Algunas ideas para huir de las típicas fotos de viaje

8 diciembre 2015

Los viajes tienen ese enorme poder de exponernos a cosas nuevas todo el tiempo, a situaciones en las que no faltan las ideas o las ganas de sacar fotos. El problema es que se puede caer fácilmente en los tópicos fotográficos. Puede que vuelvas con unas bonitas fotos de viaje, pero serán sosas. ¿Cómo salir de esa pesadilla?

No hace falta llegar al extremo de las típicas fotos “yo al lado de” (que yo no hago nunca, pero que obviamente puedes hacer si quieres, no sé, para mostrar a tu familia 😛 ), aunque lo cierto es que muchas fotos de viaje terminan por parecerse mucho. Veamos por qué y cuáles son los pasos para evitarlo.

El problema: fotos de los mismos lugares y en los mismos momentos

El principal problema es que habitualmente verás las mismas cosas que visita todo el mundo y, peor aún, en el mismo momento, es decir, a plena luz del día.

Dicho de otra manera, será difícil encontrar un ángulo de enfoque original (lo que quiero decir es que sacar una foto del Taj Mahal distinta a las del montón es difícil en nuestros tiempos…) y seguramente tendrás una luz muy mala. Así que tendrás que trabajar estos dos aspectos para ser un poco original. Comencemos por lo más sencillo: el tiempo.

Elige la hora

(Holgazán, despiértate temprano 😛 )

A plena luz del día, como ya debes saber si has sacado más de tres fotos en tu vida, la luz es todo menos ideal, sobre todo si el cielo está despejado: sombras demasiado duras, poco contraste, un cielo siempre sobre-expuesto. Me surgen bastantes preguntas sobre este tema: ¿cómo hacer para que el cielo no salga blanco en mi fantástico paisaje?

 

Marineros a orillas del río Ganges, en Varanasi, 15 minutos antes de la salida del sol.

Amigo mío, no esperes poder cambiar la rotación de nuestro planeta alrededor del sol, así que adáptate. Saca fotos en las horas mágicas. Arréglatelas como puedas para estar en el lugar apropiado durante la puesta de sol (investiga sobre los lugares previamente y/o utiliza The Photographer’s Ephemeris) y, a pesar de que sea duro, despiértate antes de la salida del sol. Yo soy un dormilón y me despierto tarde, así que me cuesta mucho, pero jamás me he arrepentido. Creo que esta foto que puedes ver a la izquierda es una de las mejores de mi viaje: la saqué unos 15 minutos antes de la salida del sol en Varanasi. La luz es sencillamente fabulosa (y eso que no la retoqué).

 

Para esto es necesario concentrarse y pensar como lo hace un fotógrafo, lo que no siempre es fácil si viajas acompañado. Pero bueno, si tu compañía no quiere despertarse al alba, puedes hacer una excepción 😉

Cambia el ángulo de enfoque

El otro problema de las fotos estereotipadas es que se han fotografiado millones de veces. Nada ni nadie te impide que saques una foto del Taj Mahal tal y como lo hace todo el mundo (quiero decir que yo también lo hago 😛 ), pero podrías cambiar el ángulo de enfoque de vez en cuando. Hay dos soluciones.

 

La más fácil es encontrar otro ángulo de enfoque: fotografía un detalleacércate y utiliza un objetivo ultra gran angular, gira alrededor del sujeto hasta encontrar la mejor posición. Puede bastar, pero recuerda que seguramente no seas el primero en haberlo pensado.

 

El contraste entre la India humilde y la esplendorosa en una sola imagen.

Lo mejor, en mi opinión, es sobre todo cambiar de idea. Modifica tu percepción. Intenta contar una historia. Huye de la burda idea de hacer una foto del Taj Mahal sólo porque estás ahí, y aprovecha este monumental edificio como telón de fondo para contar tu historia. No siempre es fácil, pero a veces basta con abrir los ojos y mirar a tu alrededor. Y de repente aparecen estas personas paseando las cabras justo entre medio de mi cámara y una de las Siete maravillas del mundo. Una imagen potente, sin duda, una de mis favoritas en este viaje. A pesar de no haberlas seleccionado aún, estoy seguro de ello.

 

Debo reconocer, no obstante, que tras esforzarme durante todo el viaje, a pesar de haber intentado aplicar estos principios que intento recordarte aquí, ahora me pregunto si mis propias imágenes no son también estereotipos. Aún no las he seleccionado y, teniendo en cuenta que soy muy exigente, puede que haya un par de perlas ocultas, pero me da la sensación de que falta algo extra, un alma. Así que me puse a reflexionar, cual Arquímedes en su bañera, y llegué a descubrir la idea que me faltaba.

Traza líneas rojas

Dicho de otra forma, lleva a cabo un proyecto fotográfico. O varios. Piensa en hacer fotos de los bigotes más peculiares del país o de perros. ¡En fin, sé creativo! Puedes planificar el proyecto contemplando el viaje en su conjunto, o por días, semanas, por cada ciudad… En fin, ¡en la variedad está la diversión! También lo puedes aprovechar para intentar transmitir un mensaje (por ejemplo, pensándolo más tarde me di cuenta de que podría haber hecho algún proyecto sobre el trabajo infantil).

 

Dado que únicamente me quedaban 10 días de viaje cuando se me encendió la bombilla en el cerebro, me propuse un reto. Para que fuera realista y pudiese divertirme explotando mi faceta más creativa, me impuse algunas sencillas reglas y un objetivo claro: 10 retratos representativos de la India en 10 días (en realidad fue más bien en ocho días, pero vale). Me encanta hacer retratos, así que no supuso ningún tipo de dificultad. Mi única regla: disparar siempre con un 50 mm f/1.8, y hacer retratos desde cerca (no menos que del torso para arriba).

Lo anuncio ahora, así no me olvido 😛 Te mostraré el resultado cuando haya podido hacer el revelado de los archivos y los retoques pertinentes 😉

 

Eso es todo, espero que estos principios te ayuden a escapar de las típicas fotos de viajes y a no tropezar con la misma piedra que hace tropezar a muchos (yo incluido, al menos en parte).

¡Y no olvides compartir el artículo! 🙂

 


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

2 comentarios

  • Buen dia
    Me encanta tu blog y me ha ayudado mucho en este aprendizaje del mundo de la fotografia.
    Te queria preguntar… Cuando hablas del 50 mm ¿es fijo? Porque me encanta usar mi lente fijo en retratos pero hay que alejarse mucho para ello y luego recortar en Photoshop para poder tener un rostro nada mas, por ejemplo.
    muchos saludos desde Venezuela

    8 diciembre 2015
    • Hola Aida. Efectivamente, cuando Laurent habla del 50mm se refiere al objetivo de 50mm cuya focal es fija. Lo que no me queda muy claro es por qué necesitas Photoshop para recortar la foto. Si lo que quieres es hacer retratos, no tienes más que desplazarte adelante o atrás, dependiendo de la posición del sujeto, y encuadrar directamente en la cámara lo que quieres que aparezca en la imagen final.

      13 diciembre 2015

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?