[Entrevista] Hélène Caillaud y la fotografía submarina

De vez en cuando, me gusta entrevistar a personas que hablan de alguna disciplina fotográfica mucho mejor que yo, de forma que podáis tener información de primera mano sobre temas interesantes. Hoy vamos a tratar la fotografía submarina, una disciplina de la que no se habla mucho, pero que sabemos que es muy concreta.

Conocí a Hélène a través de su artículo sobre los tiburones peregrinos en Repérage Voyages (una revista online gratuita en francés). Fui seducido por las bonitas imágenes y por esta disciplina totalmente desconocida para mí (nado tan bien como un yunque 😛 ). Por eso decidí contactarla para proponerle una entrevista, que ha aceptado muy amablemente. Aquí van sus respuestas.

Para empezar, ¿podrías presentarte ante los lectores del blog?

Antes de nada, hola a todos. Igual que todos los lectores de este blog, soy una apasionada de la fotografía por encima de cualquier cosa.
Nunca tuve un vínculo particular con el mar, ni tampoco con la fotografía. Trabajo en el ámbito de las páginas web en una gran empresa de telecomunicaciones.

Vivo cerca de Montpellier, en una región predilecta para hacer fotografía submarina, pero también para hacer fotografía terrestre y de animales. Así que resulta difícil cerrar los ojos ante la belleza que me rodea. En mis periplos, la fotografía ha sido mi compañera natural.
Suelo viajar bastante al extranjero y, cada encuentro, cada descubrimiento que hago es una puerta abierta a los recuerdos, las emociones, las sensaciones… ¿qué puede ser mejor que una imagen para congelar esos instantes?

Mi aspiración es transmitir mis emociones y descubrimientos a través de las imágenes, esperando mostrar a la gente quién soy con ellas.

La fotografía submarina sigue siendo a día de hoy una especialidad muy particular: ¿cómo llegaste a ella?

Mi gran pasión nació cuando un amigo mío me “forzó” a descender a las profundidades submarinas del Mediterráneo con un equipo de esnórquel (aletas, máscara y tubo). ¡¡¡Si mi amigo hubiese imaginado la aventura en la que me sumergiría a partir de ese momento, quizás no habría tentado al diablo!!!

Antes de hacer submarinismo ya había comenzado a coleccionar cámaras acuáticas desechables. ¡Después de contar hasta 13 cámaras en mi viaje a México en 2003, me di cuenta de que necesitaba hacer algo distinto, pasar a una etapa superior! Me compré una pequeña cámara digital Canon Ixus V3 y una funda sumergible. Comencé a hacer esnórquel y di mis primeros pasos en el mundo de la fotografía subacuática…

Pasaron los meses y subí al nivel 2 después de pasar una temporada en la Isla de Mauricio (al este de Madagascar) con Hughes Vitry. Hugues es un gran apasionado del mar, pero, sobre todas las cosas, un gran fotógrafo profesional muy reconocido en la isla. Supo transmitirme su pasión y con él aprendí las primeras reglas para enfocar: compone la imagen, realzar el sujeto principal utilizando un ángulo adecuado, evitar caer en la trampa de enfocar con herramientas como el Zoom (bajo el agua).

A base de hacer inmersiones, y muchas fotos, de consultar páginas web especializadas, de analizar las fotos de otros autores, finalmente aprendí todo lo que sé. Los consejos de Claude Ruff, monitor de fotografía subacuática, también me ayudaron mucho.

Fui perfeccionando mi técnica durante cuatro años con varias compactas digitales, y en 2007 decidí dar el salto a las réflex con una Nikon D80 y, más recientemente, con una D7000.

Mi pasión, por tanto, me permite hacer varias actividades a la vez: concursos de fotografía, redacción de artículos para revistas especializadas, participación en trabajos de investigación y protección de caballitos de mar en el estanque de Thau (operación Hippo Thau liderada por la asociación Peau-Bleue)…

Dedico mis vacaciones básicamente a hacer submarinismo por el mundo, y jamás lo hago sin la cámara. ¡Una inmersión sin cámara es muy frustrante! Puedes encontrar la mayoría de mis fotos en mi página web.

La primera restricción que podemos imaginar es el equipo. ¿Cuáles son las distintas opciones para alguien que quiera hacer fotografía submarina?

La fotografía submarina, igual que la terrestre, es una disciplina que se adapta a todos los presupuestos, incluso los más descabellados, para lograr “la foto de nuestros sueños”.
No obstante, hay algunos pasos previos hasta llegar a esa foto que resultan bastante naturales. También bajo el agua.

