Derechos y obligaciones en fotografía

25 junio 2015

Es una pregunta que me hacen con frecuencia: ¿cuáles son las leyes en relación a la fotografía? ¿Es necesario registrar las fotos en algún organismo? ¿Cómo evitar problemas al publicar una foto de otro fotógrafo?… Veamos juntos cuáles son los grandes principios que debes conocer.

Puede que te parezca un poco aburrido hablar de leyes, pero no te preocupes, lo haremos con sentido del humor, como siempre 😉 Debo precisar que no soy jurista y que todo lo que digo en el artículo es en base a mis limitados conocimientos en esta materia. Así que no dudes en completar lo que digo a través de los comentarios, para eso están 😉 ¡La cuestión es que vista la gran cantidad de veces que me han hecho esta pregunta, he pensado que podría ser útil abordar este tema de forma sencilla!

Los derechos de autor

La primera ley que te interesa en general: tu derecho a decidir sobre tus imágenes. Hay que decir que tanto en Francia como en España, toda “obra de arte” (una pintura, una foto, los artículos de este blog, etc.) está protegida por defecto bajo derechos de autor (muchas veces llamados “copyright“, término en inglés de un concepto más o menos equivalente).

Por tanto, no tienes que registrar tus fotos en ningún organismo especial para que estén protegidas: lo están por defecto.

¿Qué implican estos derechos de autor? Que, por defecto, nadie tiene derecho a reproducir tus imágenes, utilizarlas o modificarlas sin tu autorización. A groso modo, nadie tiene derecho a hacer otra cosa con tus imágenes que no sea mirarlas o utilizarlas como fondo de pantalla 😛

Como ya he dicho, todo esto se aplica por defecto a tus imágenes, es decir, no tienes que hacer nada. En otras palabras, cualquiera que te haya robado las fotos no podrá decir ante un tribunal:

Ah, pero no había ninguna marca ni nada, así que pensé que podía usarlas.

Aunque siempre es útil aclarar “Todos los derechos reservados” para evitar confusiones.

Las licencias Creative Commons

A partir de ahí, es cosa tuya si quieres precisar alguna cosa. Efectivamente, tienes la posibilidad de autorizar el uso de tus imágenes en ciertas condiciones, atribuyéndoles una licencia “libre de derechos”.

El término “libre de derechos” puede dar la sensación de que pierdes todos los derechos de tus fotos, ¡pero nada de eso! Tú sigues siendo el autor original de la foto, y conservas todos los derechos. Lo único que varía es que especificas que no te molesta que se reproduzca en otros lugares.

 

Hay muchas licencias distintas, pero las más conocidas son las Creative Commons, de las que seguramente ya hayas oído hablar. Existen 6 tipos diferentes de contrato Creative Commons, que son distintas combinaciones de los 4 límites que puedes imponer:

  • Reconocimiento:
    Tu nombre o seudónimo debe aparecer con la foto. Esta opción se incluye en todos los contratos.
  • Sin obras derivadas:
    Esto prohíbe modificar la imagen.
  • No comercial:
    Esto prohíbe que la imagen sea utilizada en soportes de pago (libros, ebooks, vídeos de pago…)
  • Compartir igual:
    Alguien que modifique la imagen tiene que compartirla obligatoriamente con la misma licencia Creative Commons. Esto evita de nuevo que se distribuya con “copyright completo”.

¡Es cosa tuya elegir las combinaciones que quieras!

Estos son tus derechos en relación a tus imágenes. Otra pregunta que me hacen bastante está relacionada con el derecho de publicar fotos en las que salgan otras personas.

Derechos de imagen

P2294484-3 by Landahlauts

Toda persona que salga como sujeto en una foto tiene derechos de imagen, lo cual quiere decir que está prohibido usar la imagen sin autorización.

