y continua, dispuesta de forma que el espectador colocado en el centro vea los objetos representados, como si, estando situado en un lugar elevado, descubriese todo el horizonte que le rodea“. ¿Sirve?

¿Qué es una foto panorámica?

Desde el punto de vista del espectador: a pesar de su carácter enciclopédico, la última definición es la base para entender qué es la fotografía panorámica. ¿Has observado alguna vez una enorme foto panorámica en una exposición? Yo pude hacerlo en el último festival de foto de naturaleza y de animales de Montier-en-Der, en la región francesa de Champagne. Esto esto es lo que sentí: situado en el centro de la foto, podía ver todo el horizonte ante mí, un panorama de verdad.

Desde el punto de vista del fotógrafoes el montaje (unión, ensamblaje) de varias fotos. Por tanto, lo que va a determinar el formato de una imagen es la relación “largo/alto”. Un formato famoso es el de las postales: es 3/2, en centímetro, 10 cm x 15 cm. Una foto panorámica no tiene la misma relación de largo y de alto: puede ser 1/2, 1/3 o más. Cuando la altura es 1 cm, el largo puede ser 2 cm, 3 cm o más. Por tanto, se trata de un formato de imagen alargada. Incluso se puede llegar a relaciones como 1/7, las cuales dan como resultado fotos muy alargadas, algo muy típico de las fotografías de 360°.

La era digital, con la aparición de nuevos soportes, ha traído consigo un lío monumental en lo que se refiere al formato de las imágenes. No obstante, también facilita mucho el trabajo de los fotógrafos en lo referido a la creación fotográfica. El mejor ejemplo es la fotografía panorámica ¡Los fotógrafos ya no están limitados como ocurría con la tecnología analógica!

A modo de resumen introductorio, y aunque parezca un poco indigesto: una foto es panorámica cuando es alargada… ¡Sin las relaciones en cifras es muy fácil! Ahora ya puedes leer lo que sigue 🙂

¿Qué fotografía en panorámica?

Comencemos por una regla fundamental: una foto panorámica sirve para realzar un sujeto, para sublimarlo. No hagas panorámicas solo por crear una foto alargada. Eso lo puede hacer cualquier persona. Para sobresalir del montón, repito, debes recordar que este formato solo sirve para sublimar un elemento particular del horizonte. ¿Cuál?

Veamos algunos ejemplos:

  • un árbol aislado
  • un faro sobre el mar
  • un edificio particular
  • una puesta de sol o un amanecer (ojo, esto es difícil)
  • una casa rural
  • un gran mamífero…

¡Como siempre en fotografía, tu único límite debe ser tu propia imaginación… y también lo que tengas ante tus ojos! Te recuerdo que una foto panorámica no es más que la captura de un paisaje muy vasto. Está bien lo del árbol aislado, pero siempre que haya un gran horizonte ante ti.

Un truco para aprovechar las mejores condiciones consiste ponerse en una posición elevada. Aunque mejor no intentes trepar a un árbol con la cámara, los objetivos y el trípode. A menudo, basta con subirse a una roca o al techo de un vehículo para tener un ángulo de enfoque que el 99% de la gente no ve nunca. Leales lectores de este blog, Laurent repite muchas veces que hay que tirarse por los suelos en la ciudad para cambiar el ángulo de enfoque. Yo digo justo lo contrario 😉 ¡Para hacer fotos panorámicas, elévate sobre las espaldas de los gigantes!

En este ejemplo de abajo, el escenario circundante permite mostrar el aislamiento del faro. Que quede claro, el formato panorámico está al servicio del sujeto elegido, y no al revés: el protagonista es el faro, la panorámica sirve para darle valor (pues claro, hay muchos faros, pero solo uno de Alejandría 😉 )

En resumen

  • Elegir un sujeto y rodearlo de su entorno
  • Encontrar, siempre que sea posible, un ángulo de enfoque desde una posición elevada

He aquí la típica foto panorámica sin interés alguno: un paisaje, nada más

Elige bien tu equipo fotográfico

Es absolutamente necesario que tu cámara permita personalizar al máximo: te debe permitir acceder a los ajustes manuales, abandonar por completo el modo automático. Si todavía no estás listo para esto, te arriesgas a caer en la frustración. Algunas cámaras tienen modos llamados “panorámicos”, y seguramente funcionen bien… pero sinceramente, ¿qué placer da sacar fotos si la cámara lo hace todo ella sola? ¡Debes ser creativo, no dejes que la cámara decida por ti!

