¡Elige de forma manual los puntos de enfoque del autofocus!

22 septiembre 2015

Hace poco hablábamos del bloqueo de la exposición y, por tanto, de forma indirecta, del enfoque automático. Eso me hizo recordar que mucha gente utiliza el modo autofocus con la configuración automática de los puntos de enfoque. Si es tu caso, debo decirte algo: ¡eso está MAL!

¿De qué sirve dejar que la cámara decida el lugar donde se hará el enfoque, es decir, la zona más nítida de la imagen, después de haberte esmerado en conseguir una buena exposición y en elegir los parámetros que te permitan conseguir exactamente la foto que deseas? Déjame que te diga que eso francamente no tiene lógica 😉

Ya hablé de esto en el artículo que trataba sobre los secretos del autofocus (léelo antes de seguir si no lo hiciste aún, porque en éste, doy por supuesto que ya lo sabes 😉 ), pero quiero ir un poco más lejos para asegurarme de que queda claro 😀

¿Cuándo puede ser esto un problema?

Hay que saber que, si la elección de los puntos de enfoque se hace de forma automática, la mayor parte del tiempo la cámara intentará enfocar en el objeto más cercano. Se trata de un comportamiento “relativamente inteligente”, dado que el sujeto principal generalmente se encuentra en primer plano. Aunque no siempre es así, y de ahí el problema. Imagina que quieres conseguir un primer plano desenfocado, por ejemplo.

“¿Por qué buscar desesperadamente la llave que abre la puerta de la felicidad, cuando jamás ha habido una cerradura?” by laurent.breillat

Y si no alcanza a hacer el enfoque en el objeto más cercano (porque, por ejemplo, es demasiado oscuro), intentará hacerlo en el objeto siguiente. Y así sucesivamente… En definitiva, te arriesgas a tardar mucho tiempo en conseguir el enfoque que deseas. ¡O, directamente, a no conseguirlo!

¡Y sin hablar de lo molesto que es si estás usando el modo de enfoque automático continuo! (AI Servo o AF-C)

Pero más allá de las complicaciones estrictamente técnicas, imagino que si estás siguiendo el blog es para aprender a dominar tu cámara, y poder prescindir de gran parte de las funciones automáticas, al menos de aquellas que te atan de pies y manos. Si no fuera así, no me parecería razonable…

 

Ahora que acabas de aprender a disparar con los modos creativos, y que ya te has convencido, tienes que preguntarte cómo administrar este nuevo parámetro. ¡No te asustes, verás que no es para nada complicado!

Buenos hábitos para sacarle el máximo partido

Usar el punto de enfoque central

El punto de enfoque central siempre es el más preciso (debido a su diseño). Si lo usas de forma sistemática, la ventaja es que no tendrás que darle más vueltas (lo cual puede ser útil en situaciones de “urgencia”), conseguirás una mayor precisión y, en términos generales, te llevará menos tiempo hacer el enfoque.

Me dirás: “sí, pero siempre me aconsejas que no coloque el sujeto en el centro, ¿cómo hago entonces si uso el punto de enfoque central?“.

En fin, estoy bromeando un poco porque la respuesta es obvia: la técnica de enfoque-encuadre. No entraré en detalles ahora (ya lo hice en el artículo sobre el autofocus, léelo).

El tema es que esta técnica tiene sus limitaciones, principalmente en dos casos (si se te ocurren otros, compártelo en los comentarios 😉 ):

  • En modo autofocus continuo (AI Servo o AF-C): pues sí, en este modo no puedes bloquear los parámetros del enfoque, así que estás atrapado, ya no puedes hacer la foto.
    ¡Es una broma, no te vayas, hay una solución! 😀
  • Con una profundidad de campo reducida: en este caso, el movimiento que haces para reencuadrar puede modificar el enfoque, y cuando la profundidad de campo es baja, se nota al instante. La imagen resultante tiene menor nitidez. Este problema es muy real: a mí me ha ocurrido, y a la vista de lo que dice la gente en Internet, no soy el único.

Aunque hay una solución que debería parecerte evidente:

Usar los otros puntos de enfoque

¿Cómo lo has adivinado? ¡Qué astuto! 😀

Hablando en serio, la solución más rápida a este problema es usar un punto de enfoque situado sobre el sujeto (en un ojo, por ejemplo, para un retrato). No obstante, en este caso, hará falta seleccionarlo cada vez, lo cual puede resultar tedioso:

  • hay que retirar el ojo del visor
  • presionar el botón de selección
  • seleccionar el punto de enfoque apropiado
  • aceptar la selección
  • volver a apuntar por el visor.

¡Vaya, tu protagonista se ha ido a tomarse un café!

Quizás exagero un poco, pero de esta forma perderás un tiempo precioso y dejarás pasar la foto, especialmente en situaciones efímeras.

“Toda verdadera mirada es un deseo” by laurent.breillat

Lo mejor es usar el método para cambiar los puntos de enfoque, algo que probablemente el principiante no sepa aún, por no haberse leído el manual de la cámara 😉 ): la rueda de selección.

La gran ventaja de esto es que puedes cambiarlos sin dejar de mirar por el visor. Presionas sobre el botón que permite seleccionar los puntos de enfoque (por tanto, hay que saberse de memoria dónde se encuentra, ¡así que ya sabes!), y verás que en el visor se ilumina el punto de enfoque con una luz intensa de color carmín. Vamos, de color rojo 😉 Y después, sólo falta que gires la rueda para cambiar la selección.

Y… “¡clic clac, gracias Kodak!” 😉

Sí, lo mejor es que no necesitas salir de este modo al volver a presionar el botón, la cámara lo hace de forma automática si mantienes presionado hasta la mitad el disparador.

 

Supongo que muchos de vosotros ya conocéis esta sencilla técnica, pero a mí me ha salvado un montón de veces desde el día que la descubrí.

Es normal si al principio te confunde un poco, no te asustes, lo dominarás con un poco de práctica.

 

En fin, espero que a partir de ahora pases por completo del modo de selección automática de puntos de enfoque. ¡No dudes en dejar un comentario si tienes alguna pregunta, algo que apuntar, o si quieres poner en cuestión mi sentido del humor! 😉

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

cambiar punto de enfoque reflex, Enfoque continuo molesto


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

Un comentario por ahora

  • SALUDOS LAURETT.
    GRACIAS POR ESTE ARTICULO DE COMO MANEJAR EL PUNTO DE ENFOQUE
    CON LOS PUNTOS SELECTIVOS SALUDOS

    23 septiembre 2015

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?