4 pasos para elegir las mejores fotos de una serie fotográfica

28 mayo 2015

Es algo que ya hemos dicho varias veces últimamente: en fotografía digital es fácil encontrarse con cientos de fotos por organizar. Aunque se reduzca el número de fotos sacadas en origen y se utilice un programa para ordenar las fotos, sigue siendo difícil elegir la(s) mejor(es) foto(s) de entre otras de una misma serie, y muchas veces tendremos la tentación de hacerlo por “instinto”. ¡Veamos juntos cuáles son los criterios objetivos que te ayudarán a elegirlas!

Cuando sacamos una serie de fotografías, puede ser que tendamos a hacer muchos disparos para así tener más posibilidades de conseguir una buena foto. E incluso si nos limitamos a sacar pocas fotos, puede ser que fácilmente nos encontremos con 5, 10 o 20 que son prácticamente iguales, entre las cuales habrá que escoger una.

¿Cuáles son los diversos pasos a seguir para separar el grano de la paja?

1. Identificar las fotos duplicadas

The Matrix VS The Real World by Héctor García

El primer paso es identificar qué imágenes pueden ser consideradas como duplicadas y cuáles no. Esto es algo bastante subjetivo, por otro lado, y todo depende de lo que quieras expresar en el momento de hacer las fotos. Depende de ti establecer el elemento que separa una serie de otra. Puedes decidir que una serie esté definida por:

  • su encuadre
  • su historia
  • un tipo de pose para fotos-retrato
  • un tipo de luz para fotos de paisaje

De cualquier modo es imprescindible decidir en qué serie vamos a elegir de inicio, eso parece obvio. Aunque el umbral entre dos series a veces puede ser difuso, y puede que tengas que volver a repetir este paso otra vez afinando un poco más los parámetros de clasificación.

2. Eliminar las fotos que son técnicamente malas

Después del paso anterior, lo más razonable es eliminar todas las imágenes que tengan defectos puramente técnicos. En primer lugar, las que estén mal enfocadas, y por norma, toda aquella foto que sea poco nítida, sin haberlo hecho a propósito, claro está. También las que tengan una sobre-exposición o sub-exposición excesiva.

Al decir excesiva, me refiero a que hay que tener presentes las posibilidades en la fase de retoque. De hecho, muchos defectos se pueden arreglar durante el retoque, ya que no son graves: falta de nitidez pero muy leve, una exposición no del todo como quieres, luces intensas un poco quemadas… Cuando tengas un grado de experiencia mayor en retoque, sabrás fácilmente si se puede arreglar o no.

Si no es así, es mejor ser optimista: lo peor que puede ocurrir es que pienses que se podía arreglar y finalmente no lo consigas, y a pesar de todo habrás aprendido algo 😉

3. Eliminar los elementos molestos

Llegados a este punto ya deberían quedar menos fotos por elegir. Último parámetro bastante objetivo para eliminar las fotos: elementos molestos en la imagen. Evidentemente es preferible dejarlos fuera del encuadre en el momento del enfoque, pero es posible que todavía queden algunos en ciertas fotos, ya sea por falta de atención o simplemente porque no tenías elección. Estos elementos pueden ser:

  • objetos o personas en el fondo, a menudo apareciendo cortados
  • cosas que parecen “salir” de la cabeza o de cuerpo de la gente, generalmente porque no las viste pasar en el momento de hacer el enfoque
  • elementos que distraen la mirada. En definitiva, cualquier cosa que pueda competir con el sujeto principal
  • líneas horizontales o verticales que no sean rectasy que no podrás enderezar en el retoque sin verte obligado a cortar el sujeto
  • expresiones facialespoco favorecedoras

4. Un poco de subjetividad

“My little dog…a heartbeat at my feet” by ArTeTeTrA

Puede que tras seguir estos pasos ya tengas las imágenes que necesitas. Si no es así, el resto de la selección se debe hacer en base a elementos puramente subjetivos. Es difícil decir cuáles son 😀 Pero hagámoslo sencillo, es algo que tiene que ver con la intención fotográfica. La imagen que elijas puede ser:

  • aquella que cuente mejor la historia que quieres transmitir
  • aquella que muestre la mejor expresión en la cara de una persona, o la mejor pose de un animal, en fin, la mejor cara y actitud de tu protagonista.
  • aquella que tenga la mejor composición, la que mejor haga destacarse al sujeto principal, con las mejores líneas de fuerza, etc.

Resumiendo, llegados a este punto la decisión es personal y tendrás que decidir cuáles son las fotos que prefieres. Algo que no siempre es fácil cuando se trata de una ráfaga de 4 fotos en la que realmente las 4 son buenas 😉

Eso es todo por ahora. Espero que te ayude a elegir con facilidad y rapidez las imágenes que publiques en Flickr o sitios similares. Comparte tus trucos para elegir las imágenes dejando un comentario, y si todavía no lo has hecho, suscríbete a la newsletter 😉

Recherches utilisées :

serie fotográfica, que es una serie fotografica, como hacer una serie de fotos, como armar una serie fotografica, serie de fotografia, como hacer una serie fotografica, que serie fotografica, parametros serie fotografica


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

2 comentarios

  • Pasos muy buenos, felicitaciones

    27 noviembre 2015
    • ¡Gracias Leandro!

      29 noviembre 2015

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?