¿Entonces, por qué razones es imprescindible el modo manual? Las fotos que se compondrán para conseguir la imagen final deben tener una exposición idéntica. Lo mismo para el balance de blancos. ¡Con el modo automático, la cámara podría tranquilamente sacar una primera foto con unos ajustes, y una segunda con otros diferentes! ¡Cuando te encuentres ante fotos hechas con exposiciones diferentes, te vas a tirar de los pelos! Así que tienes que darle importancia a la exposición y al balance de blancos, y no cambiar nada en los enfoques posteriores.

Si no tienes limitaciones de presupuesto, lo ideal sería tener lo siguiente:

  • Una réflex
    No me detengo en este punto, la que tengas será suficiente. Si tienes una compacta, también funcionará con el modo manual… aunque el objetivo no va bien.
  • Un objetivo con focal fija
    ¡Esto es muy importante! Una foto panorámica es el ensamblaje de varias fotos, una asociación que se hace pegando los bordes de esas fotos… ¡El problema es que los defectos de las imágenes suelen concentrarse en las zonas más periféricas de las mismas! Un buen objetivo para hacer fotos panorámicas es aquel que reduce los defectos en los bordes. Los defectos molestos para el montaje de las fotos:

    • Viñeteado: oscurecimiento de las esquinas de la foto
    • Pérdida de nitidez en relación al centro
    • Distorsiones: curvatura de las líneas rectas

Los objetivos con focal fija, es decir, sin zoom, a priori son aquellos que mejor reducen los defectos. Haría falta un artículo entero sobre este apasionante tema de los objetivos, pero no toca aquí. ¡Aquellos que quieran profundizar en este tema pueden hacerlo en los comentarios!

Ten en cuenta que las fotos tomadas con los objetivos descritos se podrán montar mucho mejor. En mi opinión, las distancias focales que van de 28 mm a 50 mm son muy interesantes (equivalente a 24×36, es decir, de 18 a 35 mm con un sensor APS-C). No hay ningún interés en usar un gran angular porque se producen muchas distorsiones.

  • un buen trípode
    Debe ser muy estable (es lo mínimo que se puede pedir a un trípode). Si estás contento con el tuyo, guárdalo, te irá muy bien.

Con un poco de práctica, se pueden sacar fotos a mano alzada que después se pueden ensamblar bien, aunque aumentarás tus posibilidades si lo haces con un trípode. Más adelante veremos por qué.

En resumen

  • Tener una cámara de fotos que pueda trabajar en modo manual, lo mejor es una réflex.
  • Tener un objetivo de focal fija de 28 mm a 50 mm, equivalente a 24×36 mm.
  • Contar con un trípode.

El formato panorámico de esta foto es ideal para resaltar el sujeto: un excursionista contemplando el horizonte

Ajustes de la cámara

Ya lo hemos visto, deja de lado los ajustes automáticos, ya que pueden hacer variar las exposiciones de una imagen a otra y arruinar el panorama.

Cómo definir la exposición apropiada

Es un momento importante, indispensable, pero este proceso no es demasiado difícil de llevar a cabo. Aquí la idea es hacer una medición promedio de la luz en el conjunto de la zona que se va a fotografiar. Las cámaras actuales están dotadas de eficaces medidores de exposición integrados: en todas las marcas funcionan muy bien tanto la medición de luz matricial como otros sistemas de medición en diversas zonas de la imagen.

