El calibrado de la pantalla

Si eres de los que hace mucho post-tratamiento (eso es lo que te recomiendo), seguramente estés bastante apegado al contraste y a los colores de tus imágenes: has trabajado en ellas para conseguir exactamente el resultado que deseas. Pero puede ocurrir que tus queridos colores queden feos tras la exportación de la imagen a otras pantallas o imprimiéndolas en papel fotográfico. Veamos cómo lidiar con este problema.

No escribo este artículo por casualidad. Recibo muchos mensajes de lectores del blog que se muestran desesperados porque sus fotos se ven mal en pantalla. La mayor parte del tiempo, nos damos cuenta sólo al imprimir las fotos por primera vez.

La mala noticia es que este problema es muy común. La buena es que no es difícil resolverlo.

La gestión de los colores

¿Complicado? ¡No hablaré de esto hoy! 😛

Este tipo de problema se debe a algo muy común: a una mala gestión de los colores y, más a menudo, a una nula gestión de los colores. Hagámoslo sencillo, el objetivo de la gestión de los colores es que tu intención fotográfica rinda de la mejor forma posible en el mayor número posible de soportes (las pantallas de los internautas que visitan tu galería, las impresiones, etc.).

¿Entonces, si es tan importante, por qué no se hace sólo? No voy a explicar con todo lujo de detalles esta teoría: es largo, complejo y su conocimiento en profundidad no es necesariamente útil. No me voy a extender, pero recuerda que no todos los periféricos (pantallas, impresoras, etc.) tienen la misma capacidad en términos de color. Y no siempre muestran las imágenes tal y como se lo pedimos o nos gustaría. De hecho, si no haces algo para ayudar al aparato, jamás devolverá exactamente los colores como es debido. Volveremos a esto.

Si quieres profundizar en esta cuestión, existen muchos recursos, especialmente:

En teoría hay muchas cosas por hacer, pero hoy voy a centrarme en la más importante, la cual servirá para resolver los problemas más habituales, una pequeña acción que ofrece grandes resultados: el calibrado de la pantalla.

Para lograr que los colores se vean bien en cualquier dispositivo, para empezar, tienen que verse bien en tu casa, es decir, debes hacer el revelado RAW en una pantalla en la que colores se vean bien. Esto jamás será así por defecto. Para conseguirlo, tendrás que calibrar la pantalla. Veamos cómo hacerlo y con qué.

Cómo calibrar la pantalla

Para mostrar tantos colores a la vez la única solución es calibrar bien la pantalla, y eso se hace con una sonda de calibrado. Existen varias páginas web que ofrecen herramientas para calibrar a ojo, pero el resultado es bastante arbitrario y en lugar de arreglarlo, podrías empeorarlo. También existen opciones genéricas en la misma pantalla y similares que se pueden descargar por Internet. Es mejor que nada, pero el resultado sigue siendo impreciso. Así que lo único que puedo hacer es recomendarte que uses una sonda.

Algunos se dirán (yo me lo decía hace dos años) que no sirve de nada calibrar su pantalla porque de todas formas es de mala calidad. Absolutamente falso. Sólo te diré que una vez calibré una vieja pantalla de tubos catódicos. Pues bien, el resultado me impresionó sobremanera.

Valga decir que incluso tratándose de una pantalla LCD de las más básicas, podrás conseguir un resultado más que suficiente, sobre todo para un uso amateur. También debes calibrar la pantalla de tu portátil, incluso si la mayoría se revelan insuficientes a la hora de mostrar unos colores correctos (otra cosa son los portátiles de calidad).

¿Qué sonda de calibrado hay que elegir?

Si has hecho una o dos búsquedas sobre este tema en Internet, seguramente ya hayas ido a parar a las sondas Spyder de Datacolor, las más conocidas. La gran ventaja para ti es que hay tres modelos diferentes y, por tanto, tres precios y calidades:

  • Spyder 5 Express: la versión más básica (aproximadamente 95 €). No ofrece medición de luz ambiental
  • Spyder 5 Pro: (aproximadamente 145 €) permite medir la luz ambiental y elegir entre un rango de valores nominales más amplio, y ofrece una función de comprobación del calibrado (evita el calibrado si es innecesario)
  • Spyder 5 Elite: (aproximadamente 205 €) con funciones profesionales, permite solucionar los puntos blancos y los puntos negros de la pantalla.

