7 trucos para sacar algo más que fotos de vacaciones

16 julio 2015

¿Te gusta la fotografía? ¿Te vas de vacaciones o de viaje? Supongo que llevarás contigo la cámara de fotos. También me imagino que alguna vez te has decepcionado con tus fotos, dándote cuenta de que no eran muy buenas, más bien del montón. Entonces, ¿cómo volver con algo más que simples fotos de vacaciones para mostrar a tus amigos?

Ojo, no estoy diciendo que no haya que fotografiar el Empire State Building o a tu amigo con el dedo índice apuntando con el dedo al pico de la Torre Eiffel. Eso también está bien, y son buenos recuerdos. Sólo que bueno, todo el mundo hace esas fotos, y por definición, si quieres aprovechar tu viaje para volver con fotos más personales, vas a tener que romper moldes 😉

1. Busca lo que TE parezca bonito o que te toque la fibra

Sin duda, este es el consejo más difícil de asimilar y poner en práctica, pero me arriesgo a colocarlo como el primero de la lista, pues generalmente va a ser la base real durante todo tu periplo en fotografía, especialmente en una situación en la que es difícil evitar caer en los tópicos, como ocurre con los viajes. Es muy importante que tus fotos sean personales, y que realmente intentes dar tu propia visión del lugar donde viajas sin caer en lo que todo el mundo ve o ha hecho.

¡Esto se puede aplicar a cada uno de los otros consejos de esta lista, recuérdalo!

2. No fotografíes los monumentos

Son bonitos, pero más bien clásicos, ¿no?

No lo intentes, todo el mundo le sacado una foto a la Torre Eiffel. Quizás hayas tenido la suerte de fotografiarla durante las horas mágicas y consigas una bonita foto, pero no será una foto original. La única alternativa si quieres fotografiar un monumento, es adoptar un punto de vista absolutamente original y diferente. Puedes centrar la atención en los detalles, por ejemplo, no hay mucha gente que haga eso.

Busca qué es lo que te mueve algo adentro, lo que te impresiona, o qué es lo que te gusta concretamente del monumento. Intenta representar esa sensación (no esa imagen) con tu cámara de fotos. ¡Si la Torre Eiffel no te produce ni frío ni calor, no la fotografíes! 😉

3. Lleva tu cámara a todas partes

IMG_0994_raw-1-300x199

Jamás podría haber conseguido esta escena ligeramente surrealista si no llevase la cámara conmigo a todas partes.

Si has leído un poco este blog, quizás te dé la impresión de que me repito un poco, y puede que sea el caso 😛 Si insisto en este punto, es porque resulta especialmente importante al salir de viaje. Efectivamente, a menudo puede que sea tentador dejar la cámara en el hotel, en el albergue juvenil o en el alojamiento couchsurfing, sobre todo si la cámara es una réflex. Esto es sin duda una muy mala idea, ya que cuando se está de viaje aparecen muchas ocasiones para fotografiar todo el tiempo. Y esto pasará especialmente cuando no tengas la cámara contigo, siempre ocurre lo mismo 😀

¡Así que aun cuando vayas sólo a tomar algo, llévala contigo! No puedes saber nunca qué es lo que te puede ocurrir en la calle, o si van a tocar los Rolling Stones en el bar al que vas, o si se va a producir un grave accidente entre una vaca y una bicitaxi (resultado: 2 cuernos gravemente heridos) 😛

4. Evita las típicas fotos hechas por los turistas occidentales

IMG_0880_raw-1-300x199

Sinceramente, los circuitos turísticos pensados para guiris en bermudas y sandalias con calcetines, no tienen ningún interés. Más que “ver” cosas, intenta vivirlas. Déjate llevar por tus pasos, piérdete en la ciudad, detente allá donde te topes con algo que te llame la atención: esta es la mejor manera de descubrir cosas que el 99% de los turistas no suelen ver, y que por tanto no suelen fotografiar 😉

Te voy a poner un ejemplo: en Dublín, mientras caminábamos sin rumbo fijo con mi compañero de viaje, pasamos por delante de la Biblioteca Nacional de Irlanda, cuya entrada es bastante discreta. Sólo un pequeño y modesto cartel que anunciaba una exposición en su interior. Curiosos, entramos, y el guarda, de cierta edad y con un acento británico, nos propuso unirnos a la visita de la sala de lectura, que acababa de comenzar.

Resultado: descubrimos una sala de lectura nada más salir de una película, con sus escritorios de madera, sus lámparas verdes, sus escaleras de madera, sus libros del siglo XIX en perfecto estado, y un techo altísimo. En la visita había solamente unas diez personas. De todos los turistas que hay en Dublín, creo que un 99% de ellos no han visto ni verán nunca este lugar extraordinario.