Muchas cámaras digitales pequeñas también pueden usarse con una funda sumergible. Hay que reconocer que es una buena solución para capturar recuerdos bajo el agua mientras estamos de vacaciones. Y es en ese tipo de situaciones donde a veces nace la pasión y la voluntad de dar un paso más allá de la foto de vacaciones.
Es la mejor opción para los principiantes que quieren sumergirse poco a poco en el agua.
Sin embargo, es necesario contar con un presupuesto de 500 euros para la cámara y la funda impermeable.
También se pueden agregar otros accesorios: flashes externos subacuáticos, objetivos macro y gran angular… De nuevo, son varios cientos de euros a añadir para conseguir mejores fotos en términos de luz y composición.
Llegado a este punto, ya habrás sentido en carne propia la belleza de la fotografía subacuática, así como las numerosas posibilidades que ofrecen las profundidades submarinas (fotografía macro, fotografía con apertura máxima, fotografía gran angular…). Probablemente te tiente pasar a la etapa superior: la réflex. Ha llovido bastante, hasta ahora que te cuento cómo di el salto a las réflex…

La réflex digital, concretamente en fotografía submarina, sigue siendo una actividad bastante cara, así que no es accesible a todo el mundo. Últimamente me pregunto bastante si el hecho de haber invertido en una réflex se ha traducido en mejores fotos. Creo que cada vez eso es más discutible, ya que las compactas digitales han mejorado muchísimo su rendimiento ofreciendo grandes posibilidades (rendimiento de la cámara, objetivos macro, gran angular) y, por tanto, siendo útiles en una gran variedad de situaciones. Sólo hay que fijarse en algunos concursos fotográficos en los que los ganadores hicieron la foto con una compacta, frente a muchos participantes que usaron cámaras réflex. Eso hace reflexionar y amplia mucho la perspectiva.

Sea como sea, las compactas digitales siguen sin ofrecer (aún) todas las posibilidades de una réflex en algunas disciplinas extremas: la súper-macro, o la muy gran angular (ojo de pez). Esa es una de las razones que me empujaron a dar el salto.

Para equipar una réflex con los necesario se necesita invertir varios miles de euros: de la cámara a la funda y todo lo que hace que se pueda sumergir (entre 2.000 y 4.000 euros), objetivos, flashes externos, brazo, etc. Y eso sin contar con que tendrás que reparar ese material de forma regular porque está expuesto al agua del mar… En definitiva, es necesario hacer un mantenimiento cuidadoso de todo este material.

A pesar de estos elementos que podrían echar para atrás a más de uno, lo cierto es que muchos lo hacen porque el resultado lo vale. No olvidemos que al fin y al cabo es el fotógrafo el que hace la foto, y no la cámara 😉

He visto que ahora usas una réflex con funda impermeable. ¿Hay algún tipo de objetivo polivalente para esta disciplina?

No creo que haya un objetivo polivalente para fotografiar bajo el agua: o al menos sin renunciar a la calidad de las imágenes.

Algo que hay que tener en cuenta debajo del agua es la distancia entre el sujeto y el objetivo. Cuanto más lejos se encuentra el sujeto, más azul quedará la foto, y usar un flash externo si se encuentra a más de 1 m de distancia, no cambiará nada.
En este contexto, los teleobjetivos o, de forma general, los objetivos con zoom deben evitarse.
Es mejor usar un buen objetivo gran angular tipo 10,5 mm Nikon o 10-17 Tokina, y un buen macro tipo 60 mm, o 85 mm.

Una solución intermedia puede ser el 50 mm, con el que podrás hacer retratos de (grandes) peces. No gran angular, y no súper-macro. Todo depende de lo que quieras hacer en términos fotográficos. En lo que respecta a eso, las reglas son las mismas para la fotografía terrestre que para la submarina.

¿Qué otras dificultades fotográficas asociadas al agua existen sin que probablemente nos las imaginemos?

Es cierto, el agua introduce dificultades extra…
A cuanta mayor profundidad fotografiemos, habrá menos luz y colores. Primero el rojo, para dejar finalmente todo en azul a partir de 20 o 30 metros.
En ese contexto, es imprescindible utilizar un flash externo, el cual sirve para reavivar los colores de los sujetos situados a menos de 1 metro de distancia.

Los objetivos que requieren mucha distancia para hacer el enfoque se deben evitar. Más allá de 30 cm, comienza a colonizarlo todo el azul, y será necesario retocarlos en la fase de post-tratamiento. Así que es necesario priorizar las distancias de enfoque más cortas. Por tanto, bajo el agua hay que olvidarse del zoom

Hablemos un poco de imágenes ahora: ¿cuáles son tus sujetos fotográficos preferidos?

Lo que más me gusta son los sujetos con una estética que hable por sí misma (colores, plasticidad, composición), que exprese y narre una historia que transmita emociones. Por eso me parece que los sujetos macro son muy ricos.