Ahora que tienes en mente la forma de medir la luz en una foto panorámica, solo tienes que seguir los pasos:

  • Elige el modo prioridad a la apertura.
  • Elige una apertura de paisaje del tipo f/8 o f/11, y no la cambies nunca.
  • Encuentra una zona del horizonte que tenga una iluminación media: es sencillo, ni la parte más oscura, ni la que tiene mayor claridad
  • Saca una foto de esa zona.
  • Observa atentamente el histograma que ofrecen las réflex: en general debe estar bien equilibrado.
  • Si el resto de zonas del paisaje no son demasiado oscuras o demasiado luminosas, guarda estos ajustes.
  • Si, por el contrario, la iluminación es demasiado extrema en ese momento, podrías corregir la exposición con tal de conseguir un histograma idéntico al de la primera foto.

Cómo ajustar el balance de blancos

Un pequeño recordatorio: el balance de blancos es, a groso modo, el elemento que determinará el tono de los colores en la imagen. Esto también se conoce como temperatura de color.

¡Supongo que ya lo has adivinado! El ajuste manual sigue siendo en este caso la forma de proceder. ¡Si dejas que tu cámara elija todo, lo más probable es que la primera foto salga soleada, la segunda repleta de nubes y la tercera oscura! El montaje de estas tres imágenes con temperaturas de color distintas dará como resultado una imagen panorámica, digamos, extraña.

Desactiva el balance de blancos automático y opta por ajustarlo teniendo en cuenta la posición e intensidad del sol. Dado que generalmente estarás en exterior, lo más normal es que tengas que configurar “sol” o “nube”. Ya sea por la luz o por la temperatura de color, la palabra clave será… coherencia.

Nota de Laurent: Si trabajas en RAW, no hay ningún problema, dado que podrás ajustar el mismo balance de blancos en las fotos durante la fase de revelado 

Recapitulemos:

  • Ajusta la rueda de selección en prioridad a la apertura.
  • Elige una apertura del tipo f/8 o f/11.
  • Saca una foto de una zona donde haya una iluminación promedio.
  • Comprueba que las variaciones de luz no sean demasiado importantes.
  • Si ese es el caso, haz las correcciones de exposición que sean necesarias.
  • Desactiva el balance de blancos automático.
  • Elige el modo “sol” o “nube” y mantenlo hasta el final.

El momento de hacer la foto

Lo ideal es que el trípode en el que se apoye la cámara sea de calidad. Si es posible, que esté provisto de los elementos de medición necesarios para la réflex ¡Si no tienes nada de todo esto, no te preocupes, no hace falta que te tires de los pelos, ajusta a ojo! No vas a dejar de fotografiar solo porque el trípode no tiene nivel. Olvídate del nivel que se usa en las obras. Pesa mucho y ocupa demasiado espacio 😉

Casi por instinto, más bien tendemos a seleccionar el modo paisaje de la cámara, porque vamos a fotografiar un paisaje 🙂 Sólo una cosa: recuerda que el objetivo es, a fin de cuentas, montar las fotos: con un modo retrato (vertical) tendrás una relación más equilibrada entre el alto y el largo. ¡Así que no dudes en probar esta orientación!

Listo, sólo queda disparar. Comienza por la izquierda (¿prefieres hacerlo por la derecha?, ¡hazlo!), dispara y pivota la cámara hacia la derecha con mucho cuidado de girar cada imagen un 25 o 30% respecto de la anterior. Personalmente, uso como referencia uno de los puntos de enfoque colocados en el lugar correcto en el visor. También puedes usar elementos del paisaje como referencia: un árbol, un edificio, una nube… Este truco es muy importante: si no piensas en solapar las imágenes sucesivas, tu ordenador será incapaz de montar las fotos por ausencia de elementos comunes.

En fin, a menos que quieras probar algo muy raro, no te recomiendo que hagas fotos panorámicas con mucho viento, por lo menos cuando aún estés dando tus primeros pasos. Las hojas o la hierba que aparecen en primer plano puede quedar movidas, y eso complica el tema del ensamblaje. ¡El problema puede resolverse fácilmente con una velocidad de obturación más elevada, no lo olvides! Lo mismo con las olas: una velocidad lenta debería producir un bonito efecto de estela, pero la fusión también será difícil. O si no, pruébalo sólo para ver qué pasa: si fallas, nadie se va a enterar 😉

En resumen

  • Asegúrate de que el trípode esté nivelado.
  • Elige el modo retrato.
  • Haz girar cada una de las imágenes entre un 25 y un 30% respecto de su imagen precedente.
  • Debes ser prudente con los efectos de estela a velocidades de obturación reducidas.