En esta frase hay dos palabras importantes:

  • sujeto: la persona debe ser el sujeto principal de la foto. Por ejemplo, si fotografías una multitud, no hay nadie en particular que sea el sujeto de la foto. Dicho de otra forma, no estás obligado a pedir la autorización de los 152 manifestantes de tu foto, o de los 45 espectadores agolpados alrededor de un espectáculo de calle 😉
    No obstante, atención, ¡si enfocas a una persona en particular y el resto de la multitud queda desenfocada, la noción de sujeto se torna ambigua!
  • usar: tienes derecho a sacar fotos de personas en la calle, incluso sin su autorización. Lo que está prohibido es el uso de las fotos, es decir, su publicación en cualquier soporte, sea el que sea.

¿Y en la práctica?

En la práctica, si utilizas la imagen de una persona sin su autorización, no debes tener ningún problema, ya que sería necesario que la persona se pueda identificar claramente en la foto, que además se tope con la foto por casualidad, y sobre todo, que le comporte un perjuicio tal como para llegar a crearte un problema. Lo peor que te puede ocurrir es que te veas obligado a retirar la imagen.

Dicho esto, si alguien te ve fotografiándolo y te pide que borres las fotos, incluso si sólo quieres guardarlas para ti, hazlo. No has salido a fotografiar para meterte en problemas, sino para disfrutar

De forma general, intenta actuar siguiendo algunos principios éticos y guíate por tu buen juicio. Por poner un ejemplo, yo mismo publiqué en Flickr un retrato sacado casi al vuelo de un hombre leyendo: esto no puede perjudicarlo de ningún modo , así que en realidad no es demasiado grave (incluso si estás “rozando el límite” desde el punto de vista legal).

 

Si vas a hace retratos posados, lo mejor es pedir a tu modelo que firme una autorización escrita que te habilite a usar las fotos (en la cual se deberá precisar el uso que se les va a dar). Dicho esto, te seré sincero, esto no lo hago nunca 😛 He sacado retratos espontáneos en la calle de gente que no conocía, pero teniendo en cuenta que somos amateurs y que las fotos más que nada se hacen por placer, creo que con un acuerdo verbal puede bastar.

 

Lo que yo hago a menudo para ser claro y honesto, es explicar a la persona qué voy a hacer con las fotos antes de sacarlas. En mi caso, lo que suelo hacer es publicarlas en Flickr. No dudes a la hora de explicar a la gente en qué consiste Flickr, ¡mucha gente no lo conoce!

En los casos en los que quiera usar las fotos de otra forma (por ejemplo, para hacer un vídeo o para un artículo del blog 😉 ), le vuelvo a pedir a mi modelo su autorización para este uso concreto. Sin duda es distinto ver tu propia cara publicada en una página Flickr relativamente confidencial, a verse en un vídeo de 10 minutos en un blog con 2.500 seguidores 😉 De nuevo, es cuestión de sentido común.

 

Es por esta razón que suelo anotar siempre un contacto de la persona si no la conozco. Además, muchas veces la gente quiere ver sus fotos (es normal). ¡Envíaselas en formato completo, es lo menos que puedes hacer! Y no dudes en ofrecer una impresión en papel: no es muy caro, y suele gustar mucho, es una forma excelente de agradecer a alguien su simpatía y amabilidad por perder algo de su tiempo contigo  (¡además a cualquiera le impacta más ver la foto en papel que no en una pantalla!)

Dos casos especiales

Los menores, obviamente: les corresponde a sus responsables legales dar su autorización. Sí, lo mismo en el caso de tu amigo de 17 años y 9 meses  Si tienes amigos menores en realidad no hay ningún problema (porque seguramente tú también lo seas 😛 ). Pero si no lo conoces para nada, especialmente si eres mayor, podrías llegar a tener problemas con sus padres. Dicho esto, por enésima vez, si se trata de un simple retrato en realidad no debes preocuparte.

 

Los desnudos: te recomiendo que hagas firmar una autorización escrita en todos los casos. Es lo más prudente, ya que el “perjuicio” posible es más que evidente: posar desnudo/a, aunque sea de forma artística, sigue estando poco aceptado socialmente.

Ahora sólo te falta encontrar modelos (¡buena suerte eh!)

