Fotografía macro por menos de 100 €

18 febrero 2016

Capturar lo más ínfimo: esa pequeña flor en el jardín de tu casa, una libélula que sobrevuela un lago en la reserva natural que hay cerca de donde vives… todo esto resulta tentador. Perfecto, el único inconveniente es que, tras varios intentos, te das cuenta de que para eso se necesita un mínimo” presupuesto.

¿Entonces, cómo conseguirlo si ya has vendido un riñón y probado todo tipo de artimañas para comprarte una réflex, tanto que desde hace tres meses te alimentas a base de arroz blanco? Afortunadamente, puedes llegar a tocar la felicidad con los dedos sin un objetivo macro (aunque esta sería la solución ideal, ojo). Existen soluciones alternativas mucho menos caras que te permitirán dar tus primeros pasos en el mundo de David el Gnomo, mientras esperas a que te caiga algo de dinero del cielo.

(Espero que no te dé por traficar con drogas, es dinero fácil, pero eso no está bien 😀 )

Por tanto, voy a centrarme en tus posibilidades, en las ventajas e inconvenientes, y en aquello que puedes esperar en cada caso, lo cual no siempre está del todo claro antes de hacer la inversión, que es considerable (porque aunque siga siendo menos caro que un riñón, tampoco se consigue a precio de bazar chino).

Lentes de aproximación macro

Las lentes de aproximación se acoplan por rosca a la lente frontal del objetivo, de igual forma que un filtro. En ocasiones puedes encontrarte con la denominación “filtro Close-Up”, derivada de una pseudotraducción del inglés.

¿Qué puedes esperar?

Playing with the close-up macro filters by Daniele Zanni

La potencia de las lentes de aproximación se expresa en dioptrías (no te asustes, seguramente hayas escuchado alguna vez a tu oftalmólogo pronunciar esta palabra). En realidad se refiere a su potencia de aumento. El rango de valores más habitual es de +2 a +8 dioptrías.

Puedes acumular varias lentes de aproximación, de forma que conseguirás una mayor potencia (la suma de cada lente). Así, si añades una lente +8 y otra +4, obtendrás un aumento equivalente de +12 (¡bien, parece que aprendiste algo en la primera clase de primaria! 😀 ). Asegúrate de instalar la lente más potente primero. No conviene añadir muchas lentes, porque por cada una que se agrega se pierde calidad de imagen.

¿Entonces, cuánto aumento se consigue con esto? Bueno, eso depende de la distancia focal del objetivo y de su aumento inicial. Recuerda, para hacer macro de verdad lo que se busca es una relación de aumento de 1:1 (o sea 1x). Los objetivos que no son macro suelen tener relaciones en torno a los 0,15x.

Debes saber que las lentes de aproximación son más efectivas cuando se montan en un objetivo de gran focal. ¡Por ejemplo, para aumentar 0,5x en un objetivo de 50 mm, será necesaria una lente +10 dioptrías, mientras que en un objetivo 200 mm, se necesitará únicamente una de +2,5 dioptrías para obtener el mismo resultado!

En el apartado de los tubos de extensión te ofreceré un cuadro comparativo para que averigües rápidamente el aumento que obtendrás de acuerdo a la potencia de las lentes, a la distancia focal del objetivo y al aumento inicial (lo podrías haber encontrado en el manual de usuario que tiraste a la basura o en la página web del fabricante).

Ventajas e inconvenientes

Ventajas:

  • Ofrecen una buena relación de aumento en teleobjetivos.
  • No requieren desmontar el objetivo cada vez que se cambian. Se colocan simplemente como un filtro.
  • No provocan pérdida de luz.

Inconvenientes:

  • Pueden producir viñeteado y una pérdida de calidad (sobre todo las lentes más baratas). Dicho esto, las lentes dobles (dos lentes en una) causan menos estragos.
  • Impiden el enfoque de objetos lejanos (tendrás que sacarlo para volver a hacer fotos “normales”).
  • A menudo son más caras que los anillos de extensión.

¿Cómo elegir una lente de aproximación?

Dicho esto, si te interesa comprar una o más lentes de aproximación para fotografiar en macro, probablemente la cantidad de opciones disponibles te haga sentir como un pollo decapitado.

La lente de aproximación es un elemento extra que se coloca entre el objetivo y la imagen real, por lo que conviene no escatimar en la calidad, a no ser que quieras hacer unas fotos que parezcan sacadas con un culo de botella como objetivo. No digo que tengas que gastarte un dineral ni que deba preocuparte solamente la nitidez en lugar de centrarte en conseguir buenas fotos en macro (no es mi estilo), pero se requiere un mínimo indispensable.

olympus-45-mm-f18

El diámetro viene indicado en el objetivo, en esta foto Ø37 mm (la cual ha sido sacada con una lente de aproximación 😉 )

El precio es un buen indicador. Si encuentras un conjunto de cuatro lentes de aproximación de una marca china por 30€, lo mejor es que sigas buscando. Concéntrate en las grandes marcas (que también ofrezcan filtros de buena calidad): Hoya, B+W, Marumi… y también Canon, que comercializa dos lentes bastante caras (más de 100 €). Obviamente, asegúrate de elegir una que tenga el diámetro igual que el de tu objetivo, de la misma forma que con los filtros.

Elige una o varias lentes que te permitan conseguir un buen aumento (cercano a 1x). Puedes encontrarlo empleando el cuadro de más abajo. Por experiencia propia, el 0,5x es decepcionante. Puedes comprar una súper lente que sea muy potente o varias que te permitan ir acumulando dioptrías; esto último es lo que ofrece una mayor flexibilidad.