En términos de oportunidades fotográficas, como te puedes imaginar esto me alegró mucho 😀 Tanto que casi me tienen que echar cuando cerró la sala 😛

5. Tómate tu tiempo

IMG_0845_raw-300x199

No seas el típico turista estresado que quiere verlo todo (asimismo, no te olvides de vivir más que ver 😉 ). Tómate el tiempo necesario para descubrir, sé paciente. Interésate en los lugares, míralo todo, concéntrate en los detalles que te interesen. Si lo necesitas, tómate 5 minutos para sacar LA foto que quieres exactamente.

Tengo otro ejemplo para ilustrar esto. En Italia, pasé unas cuantas horas descubriendo tiendas de ropa de segunda mano (ahora llamada con glamour “ropa vintage“). Muchas de ellas ocultan pequeños tesoros en forma de objetos únicos con un encanto muy particular. Descubrí concretamente una que tiene un sótano sencillamente surrealista: un hombre con una larga y enredada barba gris que cosía ropa con una máquina de coser, acompañado de su viejo perro y de toda una colección de pequeños objetos de otro tiempo: desde cochecitos para muñecas hasta minicamiones de metal oxidado. Todo ello conformaba un ambiente absolutamente único. Pase una hora sacando fotos.

6. Captura la esencia del lugar

IMG_1155_raw-200x300

Cuando descubras una ciudad o un país, intenta capturar “el meollo de la cuestión” como se suele decir. Aquello que hace un país, eso es mucho más que sus monumentos. Si fuera español, me molestaría mucho que se reduzca España a la Plaza del Sol o al Parque del Retiro. Pues es lo mismo cuando viajes: captura aquello que le dé identidad al lugar, aquello que lo caracterice, aquello que lo haga diferente del lugar donde vives habitualmente.

Pueden ser acontecimientos, formas de comunicarse entre la gente, un ambiente particular, una luz… Intenta averiguar por qué te sientes fuera de lugar. Por poner un ejemplo, si viajas a Dinamarca y no se ven bicicletas en las fotos que haces, sin duda habrás dejado pasar algo de largo. ¿Entiendes la idea? Por último, también puedes jugar con la discreción: el mismo hecho de que en un lugar del sur de España las calles estén desiertas durante las horas más calurosas del día es una característica única de esa región, y no deja de causar extrañeza si no vivimos ahí 😉

7. Interésate por la gente

IMG_1006_raw-199x300

Esto me lleva al último consejo, pero que no por ello es menor, ya que a menudo, lo que le da vida a un lugar es la gente que lo habita. Aun cuando no domines a la perfección la técnica de las fotos retrato, esfuérzate un poco por integrar a las personas en tus imágenes. Los habitantes de un país (o incluso de una región dentro de un país) dicen mucho sobre el lugar, sobre la forma de vivir, sobre las costumbres locales. Intenta capturar una actitud típica o un encuentro de personas con ocasión de algún evento que no suele ser habitual donde tú vives (esto puede ocurrir de una provincia a otra en España y en cualquier otro país).

Parece más sencillo trabajar con los habitantes de un país cuando su cultura es realmente distinta de la nuestra. Es más raro ver a alguien vestido con un sari paseando en los países occidentales, aunque seguramente también se vea en tu propio país. Capta lo que exalta la diferencia de los locales, pero también aquello en lo que se asemejan a ti.

 

Espero que estos trucos te ayuden a volver de tus viajes con fotos de las que te puedas sentir orgulloso: no dudes en publicar enlaces en los comentarios para compartir tus trucos de forma bien ilustrativa 😉 (Ah, y me han dicho que si te suscribes ahora a la newsletter, te regalan una miniguía de fotografía que está muy pero que muy bien 😉 ).

Recherches utilisées :

Foto algo vacaciones, que fotos sacarme de vacaciones, trucos para fotos persosales en lugares historicos, trucos para sacas fotos en vacaciones


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

2 comentarios

  • l Buenas tardes LAURENT
    Me quiero dar de alta en newsletter pero hay varias plataformas para darce de alta por ejemplo esta newsletter por email con la util
    aplicación web de ymlp mailinglist providen. (gratis)
    no se si sea la correcta o cual me recomiendas
    por tu atención te doy las gracias saludos.

    16 julio 2015
    • Hola Alberto, disculpa pero no me queda clara cuál es tu duda. Para darte de alta en la newsletter de Curso de Fotografía, sólo tienes que completar el formulario que aparece en esta página: http://curso-de-fotografia.net/por-donde-empezar/. Espero que te sea de ayuda.

      27 julio 2015

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?