El bloqueo de exposición: caso práctico

Un fin de semana me enfrenté a una situación práctica que pude resolver sin muchos problemas, pero más tarde me di cuenta de que muchos probablemente se podrían encontrar con lo mismo, y la solución no es necesariamente tan evidente. Retomemos algunos conceptos importantes que ya tratamos en el blog, pero ahora con un caso práctico.

(En primer lugar, te recomiendo que leas o releas el artículo sobre los modos de medición de luz, donde encontrarás la solución a esta situación).

 

El sábado, la previsión meteorológica daba tormentas en mi ciudad, Lille, justo a la hora de la puesta de sol, más o menos. Así que sin dudarlo salí con la cámara, el trípode, un paraguas y un disparador remoto que compré de urgencia en la Fnac que tengo al lado de casa. Mi idea era hacer fotos de los relámpagos en mi paisaje urbano preferido de la capital flamenca de Francia.

En resumen, llegué a un lugar al que me gusta llamar “el techo de Lille”, y a pesar de algunas nubes amenazadoras, dominaba ese cielo típico de las puestas de sol sencillamente impresionante, medio escondido tras las nubes, las cuales difuminan una luz dorada que baña toda la ciudad.

(En cuanto a los anuncios de tormenta, pude constatar que los truenos y relámpagos se alejaban de nuestra hermosa capital y acechaban sin piedad a Bélgica y los Países Bajos dirigiéndose hacia el este de Francia… ¡Esto me enfureció! 😛 )

¡No quedaba otra que adaptarse a la situación! Así que saqué una primera foto que salió así:

IMG_2267_raw_reduit

¿Dónde está ese cielo magnífico?  ¿Por qué queda sobre-expuesto? Seleccioné el modo de medición evaluativa (o matricial), por lo que la cámara intentó exponer correctamente todas las zonas de la imagen, incluidas las zonas oscuras, es decir, los edificios. Y dado que hay una diferencia considerable de iluminación, el cielo salió quemado.

La solución: cambiar el modo de medición de luz

Hay que “decirle” a la cámara que nos interesa especialmente que el cielo quede expuesto correctamente. Para ello, es necesario utilizar un modo de medición de luz que no tenga en cuenta nada más que una parte de la imagen. En este caso, utilicé el modo de medición puntual, aunque también podría haber empleado el modo de medición selectiva.

Me dirás: “¿Ya está, eso es todo? Pues no, claro que no, hay otro problema: estos modos de medición de luz se centran en la parte central de la imagen. Veamos por qué esto es un problema.

 

¿Cuándo mide la cámara el nivel de exposición?

Justo antes del enfoque: no se bloquea de igual forma que lo hacen los parámetros del enfoque al presionar a la mitad el disparador.

Haz la prueba tú mismo:

  • Selecciona el modo prioridad a la apertura (A o Av), y abre al máximo el diafragma
  • Elige la medición puntual
  • Encuadra por la ventana cualquier elemento luminoso (por ejemplo, el cielo)
  • Presiona a la mitad el disparador para bloquear los parámetros del enfoque
  • En el visor debe aparecer una velocidad de obturación elevada (1/4000s probablemente)
  • Vuelve a encuadrar en una zona oscura dentro de tu casa (por ejemplo, una cortina opaca a contraluz)
  • En el visor debe aparecer una velocidad bastante menor.

 

Entonces, si eliges el modo de medición puntual y no quieres que el sujeto principal aparezca en el centro de la imagen, tendrás problemas en el momento de hacer el encuadre: la cámara probablemente medirá la exposición en una zona que no te conviene. No obstante, también existe una solución para esto

Solución 2: el bloqueo de exposición

Es una opción normalmente disponible en la mayoría de cámaras que cuentan con modos de medición de luz. El botón de guardado o bloqueo de exposición generalmente viene marcado con un asterisco * (en Canon) o con las siglas AE-L/AF-L (en Nikon).

Es muy fácil de utilizar:

  • Colocas en el centro la zona que quieres captar con la medición puntual. En nuestro caso concreto, el cielo
  • Presiona el botón * o AE-L/AF-L
  • En el visor aparecerá un * o las letras AE-L, lo cual quiere decir que se ha guardado la exposición
  • Enfocas y encuadras como quieras
  • Pulsas el botón de disparo

Y este es el resultado:

IMG_2268_raw_reduit

Debes reconocer que esto está mucho mejor (y no es para nada mi foto preferida de esa serie, más abajo te la muestro)

He aquí entonces cómo un buen conocimiento de tu cámara te permitirá administrar en pocos segundos una situación problemática en términos de iluminación. Ya traté estos temas de forma teórica en el artículo que hablaba de los modos de medición de luz, pero creo que resulta útil ilustrar esos principios con ejemplos concretos, porque, al fin y al cabo, estamos aquí para hacer fotos

 

Así que espero que la próxima vez que te enfrentes a una situación de este tipo, no tengas tantos problemas, y sepas cómo conseguir la imagen que deseas en un instante preciso que probablemente no se vuelva a repetir. En mi caso personal, me alegro de conocer bien esta función, pues, sólo 1 minuto después, el sol había vuelto a aparecer, haciendo imposible una foto como esta:

IMG_2274_raw_reduit

(Canon EOS 550D + 18-55 mm del kit: 32 mm, f/18, 1/200s, ISO 100)

Eso es todo. Espero que este artículo te haya hecho entender las ventajas de combinar esas dos funciones a veces no tan conocidas de la cámara. ¡Deja un comentario si te ha quedado alguna duda, o si esta función a ti también te ha salvado la vida!

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

Recherches utilisées :

bloqueo de exposición, bloqueo de exposicion canon, ejemplo en imagenes de bloqueo de exposicion, solucion fotos muy sobre expuestas de 550d, bloquear enfoque canon, técica bloqueo de exposicion, bloqueo enfoque canon, bloqueo exposición canon


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

9 comentarios

  • TE DOY LAS GRACIAS POR ESTE ARTICULO DEL BLOQUEO DE LA EXPOCICION
    LO PRACTIQUE Y ES OTRA HISTORIA LA FOTOGRAFIA SALUDOS

    19 septiembre 2015
    • ¡Gracias a ti por tu comentario!

      21 septiembre 2015
  • Muy didáctico. Lo has explicado estupendamente👏👏.
    Podríamos decir entonces, que para situaciones de luz uniforme, es recomendable la medición matrícula; y que para situaciones puntuales. Con cambios constantes de luz (atardeceres nublados, contraluces…), es preferible la medición puntual??. Aunque hay fotógrafos q casi todas sus fotografías son con medición puntual.
    Gracias y un saludo. Rodolfo

    21 abril 2016
    • Eso es Rodolfo, la idea es ir variando aunque, como siempre, no hay reglas cerradas y tendrás que ir probando según cada situación. ¡Gracias por tu comentario!

      26 abril 2016
  • Buenas tardes y felicidades por el artículo.
    La duda es saber si pulsar el disparador a medias es lo mismo que pulsar el botón AEL.
    Gracias y continúa así.

    28 mayo 2016
    • Sí, Sergio, es lo mismo. ¡Gracias a ti!

      30 mayo 2016
  • Hola, te felicito! He aprendido un montón, este ultimo tiempo con tus consejos. Un abrazo desde Chile!

    16 junio 2016
    • ¡Gracias por tu comentario Felipe! Esa es la idea del blog: aprender 😉

      17 junio 2016
  • muy bien explicado , claro y con palabras que entendemos todos salu2

    23 julio 2016

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?