El back button focusing, o enfoque con el botón trasero

1 septiembre 2016

La técnica de la que voy a hablar hoy es bastante avanzada, y no te recomiendo que te lances a ello si recién comienzas a fotografiar. Pero si ya has interiorizado bien cómo funciona el enfoque, sus diversos modos, y la profundidad de campo, esto podría ayudarte a conseguir mejores imágenes.

Conozco su existencia desde hace algún tiempo, por supuesto, pero reconozco que no me convencía del todo su utilización, hasta que haciendo fotografía de animales en un safari me convertí de inmediato. Entonces hoy te voy a explicar por qué y cómo utilizar la técnica del “back button focusing“. Perdón por el inglés, pero es que es el término más habitual para referirse a ella. Se podría traducir como “enfoque con el botón trasero”.

Recordatorio: cómo hacemos el enfoque automático normalmente

Para no alargarme demasiado, cuando presionas a la mitad el disparador, la cámara hará el enfoque (e igualmente la medición de exposición, y mostrará los valores de apertura, velocidad de obturación y sensibilidad ISO elegidas para la escena fotografiada). Cuando presionas a fondo, saca la foto. Cuando sueltas, el enfoque se “olvida”, y debes volver a hacerlo de nuevo.

Además de esto, existen principalmente dos modos de autofocus que funcionan de forma diferente:

  1. El modo autofocus simple (a menudo llamado AF-S u One Shot): cuando presionas a la mitad, se hace el enfoque. En cuanto la cámara encuentra el adecuado, lo bloquea mientras mantienes el disparador presionado a la mitad.
  2. El modo autofocus continuo (a menudo llamado AF-C o AI Servo): cuando presionas a la mitad, el enfoque se hace de forma constante. Esto quiere decir que si tu sujeto se mueve, por ejemplo, hacia ti, la cámara lo comprenderá y volverá a hacer el enfoque. Aunque nunca se bloquean esos parámetros.

No voy a detallarlo en profundidad, porque ya escribí un artículo sobre los secretos del autofocus. Te recomiendo que lo leas si no estás seguro de tu conocimiento sobre el tema, o si lo que acabo de decir es completamente nuevo para ti.

El principio del back button autofocus

La idea de la técnica que tratamos hoy es que el disparador no hará el enfoque. No hará más que la medición de exposición con el botón a la mitad, y el disparo, obviamente 😀 (Es necesario sacar la foto en un momento dado).

La activación del enfoque se hará presionando un botón diferente en la parte trasera de la cámara (de ahí el nombre), situado a la altura del pulgar derecho. Frecuentemente el botón está marcado con AF-ON.

Lo que implica que cuando sueltes este botón, el enfoque se dejará de hacer. Y por eso será necesario comprobar bien que tu sujeto no salga de la zona de nitidez, por culpa de un movimiento tuyo o del propio sujeto.

¿Entonces por qué querrías hacer esto? ¿Qué interés hay en utilizar este botón con el que hay que pensar tanto? Déjame que te lo explique contándote cómo he redescubierto la técnica, y por qué lo he adoptado inmediatamente.

Back lion autofocus

Como ya sabes si has visto la apasionante entrevista a David DuChemin, o si has recibido uno de mis 42 emails sobreexcitados sobre el tema, me fui a Kenia el pasado febrero para participar en un safari fotográfico. En el menú, todo aquello que puedas imaginarte: leones, elefantes jirafas, guepardos, leopardos, rinocerontes… bien completo.

Fotográficamente hablando, para mí era algo nuevo, pues nunca había hecho fotografía de animales, y jamás utilicé un objetivo con una focal tan larga (un Sigma 150-600 mm Contemporary, del que te hablaré dentro de poco). Nada que no se pueda superar, pero tenía que adaptarme.

Los animales se mueven (sí, un gran descubrimiento). Lo cual implica que, con frecuencia, el modo autofocus continuo se adapta mejor. El problema con este modo es que si fotografías a un león estirado en la hierba (y será el caso, porque se pasan la vida durmiendo), ¡basta con una brizna de hierba demasiado alta frente al punto de enfoque, y paf! El enfoque se vuelve a hacer. Si el león en cuestión se decide a hacer algo simpático (tipo a rugir, o agredir sin razón a su hermana), y te pierdes la foto, porque no has enfocado en el lugar adecuado. Eso es frustrante.

Y muy a menudo me he encontrado en esta situación durante el safari: la mayoría del tiempo, teníamos un sujeto relativamente estático, y esperábamos que hiciese algo interesante. Estoy pensando, por ejemplo, en este enorme macho con una melena oscura mientras devoraba un facocero (amantes de los pasteles de crema, abstenerse). Una vez pasado el deslumbramiento inicial y sacadas as primeras fotos rápidas (por si acaso decidía dejar de comer repentinamente), ver como come un león es bastante aburrido. Comienza esperando a que ruja, o alguna cosa por el estilo.