Cada fotógrafo tiene su toque personal y enfatiza en aquello que quiere compartir. Por eso algunos se concentran en las fotos de ambiente para transmitir la atmósfera, la emoción de un paisaje o el misterio de unas ruinas. Otros se centran en la macrofotografía para capturar una escena de vida, un pez raro, una actitud particular o estética. Y para terminar, algunos de ellos privilegian la fotografía súper-macro para realzar las facetas más gráficas, los colores de una especie particular o una mirada…

Yo me identifico más con las dos últimas categorías: la fotografía macro. ¿Por qué?
Por un lado, hay una gran variedad de animales pequeños, y no tantos enormes. Descubro nuevas especies cada día. Además, es más fácil capturar en fotografías los animales pequeños que los grandes, que generalmente se mueven. Los peces pequeños suelen ser muy coloridos, expresivos y tiernos (no tanto los grandes): sólo hay que ver los gobios… Me pasaría horas y horas fotografiándolos.
Y después hay algo que me fascina por encima de cualquier cosa. Es el entorno en el que viven: algunos son muy hábiles en el arte del camuflaje o del mimetismo, lo cual da pie, a veces, a fotos muy interesantes, ya sea en términos de composición, colores… No me canso nunca de hacer fotos macro.

¿Cuál es tu lugar preferido para hacer submarinismo? ¿Un lugar particular, un país?

¡Está a 30 km de mi casa: el estanque de Thau! ¡Hay una variedad de peces increíble! Lo llamó “mi Lembeh local” en referencia a una región en Indonesia muy conocida por contar con la mayor diversidad de fauna submarina de gran tamaño.

¡Al cruzar la frontera, mi corazón se va sin dudarlo a Indonesia! Ya he ido seis veces y seguro que volveré en los próximos años.
Es un lugar fascinante: los paisajes, los encuentros con la gente, la belleza de los corales, la diversidad del fondo marino (grandes desniveles, buceo a ras de suelo, restos de naufragios) y una variedad insospechada de especies, grandes y pequeñas.

¿Crees que se puede hacer fotografía submarina en todas partes (por ejemplo, a lo largo de la costa atlántica), o es necesario que las aguas sean más tranquilas, cálidas o mejor preservadas? (¡Puede que sea una pregunta un poco inocente, pero es que desconozco por completo esta disciplina! ^^)

Se puede practicar en todas partes, aunque se necesita una preparación distinta según el lugar.

Los mares de agua fría requieren, por ejemplo, usar traje impermeable y guantes gruesos ¡Por lo que se complica un poco, ya que es más difícil manipular los botones de la funda con esos guantes, pero no imposible!  Es cuestión de acostumbrarse.

Un mar bravo, con oleaje y corrientes, puede ser un buen espacio para sacar fotos de deportes acuáticos, especialmente para fotos macro que precisan de calma y cierta estabilidad para hacer bien el encuadre. En un contexto como este, es mejor concentrarse en la fotografía de ambientes.

De la misma forma, será difícil conseguir una bonita foto de ambiente si hay poca visibilidad, aunque eso no impide hacer macrofotografía.

Por esa razón es muy importante conocer bien las condiciones de inmersión, ya que van a condicionar las fotos que puedas hacer y el equipo que necesitarás para ello.

Obviamente, las condiciones ideales son un mar con agua cálida y clara, sin corriente, lo cual facilita mucho el enfoque y aumenta el abanico de posibilidades.

¿Un último consejo para los fotógrafos que quieran lanzarse de cabeza a probar esta disciplina tan particular?

Muchas fotos sólo se consiguen con suerte o paciencia.

Mejora tu técnica fotográfica y tu estabilidad durante el buceo. Este último punto es muy importante, ya que en el agua no podrás apoyarte en ningún lugar y debes quedarte suspendido, flotando, para hacer las fotos… Si no dominas esta técnica, no podrás hacerlo.

Cuando hayas aprendido esas dos técnicas, sumérgete, buces y bucea… y se paciente.
En paralelo, interésate por la biología submarina: ¿dónde encontrar las especies que te interesan? ¿Qué comportamientos raros quieres ver, una morena (muraena) comiéndose un camarón, un apogon llevándose sus huevos a la boca, un molusco, una escena de reproducción de dos tortugas?
Todo ese conocimiento, el dominio de la técnica fotográfica y la paciencia, en combinación con un poco de suerte, te permitirán conseguir fotos muy buenas…
Es para pensar en ello, ¿no es el mismo consejo que en fotografía terrestre? ¡Estoy convencida de que sí… lo único que cambia es la bombona de oxígeno a la espalda!  Así que lo primero que hay que hacer es pasar el nivel 1 de buceo

 

Buenas burbujas fotográficas.

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

como puedo hacer la entrvista a un submarino/?, concurso de fotografía submarinas objetivos generales, donde en puerto rico dan fotografia submarinas


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?