Los monumentos

Tour Montparnasse Paris by Carlos Pinho

¡Casi me olvido porque no me interesa especialmente fotografiar la arquitectura, pero puede que en ocasiones tengas problemas por sacar fotos a determinados monumentos, que están prohibidos de fotografiar! Sí, has leído bien. Este es, por ejemplo, el caso de la Torre Montparnasse en París: te arriesgas a tener problemas con los vigilantes si colocas un trípode y comienzas a sacar fotos…

Debo decir que me parece absolutamente vergonzoso. No veo ninguna razón para que la imagen de un edificio pertenezca a alguien, más aún cuando muchos de ellos fueron construidos con dinero público (o sea nuestro…). ¿O es que tienen miedo de que hagan una reproducción en miniatura en Las Vegas? 😛

Igualmente sé de otros lugares donde está prohibido usar trípode (bajo pretexto de no estropear el suelo)

No me voy a alargar más con esto porque me arriesgo a ser maleducado 😛 , pero quería mencionarlo para que no te sorprendas si te pasa eso.

¿Cómo reaccionar?

Si un vigilante te pide que dejes de fotografiar, evita problemas, pues desde el punto de vista legal tiene razón.

Dicho esto, no estoy del todo seguro que tenga derecho a obligarte a borrar las fotos que ya hayas sacado. En cualquier caso, no tiene derecho a usar la fuerza, ni de retenerte contra tu voluntad, porque no es policía. ¡Mi consejo es que guardes tu equipo y que te marches guardando las fotos que hayas conseguido! (¡ni que hablar, no vas a borrarlas! 😛 )

 

En fin, eso es todo, espero que este artículo te haya ayudado a entender de forma aproximada tus derechos y obligaciones como fotógrafo. Aunque me repita una y otra vez, no olvides que estos consejos son de carácter general y que se limitan a mis conocimientos jurídicos 😛 Si tienes preguntas más concretas, te invito a que lo consultes con el Oráculo, o con un jurista 😉 ¡No dudes en dejar un comentario si quieres precisar algunas cosa!

¡Además, si quieres recibir los próximos artículos en tu buzón de correo y no perderte ni un detalle, suscríbete a la newsletter, incluso recibirás un regalito extra! 😀

Recherches utilisées :

cursos de derechos en fotografia, Derecho y responsabilidades con imagenes, derechos y obligaciones de un fotografo, https://yandex ru/clck/jsredir?from=yandex ru;search;web;;&text=&etext=1824 20wSpItjj0_gouRDoj-v9RyHaWuM-lRhTYsIoTc0Gx8ZGKmH4v2NPdAWCyiq4Eg0 377dfc3ab321a3e2355fc203d278362682ef3f22&uuid=&state=_BLhILn4SxNIvvL0W45KSic66uCIg23qh8iRG98qeIXme, Me puedes dar fotos de cuáles son las obligaciones, obligaciones de un fotografo, obligaciones de un fotografo en ingles, obligaciones del fotogrago


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

2 comentarios

  • Una vez más, un excelente artículo. Solo quiero aportar mi indignación por la prohibición habitual de fotografiar en museos y muchos otros lugares. Se da el caso de que si utilizas un móvil no te dicen nada, pero como saques la réflex, eso ya es ilegal.
    Tenemos mucho que aprender, p.ej. de Londres donde prácticamente puedes fotografiar en todas partes.

    25 junio 2015
    • ¡Muchas gracias! Me alegro de que el artículo te haya resultado útil. El problema al que nos enfrentamos hoy en día es que no hay una regulación clara sobre el tema que mencionas, sobre todo en espacios públicos (por ejemplo, las estaciones de metro). Y cuando la hay, la mayoría de los fotógrafos la desconocemos. Lo mejor es informarse con antelación y atenerse a las reglas. De esta forma se evitan problemas, por mucho que nos pese no poder fotografiar algunos lugares que lo merecen, como el ejemplo que mencionas sobre los museos. Una pena.

      25 junio 2015

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?