Con la técnica normal, es necesario pasar 15 minutos con el dedo presionado en el disparador, con el riesgo de que el enfoque se arruine con una brizna de hierba que pasa por delante. Me entraron ganas de saltar de inmediato del jeep para dejarme devorar por el león. Como amo la vida, me dije que era mejor conformarse con la técnica del back button focus 😀

Hablando en serio, esta técnica me permite hacer el enfoque presionando el botón AF-ON una vez, y luego esperar que pase algo para disparar, tranquilamente, sin estrés y sin que se me acalambre el dedo índice. Puedo conservar este enfoque en varias fotos: en este caso, tuvimos que esperar 30 o 45 minutos para observar el león, y durante este tiempo hubieron varios momentos en los que hacía algo diferente a devorar su cerdito. No tuve que volver a hacer el enfoque en cada ocasión.

¡Grgrgrgr!

¡Grgrgrgr!

Dado que mi cámara estaba bien estable sobre la “bean bag”, a veces he disparado sin mirar por el visor, mirando únicamente la escena con mis ojos (lo cual es más agradable).

Seguramente ya hayas comprendido algunas de las ventajas con esta historia, pero igualmente te las voy a resumir.

Las ventajas del enfoque con el botón trasero

La versatilidad de la técnica de enfoque automático

Si usas esta técnica, es muy recomendable dejar la cámara en enfoque continuo (AF-C o Ai Servo) de forma permanente. Efectivamente, esto te deja la posibilidad de pasar fácilmente de un funcionamiento cercano al del enfoque simple a un funcionamiento cercano al enfoque continuo. De una escena histórica a una escena de acción, si lo prefieres.

Es muy sencillo: si la escena es estática, basta con hacer el enfoque con el botón AF-ON, y una vez estés satisfecho, soltar el botón para bloquearlo. En escenas de acción, basta con mantener el botón presionado siguiendo al sujeto.

¡La ventaja es que puedes pasar de una a otra de forma instantánea y muy intuitiva! Te lo puedo decir, esto me ha ocurrido varias veces. ¡Si las crías de guepardo sentadas tranquilamente comienzan a correr una detrás de otra, te interesa poder hacer el enfoque en continuo! Esto te evita tener que buscar los ajustes del modo de enfoque, y perder así la oportunidad. Ciertamente son muy monos 😉

"¡Juega conmigo, por favor!"

“¡Juega conmigo, por favor!”

Evitar arruinar el enfoque

Como ya he dicho más arriba, esta técnica te ayudará a no arruinar el enfoque por cualquier cosa que se colocase entre el sujeto y tú. Puede ser una brizna de hierba, pero en otras situaciones también puede ocurrir, por ejemplo, si pasa alguien por delante del encuadre.

Esto es especialmente cierto con focales largas, con las que podría ser más difícil dar con el enfoque correcto, o si el objetivo no es lo suficientemente rápido.

Garantizar el disparo

En enfoque simple (AF-S u One Shot), la cámara no disparará si no logra hacer el enfoque. Se quedará colgada hasta encontrarlo, obligándote a sacar la foto. Con este enfoque no podrás hacerlo.

La técnica de enfoque/reencuadre es más fácil

Si no conoces esta técnica, eso quiere decir que no has leído mi artículo sobre el autofocus citado más arriba 😉

Aquí, puedes utilizar la misma técnica, pero no tienes que mantener presionado el botón, porque basta con soltar el botón correspondiente (AF-ON) para bloquear el enfoque. Así que es más fácil de hacer.

Útil en muchas situaciones

Mi ejemplo podría inducir al error: esta técnica no es útil únicamente en fotografía de animales, sino en varios ámbitos distintos. Por ejemplo, en fotografía de paisaje, si trabajas con trípode, no necesitarás volver a hacer el enfoque en cada disparo (o intentar hacerlo mediante un filtro ND). Efectivamente, te bastará con enfocar una vez, soltar el botón, ¡y podrás quedarte tranquilo porque no se moverá!

Aunque es cierto, podrías haber pasado a enfoque manual para bloquearlo, pero esto tiene el riesgo de olvidarse de pasar de nuevo al autofocus tras haber hecho la foto de paisaje, y esto podría llevarte a dejar pasar una excelente oportunidad al día siguiente.

¡Sí, incluso esto puede ser útil!

¡Sí, incluso esto puede ser útil!