Datacolor me prestó con toda gentileza una Spyder 5 Elite, así que continuaré con un ejemplo basado en esta sonda, aunque el proceso de calibrado es sencillo en todos los casos, igual para todos los modelos. Te aconsejo que, siempre que puedas optes por una versión profesional, más que nada por la opción de medición ambiental.

Dicho esto, siempre es mejor calibrar en lugar de quedarse de brazos cruzados, aunque sea con una sonda de las más básicas. Si tu presupuesto es muy ajustado, puedes optar por el modelo anterior, el Spyder 4, que sigue dando buenos resultados. Puedes comprarlo de segunda mano en eBay o similares, pero no pagues más de 50 €, porque en ese caso es mejor comprarse una Spyder 5.

¿Cómo calibrar la pantalla?

El primer paso es instalar el programa que viene con la sonda. Si no tienes lector de CD (lo que cada vez es más habitual a la vista de la progresiva desaparición de este soporte), lo puedes descargar en la página de Datacolor.

Después debes conectar la sonda al ordenador, iniciar el programa y seguir las instrucciones. En realidad podría detenerme aquí 😛

Prueba a calibrar la pantalla en las condiciones de trabajo más habituales a las que te enfrentes. Por ejemplo, si normalmente trabajas de noche, con luz artificial, haz el calibrado en ese momento.

Para que la sonda esté bien fijada a la pantalla durante el procedimiento, a veces es necesario inclinarla un poco hacia atrás. Trábala con alguna cosa, y recuerda que hay un contrapeso en el cable (se mueve y permite equilibrar la sonda con mayor facilidad).

Después bastará prácticamente con hacer clic en siguiente. Si el programa te pide que elijas valores nominales (este es el caso de las versiones Pro y Elite), haz lo más recomendable, es decir, elige una claridad de 120cd/m², una temperatura de 6500 ºC2,2 de rayos gamma.

Si has optado por la versión Elite, en poco más de un minuto el programa te pedirá que ajustes la claridad de la pantalla. Basta con hacerlo a través del botón correspondiente de la pantalla (generalmente no resulta muy difícil encontrarlo, busca en el menú de la pantalla) y configurar los valores nominales recomendados, por ejemplo, 120 cd/m². Tantea hasta ajustar el valor óptimo, que normalmente estará por debajo de la mitad de claridad máxima que ofrezca la pantalla.

El resto del proceso se hace de forma completamente automática. A mí me llevó siete minutos con una Spyder 4 Elite, lo cual no es demasiado tiempo, felizmente. Cada mes tendrás que comprobar el calibrado y rehacerlo, porque en muchas pantallas los colores tienden a variar con el tiempo.

Después sólo queda retirar la sonda y colocarla sobre su soporte frente a la pantalla, para poder hacer las mediciones de la luz ambiental de forma regular. ¡Y ya está, esto es todo! El programa se ocupa del resto.

Si trabajas en Linux, el programa no funcionará. En este caso, puedes usar un software llamado dispcalGUI, que a pesar de su malogrado nombre, ofrece excelentes resultados. El tema es que lleva mucho más tiempo calibrar la pantalla. ¡Gracias a los desarrolladores por su magnífico trabajo! 🙂

¿Y luego?

¡A partir de ahora los colores se verán correctamente en pantalla, lo cual, no lo olvides es básico, fundamental! Si visualizas imágenes antiguas, podrás comprobar que los colores se ven diferentes, evidentemente. Recuerda que los que veas ahora serán los colores correctos que deben mostrarse en pantalla. ¡Tómalo como referente para evitar problemas en el futuro! También puedes volver a tratar las imágenes antiguas si lo deseas 😉

Eso es todo, una vez hecho, lo más arduo del trabajo estará terminado. Siguen quedando pequeños detalles por configurar, pero el hecho de calibrar tus pantallas te evitará la mayor parte de problemas. ¡Veremos lo que falta en otra ocasión, es suficiente por hoy! 😉

¿Y tú, ya lo has hecho? ¡Dinos cómo te ha cambiado la vida tras esto, eso seguro que anima a otras personas a hacer lo mismo!

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

Recherches utilisées :

calibrar temperatura color pantalla fotografia, como arreglar datacolor, como fabricar una herramienta para arreglar una pantalla catodica, por que no me coje calibración spyder ???pantalla, spyder 5 express segunda mano, spyder 5 pro no calibra bien


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?