5 maneras de desarrollar tu creatividad

11 agosto 2015

Hagas fotografía, diseño o sillas de macramé, lo más importante es que tu trabajo merece que se le eche un vistazo, es tu creatividad. Es mucho más difícil hablar de creatividad que de competencias técnicas (que son “concretas”), pero veamos juntos algunas pistas para reforzar tu creatividad.

Algunos dirán que la creatividad, así como el talento, se tiene o no se tiene. No comparto esta visión derrotista que pretende hacer creer que el talento sólo depende de que las hadas nos toquen o no con su varita. No quiero tampoco decir que la creatividad se aprenda (eso es discutible), pero al menos sí creo que se puede desarrollar. Efectivamente, todo el mundo es creativo. Más o menos según el género fotográfico, el momento o el número de tazas de café que uno pueda haberse bebido a lo largo del día; pero todos lo somos. Recuerda tu infancia: ¿cuántas horas has pasado dejando volar tu imaginación inventando historias cuando jugabas con tus muñecos o muñecas? Yo, personalmente, me acuerdo muy bien de tener una imaginación desbordante y de montarme historias increíbles durante mis horas jugando con los playmobils (los mundos de playmobil 😛 ).

En fin, creativo, tú eres creativo. Entonces, ¿cómo explotar esa creatividad que tienes adentro?

1. Encuentra la inspiración

La captura de Cristo, El Caravaggio (¡mira qué luz!)

Ojo, no se trata de copiar el trabajo de los demás, lo cual sería completamente opuesto a ser creativo. Se trata de ver y comprender cómo otros ven el mundo, para poder confrontar varios puntos de vista, y ponerte en el lugar de otros y ver las cosas “a través de sus ojos”. Esto te permitirá cambiar de perspectiva y ver con mayor facilidad las cosas de forma diferente.

No te limites a mirar las fotos: piensa, por ejemplo, en las pinturas, que son excelentes fuentes de inspiración en lo que se refiere a la luz. De forma general, interésate por todas las artes visuales: todo lo visual tiene algo que aportarte.

Un modo muy bueno para hacerlo es buscando en Flickr fotografías de lugares, de eventos o de personas que tú también hayas hayas fotografiado. Por ejemplo, yo suelo buscar fotos de concierto que fotografío todo el tiempo. Siempre es interesante ver cómo algunas personas ven de forma distinta la misma cosa que has visto tú (¡y a veces casi de la misma forma!)

2. Cambia el ángulo de enfoque

I Just Don’t Know by Travis Lawton

Así como el hecho de interesarte por la obra de otras personas cambia tú propia visión del mundo, piensa en adoptar ángulos de enfoque a los que no estés acostumbrado. Ponerte al nivel del sujeto al que fotografías es bastante recomendable porque normalmente refuerza la imagen, aunque puedes adoptar esta actitud de forma más general: colócate a la altura de los niños, de un gigante, de un perro, de una hormiga, de un pájaro… Lo que hace que muchas fotos sean banales, es que representan el ángulo de enfoque que todo el mundo usa: y la verdad es que no interesa para nada ver una foto que recuerda a la manera en cómo ven ellos el mundo (a la altura de un adulto, etc.).

El mismo hecho de cambiar el ángulo de enfoque no sólo da fuerza a tus fotos (piensa en las imágenes tomadas a ras de suelo), sino que también ofrece infinitas posibilidades en términos de creatividad

3. Piensa fotográficamente todo el tiempo

Linear Crib by Instant Vantage (nota: esta imagen ha sido tomada con un iPhone 😉 )

No paro de hablar todo el tiempo de que debes llevar siempre contigo una cámara, pero si no tienes la posibilidad o no tienes tiempo (el mal de nuestro siglo…), eso no te impedirá pensar la fotografía que podrías sacar si tuvieses la cámara. Encuentra el sujeto, encuadra la foto y piensa en la manera cómo harías la foto, todo de forma mental. Eso ejercerá enormemente tu ojo, y te hará pensar de forma creativa. También podrías pensar en las fotos en las que jamás habrías pensado con tu cámara en mano (porque, a nivel social, es cierto que resulta difícil acostarse en el suelo en un vagón del metro para probar si un ángulo de enfoque a ras de suelo va bien o no 😛 ).

Verás que el efecto positivo es que te frustrarás tanto por no poder sacar las fotos que imaginas, y que al instante tendrás un deseo irrefrenable de llevar la cámara contigo.

4. Cambia de aires

Deep breathing by woooody

La mejor forma de ser creativo/a es salir de tu rutina y de los lugares dónde estás todos los días. Tómate un día libre, libérate de lo que te ocupa habitualmente durante tu jornada, y tu espíritu se ensanchará. Es una excelente manera para que emerjan nuevas ideas, sin contar con que además estarás más sereno para ponerlas en práctica.

 

 

5. No tengas miedo

SPP by Laurent Lavì Lazzeresky

Miedo de la mirada de los otros, para empezar. Te garantizo que si te recuestas en el suelo de la calle para sacar LA foto que quieres, a la gente le dará igual, de hecho simularán indiferencia. Es difícil de creer, pero no eres el centro del mundo  La gente te va a mirar vagamente, y te olvidarán en 30 segundos. De todas formas, seguramente ya hayan visto a alguien más rarito que tú.

Miedo a la crítica, también. Huir de los caminos preestablecidos es también exponerse a la crítica, a veces sin piedad. La gente tiene por naturaleza tendencia a no apreciar algo cuando sale de ciertas normas. ¡Espero que no sea tu caso, pues la norma es exactamente lo contrario de la creatividad! La creatividad es una nueva forma de ver y de mostrar las cosas. No dejes las normas de los demás te frenen. Haz fotografía abstracta, retratos al revés, centra tu sujeto (¡oh, misericordia, no ha respetado la regla de los tercios, qué vergüenza! 😛 ), ¡en fin, prueba cosas nuevas y arriésgate!

Tal y como acabo de decir, romper las reglas en fotografía puede ser un excelente modo de ver cosas de una forma que habitualmente es “tabú”.

 

Esto es todo, espero que estas pistas te permitan desarrollar toda la creatividad que atesoras dentro tuyo, y de conseguir las imágenes a la altura.

Si aún no lo has hecho, piensa en suscribirte a la newsletter para estar informado de los próximos artículos y recibir la guía gratuita  (dicen que tiene muy buena pinta 😀 )


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?