Montar las imágenes

¡Lo más difícil ya está hecho! La parte técnica de montaje es muy sencilla… ¡siempre y cuando se hayan hecho bien los deberes en los pasos anteriores!

Debo decirte que tener un software específico es una condición innegociable, lo debes tener sí o sí. Afortunadamente hay muchos: unos gratis, otros de pago, algunos caros, otros no tanto, los que son buenos y los que no. Tal vez Raw Therappe tenga alguna función específica para esto. Si es así, Laurent podría hacer algún vídeo explicándolo.

Nota de Laurent: No, RawTherapee sólo revela RAW, no sirve para las panorámicas 

Una captura de pantalla del software gratuito de Microsoft: ICE

Y ahora una lista corta de algunas herramientas:

  • Microsoft ICE de Microsoft : gratis
  • Hugin: gratis (Nota de Laurent: y libre de sobrecargos, he oído hablar muy bien de él  )
  • ImageAssembler de Panavue : gratis
  • Autopano de Kolor: de pago, entre 99 y 199 €

Hay muchos más pero con estos ya te haces una idea.

¿No sabes cuál elegir? No te voy a explicar cada uno de ellos en detalle. ¡Ni yo tengo el tiempo para hacerlo ni tú para leerlo! No quiero enrollarme más, así que esto es en general lo que se debe hacer con el programa:

  • Cargar las imágenes que se van montar en el programa en cuestión.
  • Introducir la información que pide: objetivo utilizado, focal empleada…
  • Mantén todos los ajustes predeterminados, no te compliques demasiado. Deja alineación automática para conseguir mejores resultados.
  • Presiona… Introducir, Ok, Aceptar… en fin, el botón para ejecutar la operación.
  • ¡Tras unos instantes, más o menos largos dependiendo de la foto, de tu ordenador y del programa, aparecerá en pantalla el sublime panorama!
  • ¡Ánimo, que ya casi terminamos! Ahora asegúrate de recortar los bordes del exterior. Es posible que haya algunas zonas negras que tengas que eliminar
  • Ya está, el viaje ha terminado. Guarda la nueva imagen en el formato que prefieras: JPEG para compartirla, PSD para retocarla en Photoshop, etc.

En resumen

  • Elegir un programa de montaje gratis o de pago.
  • Seguir las indicaciones pertinentes para cada programa.
  • Exportar la foto en el formato elegido.
  • Si es necesario, retocar la foto.

Nota importante

Con lo que acabas de aprender, deberías lograr bonitas fotos panorámicas. Estos consejos son más que suficientes para hacer fotos interesantes. Pero debo ser honesto contigo: no es más que una pequeña parte de lo que se puede hacer. Porque, como en muchos otros ámbitos de la vida, si se profundiza, en fotografía panorámica se puede llegar muy lejos: ajustes extremos, equipo especializado, programas perfeccionados… ¡Las únicas limitaciones serán tu tiempo y tu dinero!

¡Diviértete!

Si estás especialmente interesado en la fotografía de naturaleza y animales, estaré encantado de recibirte en mi blog Auxois Nature

 

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

Recherches utilisées :

cual es el mejor objetivo para hacer panoramicas, defecto de fotografia panoramica, Descripcion fotografia panoramica, formato más apropiado para resaltar un edificio alto fotografia, panoramica fotografia, panorámica ¿mano alzada o trípode?


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

2 comentarios

  • Hola!
    precisamente hace un par de días he colgado en mi bloc una panorámica de la Plaza de Catalunya, en Barcelona. Pensé en captar el dibujo del suelo para que abrazara al edificio del centro de la imagen. La panorámica está hecha en base a cinco fotografías en vertical, reveladas en Darktable y “cosidas” con el programa Hugin (soy ferviente usuario de software libre). El resultado:

    https://climentphotos.wordpress.com/2015/11/05/placa-catalunya-barcelona/

    5 noviembre 2015
    • Una foto preciosa Climent. Gracias por compartirla.

      16 noviembre 2015

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?