Antes del disparo: la intención fotográfica

Cuando comenzamos a interesarnos por la fotografía, siempre que nuestra cámara nos lo permita, solemos hacernos la pregunta de los ajustes: ¿cuáles son los correctos para hacer buenas fotos? Pues bien, esta pregunta es equivocada. O para ser más exactos, muchos principiantes se la hacen demasiado pronto. Pongamos los puntos sobre las íes.

Ya hablé del mito de los ajustes perfectos en un artículo publicado anteriormente. Ahí explicaba que en realidad no es muy distinto disparar a 1/250s o 1/320s.

¡Hoy vamos a ir un paso más allá en el proceso fotográfico! ¡Como quiero llegar al quid de la cuestión, me he concentrado más bien en el antes del antes de disparar! (no, no es un error de tipeo  ).

Lo que quiero decir con esto es que el problema no siempre tiene qué ver con los ajustes en sí. Probablemente ya sepas que resulta útil emplear una gran apertura para reducir la profundidad de campo y/o con poca luz para conseguir una exposición correcta. Seguramente también domines los modos de prioridad para dejar que la cámara se encargue de configurar los parámetros que son importantes para ti (como por ejemplo elegir entre 1/200 y 1/250 😉 ).

Pero el problema del que hablamos muchas veces se presenta antes de ese momento.

Al principio fue la intención fotográfica

Efectivamente, los ajustes no se eligen al azar. No se desprenden directamente del tipo de imagen que tengas en mente. No existen “buenos” o “malos” ajustes antes de tener clara la intención fotográfica.

Aunque obviamente hay muchos defectos técnicos que se deben a unos malos ajustes. Es el caso del desenfoque de movimiento. Al margen de esta excepción se pueden determinar los ajustes (o, en su defecto, analizar los errores) únicamente en base a la intención.

Antes de disparar, me atrevería a decir que no toques la cámara hasta que tengas clara la imagen que quieres conseguir. Evidentemente necesitas saber más o menos cómo vas a componer la imagen: si quieres aislar el sujeto del fondo, usa una profundidad de campo reducida; o al revés, consigue una imagen nítida en su conjunto si lo que quieres es congelar el sujeto principal o que algunos elementos tengan un ligero desenfoque de movimiento.

6:14am – daughter comes downstairs by clarkmaxwell

Si tienes esto claro, el resto es simplemente una deducción lógica: lo harás con facilidad y de forma instintiva. Esa es la razón de ejercitarte para ir más allá en tu intencionalidad: no lo debes reducir a un “quiero hacer fotos de mis hijos con el perro“. Porque, esa afirmación no sirve para nada en lo que se refiere a los ajustes. Y si eso es lo que quieres realmente, pues puedes hacerlo en modo P y asunto zanjado. En ese caso no sirve de nada hacerse preguntas sobre la intención y los ajustes 😉 (no pasa nada si lo haces, sólo que yo me quiero centrar en fotos un poco más trabajadas)

Siguiendo este ejemplo, una intención más precisa sería: “Quiero mostrarla complicidad entre mis hijos y el perro cuando juegan juntos. Dado que el fondo es un poco molesto, voy a usar una profundidad de campo bastante baja, aunque no demasiado, sólo lo suficiente como para que los dos sujetos queden nítidos (porque ambos están en planos distintos). Entonces pongo la cámara en modo prioridad a la apertura, y elijo algo intermedio (no f/1.8, ni f/16, ¿f/5.6 quizás?). Quiero congelar los protagonistas de la imagen, así que voy a vigilar de reojo la velocidad que elija la cámara, aunque no debería dar problemas, por que brilla el sol”.

Esta explicación en detalle es voluntaria (en el sentido de que es fruto de la voluntad), y muy importante para que comprendas la necesidad de tener una idea bien precisa especialmente cuando seas un principiante. Y como puedes ver, los ajustes fluyen con toda naturalidad, así que podrás centrarte en el encuadre con mayor calma 😉 ¡Al cabo de un tiempo tardarás pocos segundos en ver todo esto y estarás listo para preparar los ajustes con mayor rapidez, por lo que tendrás más tiempo para pensar bien la foto que realmente quieres! 😉

 

¡En conclusión, antes de disparar, primero debes saber lo que quieres conseguir! 😉

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

Recherches utilisées :

intencion fotografica


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?