¿Cómo activar el botón de enfoque automático trasero en tu cámara?

Me dirás que es muy bonito, pero todavía falta que te explique cómo activarlo. Ahora vuelvo. ¡A menudo está un poco escondido en los menús, y con un nombre tan extraño, pero que no te asuste!

Es distinto según las marcas, y sobre todo está disponible en las réflex, así que te lo voy a enseñar sólo para las réflex Canon y Nikon. Si tu cámara no se encuentra entre las que menciono, piensa simplemente en buscar “back button autofocus + nombre de tu cámara” en Google, deberías encontrarlo 😉

Te recuerdo que en cualquier caso, es necesario activar el autofocus continuo (AF-C o AI Servo), pero seguramente ya sepas hacer esto.

Activar el back button autofocus en una réflex Canon

En primer lugar, debes saber que esta función no podrá activarse más que en los modos P, Av, Tv y M. Dicho esto, si quieres hacer back button autofocus en modo completamente automático, es como comenzar la casa por el tejado 🙂

Si tu cámara cuenta con el botón AF-ON, éste te servirá en el enfoque, si no, puedes asociar esta función al botón de memorización de exposición, por ejemplo, el botón *. Aunque perderás esta función, pero en mi opinión tampoco es demasiado problemático.

Podrás activarlo en todas las réflex Canon, buscando en los menús una función llamada “Disparador/Bloqueo de exposición“. Ahí, busca una función llamada “Activar medición / Activar medición y AF“. (Sí, no está claro, pero bueno).

Así es como se sitúa esta función en varios modelos habituales:

  • EOS 1100D: C.Fn 7
  • EOS 600D: C.Fn 9
  • EOS 650D: C.Fn 6
  • EOS 60D: C.Fn IV-1
  • EOS 70D: C.Fn III
  • EOS 7D: C.Fn IV-1 (Controles personalizados – Disparador a la mitad > seleccionar “activar medición” – Presionar AF-ON > seleccionar “activar medición y AF”)
  • EOS 6D: C.Fn III-5 (Controles personalizados – Disparador a la mitad > seleccionar “activar medición” – Presionar AF-ON > seleccionar “activar medición y AF”)
  • EOS 5D Mark II: C.Fn IV-1
  • EOS 5D Mark III: C.Fn2 (Controles personalizados – Disparador a la mitad > seleccionar “activar medición” – Presionar AF-ON > seleccionar “activar medición y AF”)
  • EOS-1D X: C.Fn5 (Controles personalizados – Disparador a la mitad > seleccionar “activar medición” – Presionar AF-ON > seleccionar “activar medición y AF”)

Si tienes una cámara suficientemente avanzada (que tenga la función de control personalizado), es bastante evidente: puedes asignar una función a cada botón, así que es sencillo. Si no es tu caso, necesitas una pequeña explicación sobre las opciones de este menú, sacadas de la página de Canon Norteamérica.

De entre las opciones del menú, todo lo que aparece delante del signo “/” se refiere al disparador, todo lo que está después, al botón trasero. Esto es, por tanto, lo que significan las distintas opciones:

  • 0: Activar medición y AF
    Ajustes por defecto: el disparador hace la medición de exposición y el autofocus. Lo mismo para el botón AF-ON.
  • 1: Activar medición y AF / Detener AF
    El disparador hace lo mismo. Al contrario, si presionas el botón de atrás, bloquearás el enfoque mientras lo mantengas apretado. No es muy práctico.
  • 2: Activar medición / Activar medición y AF
    La opción que buscamos: el disparador no activa el autofocus, sino únicamente la medición de exposición. El botón trasero activa el autofocus.
  • 3: Bloqueo de exposición / Activar medición y AF
    Lo mismo que para la opción 2, excepto porque si se presiona el disparador a la mitad, se bloquea la exposición. Útil si deseas conservar esta opción, pero podría ser un poco perturbador.
  • 4: Activar medición y AF / Ninguna función (desactivada)
    Como la opción 0, excepto porque el botón trasero no hace nada más.

Recuerda que según el modelo de tu cámara, las opciones pueden variar ligeramente, pero si recuerdas que la barra slash separa la función del disparador de la del botón trasero, deberías poder activarla sin demasiados problemas 🙂

Activar el back button autofocus en una réflex Nikon

Si tu réflex cuenta con el botón AF-ON, ese será el que se utilice, si no, es el botón AE-L/AF-L el que servirá para hacer el enfoque. Según si cuenta o no con un botón AF-ON, existen dos lugares distintos en los que dar con el ajuste correcto:

  • Si hay botón AF-ON (especialmente en las D700, D300s, D3(s), D4(s) D800, D810, etc…):
    Dirígete al menú > Ajustes personalizados. > Activación AF.
    Selecciona la opción “AF-ON únicamente” (es bastante evidente para disparar).
  • En los modelos sin botón AF-ON (especialmente en las D7000, D600, D610, D750, etc.):
    Dirígete al menú Ajustes personalizados > Controles > Asignar el botón AE-L/AF-L y elegir “AF-ON”.
    (Puedes asignar la función del botón AE-L/AF-L al botón Fn si lo deseas, en el mismo menú).