Los anillos de extensión

Un anillo de extensión (o tubo extensor) es un tubo hueco que va colocado entre el objetivo y la cámara. Al extender la distancia, el objetivo puede hacer el enfoque desde más cerca, por lo que también se consigue un aumento. Siempre y cuando no se use un tubo de papel de cocina, se podrán conservar unas cuantas funciones automáticas muy útiles, como el enfoque automático o la medición de luz

Grasshopper with Macro Extension Tube by GaurikaW

¿Qué puedes esperar?

La “potencia” de los tubos extensores depende de la distancia que queda entre el objetivo y la cámara. Por tanto, los distintos tipos se diferencian por su tamaño en mm. Igual que con las lentes de aproximación, puedes acumular los anillos de extensión de forma que se sume la distancia.

En este caso es muy sencillo calcular la ganancia. Basta con hacer una división muy fácil. No salgáis corriendo. ¡Sobre todo tú, el del fondo!

Ganancia del aumento = largo del tubo / distancia focal

Si, por ejemplo, colocas un anillo de 25 mm en un objetivo de 50 mm, conseguirás una ganancia de 25/50 = 0,5x. Si la ganancia inicial era de 0,15x (como en muchos objetivos), al final tendrás una ganancia de 0,15 + 0,5 = 0,65x. ¿Lo ves? ¡Es muy fácil! 🙂

Si se te dan bien las mates, quizás ya lo hayas adivinado, y su no, yo te lo digo: con un tubo igual de largo, estos anillos de extensión son más eficaces con objetivos de focal corta que con aquellos de focal larga.

Distancia focal Aumento inicial Con lente de aproximación Con anillo de extensión
+2 +4 +8 12 mm 25 mm 50 mm
35 mm 0,24x 0,33x 0,41x 0,59x 0,58x 0,95x 1,67x
50 mm 0,15x 0,25x 0,45x 0,61 0,39x 0,65x 1,15x
85 mm 0,13x 0,32x 0,51x 0,9x 0,27x 0,42x 0,72x
100 mm 1x 1,4x 1,8x 2,6x 1,12x 1,25x 1,5x
200 mm 0,16x 0,56x 0,96x 2,02x 0,22x 0,29x 0,41x

(Objetivos utilizados en el ejemplo: Canon 35 mm f/2 IS USM, Canon 50 mm f/1.8 II, Canon 85 mm f/1.8 USM, Canon 100 mm f/2.8 macro, Canon 200 mm f/2.8 II USM)

Ventajas e inconvenientes

Ventajas:

  • Muy baratos.
  • No provocan una reducción de la calidad óptica, sea cual sea la marca (porque no hay lente).
  • Son bastante flexibles en lo que se refiere a las relaciones de aumento que permiten.

Inconvenientes:

  • Son poco eficaces con teleobjetivos.
  • Impiden el enfoque de objetos lejanos (tendrás que sacarlo para volver a hacer fotos “normales”).
  • Requieren desmontar el objetivo cada vez que se usan (con el correspondiente riesgo de que entre polvo o suciedad en el sensor).

¿Cómo elegir el anillo de extensión?

Dado que no hay lente, puedes elegir anillos de menor calidad sin que eso conlleve una reducción de la calidad óptica. Tienes que fijarte más bien en la solidez de los anillos (¡vamos, qué tiene que aguantar bien el peso del objetivo!). Los anillos Canon, por ejemplo, son muy caros, y a ese precio es mejor comprar un objetivo macro 😉

Puedes encontrar kits de tres tubos por menos de 100 € fácilmente. Solo tienes que asegurarte de que se pueda trabajar con las funciones automáticas.

Las soluciones alternativas

Alternativas a las soluciones alternativas, más bien: no es realmente muy caro, pero se requiere ser un poco manitas. Por el precio de las lentes de aproximación y los anillos de extensión, elige esta opción sólo si realmente comes pasta y arroz blanco todo el tiempo.

Invertir un objetivo

La idea es simplemente darle la vuelta, es decir, colocar la parte que normalmente va pegada al sensor hacia el exterior, y al revés. Esto se hace de forma sencilla con un anillo de inversión. Hay que prestar atención porque el interior queda expuesto, y también debes saber que perderás las funciones automáticas (medición de luz, enfoque automático, control del diafragma).

Este dispositivo será más eficaz cuanto más corta sea la focal.

Acoplar dos objetivos

El principio es sencillo: montas un objetivo de gran focal en la cámara, y en la lente frontal, en lugar de colocar un filtro, montas al revés un objetivo de menor focal con el anillo de acople.

Basta con dividir la focal más grande entre la más corta para conseguir la relación de aumento. ¡Así que, por ejemplo, con un 100 mm montado en un 50 mm dado vuelta obtendrás una relación de 2:1! ¡Por tanto, es muy fácil lograr relaciones de aumento potentes! ¡En cambio, a la vista de la relación, necesitarás un trípode sin ningún género de dudas y tendrás que lidiar con un cierto viñeteado!

Conclusión

Existen muchas alternativas a un objetivo macro. Todas ellas pueden bastar para probar la disciplina sin gastar tanto dinero o para un uso esporádico. O si Igor (el de la película) no te ha llamado aún para su próxima entrega 😀

¿Y tú, ya has probado la fotografía macro con estos métodos?

¡No olvides compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

como coloco filtro close up, curso fotografia macro, ventajas e inconvenientes de un teleobjetivo macro


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?