Activar el botón trasero de autofocus en otras cámaras

¡Las réflex de las marcas más importantes no son las únicas que pueden ofrecer esta función! No te puedo ofrecer una lista exhaustiva de todas las cámaras del mercado, pero lo he buscado en mi Panasonic GX8 (una híbrida), y he encontrado cómo hacerlo fácilmente con las opciones del menú “C” (con un símbolo de llave en la rueda de selección):

  1. En “Disp. AF“, selecciona “No“: eso significa que el autofocus no se hará con el disparador, que es lo que estamos buscando.
  2. Si quieres usar “AF/AE Lock” para esta función, es necesario dirigirse a los ajustes “AF/AE“, y seleccionar la opción “AF-SÍ“. En mi opinión, es la mejor opción de la cámara (el botón queda a la altura del pulgar).
  3. Si prefieres asignarlo a otro botón, basta con utilizar la función “Ajuste botón Fn” > “Ajuste en modo ENR” para definir los botones de la función “AF-ON”. Es cosa tuya elegir el que prefieras. Elige uno que se adapte fácilmente a tus dedos.

¡Bueno, si no he mencionado tu cámara, no dudes en buscar en los menús para averiguar si puedes utilizar esta función!

¡Esto es todo, ya tienes todas las claves para utilizar esta técnica! No te preocupes, si te parece un poco extraño al principio, es necesaria un poco de práctica para acostumbrarse. Si te encuentras en una situación en la que sea imprescindible (como en safaris), verás que esto te cambia completamente la vida. Después, resulta difícil dejar de usarlo.

Si ves que en unos días no te gusta y ves que te complica la vida más que facilitártela, no dudes en volver a utilizarlo de la forma habitual: puede que no esté hecho para ti, o al menos que no se adapte a tu práctica fotográfica. No hago más que darte las herramientas extra para facilitarte las cosas durante el disparo, pero el hecho de que no lo uses no quiere decir que seas un mal fotógrafo, no te acomplejes 🙂 ¡Y después, puede que te ocurra como a mí, que tardes más tiempo en aceptar la conversión!

¿Y tú, también utilizas esta técnica? ¿Encuentras otras ventajas? 😉

¡Y no te olvides de compartir el artículo! 🙂

 

Recherches utilisées :

como configurar back button, como quitar la llave de bloqueo de AE-L y AF-L, como utilizar back button


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

4 comentarios

  • Me ha gustado mucho este artículo. Precisamente hace unos pocos días descubrí esta opción y la apliqué en mi Nikon D5100. A veces cuesta recordar que he cambiado el botón de enfoque y estoy dándole al botón de disparo,¡y no enfoca! Pero he de reconocer que por ejemplo para escenas de street ha de ir de maravilla. Cuestión de enfocar y esperar a que suceda la foto.

    1 septiembre 2016
    • Efectivamente Climent, es una técnica muy útil pero a la que lleva algo de tiempo acostumbrarse. Ese reflejo que tenemos de usar el disparador para enfocar está muy anclado. Pero con el tiempo comprobarás que es tremendamente práctica y efectiva y que tus fotos tendrán un enfoque mucho más preciso no sólo en foto de calle sino en cualquier disciplina. ¡Ya nos contarás cómo te va!

      26 septiembre 2016
  • Grandísimo artículo. Vengo usando el “AF-ON” en mi Nikon 7100 desde hace un año y, aunque conozco todas las virtudes de esa forma de trabajar, yo no lo hubiera explicado tan bien como lo has hecho tú. Recomiendo a todas las personas que usen esa forma de enfocar y bloquear el enfoque. Al principio cuesta un poco, pero en cuanto te acostumbras… ya no puedes prescindir de ello. Un saludo.

    1 septiembre 2016
    • Dionisio, gracias por contarnos tu experiencia. Aunque no es una técnica para principiantes, teniendo en cuenta los distintos niveles de los lectores del blog a Laurent le pareció que merecía la pena compartirlo con todos vosotros. Y sí, al principio cuesta pero luego te preguntas cómo has podido estar todo ese tiempo sin usarla.

      26 septiembre 2016

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?