3 razones por las que un 50mm f/1.8 te convertirán en mejor fotógrafo

26 marzo 2015

¡Sí, ni más ni menos, mejor fotógrafo! A los pocos meses de tener mi primera cámara me compré un objetivo 50 mm f/1.8, y después de un tiempo jugando con él, te puedo asegurar que este diamante en bruto (el objetivo 😉 ) me ha convertido en mejor fotógrafo, y si tuviera que elegir uno, me quedaría con este. ¡Veamos las razones!

Antes de nada, si para ti “50 mm f/1.8” significa tanto como טשתסנצ (sin duda esto no tiene ningún significado en hebreo 😛 ), empieza por leer el artículo sobre la elección de un objetivo, que seguro te hará comprender sus características y te iluminará un poco, sobre todo porque se trata de un objetivo luminoso (esto ha sido un intento de juego de palabras: si te ha hecho reír es porque tienes el mismo humor ridículo que yo, y si no, pues puedes seguir leyendo el blog, te prometo que ya paro de hacerme el gracioso 😀 ).

Para resumir te diré que se trata de un objetivo con focal fija, con una apertura máxima muy elevada (f/1.8 mientras que el 18-55 mm que viene con la cámara abre generalmente a f/3.5), y que además ofrece una gran calidad óptica por un precio asequible. Esta joya la fabrican tanto Canon como Nikon, aunque también está disponible en otras marcas (pasa el ratón por encima de los objetivos para ver la marca).

Veamos entonces que es lo que me ha empujado a escribir un artículo dedicado a este objetivo que me parece realmente genial.

Imprescindible con poca iluminación

Es la prestación técnica que más salta a la vista: una gran apertura significa que puede entrar más luz por el diafragma y que, por tanto, se pueden hacer fotos en condiciones de poca iluminación.

El primer ejemplo que me viene a la cabeza es la fotografía de conciertos: prácticamente no hay iluminación, y exceptuando los cortos instantes en que los reflectores alumbran a tope, te resultará muy difícil conseguir una exposición correcta si utilizas el objetivo que viene de serie con la cámara, el cual a una distancia focal de 55 mm no abre más que a f/5.6: ¡la diferencia es sencillamente E-NOR-ME! Además, los músicos se suelen mover mucho, así que necesitarás utilizar una velocidad de obturación considerable si quieres fijar el movimiento. De ahí el interés de abrir mucho el diafragma para compensar. Por tanto, se trata de un excelente objetivo para fotos de concierto, el único problema es que es un poco más difícil de encuadrar porque no puedes hacer zoom.

IMG_5445

La fotografía de concierto es todo un mundo, pero quizás no te interesa demasiado, o simplemente no lo haces con frecuencia.

Tranquilo, situaciones con poca luz encontrarás en más lugares. Piensa en un típico día de otoño o invierno, en el que el sol se pone hacia las 17:00 y llueve a cántaros. Al menos aquí en el norte, donde yo vivo 😛 En general, está bastante oscuro durante todo el día, y la luz desaparece casi por completo a las 17:30. En este tipo de situaciones debes adaptarte a las limitaciones técnicas del objetivo que viene de serie, el cual no logrará mucho más que captar un montón de píxeles negros. Pues bien, a un 50mm f/1.8 le encantan estas situaciones. Nada más comprarlo me di cuenta de lo contento que estaba de poder hacer fotos tranquilamente sin tener que pelearme todo el tiempo con los límites que me impone mi objetivo. Ya tenía suficiente con arreglármelas para sostener el paraguas mientras fotografiaba 😀 ¡Por ejemplo, no me costó demasiado conseguir esta imagen de más abajo aunque eran las 18:05! Es cierto que es un poco oscura, pero lo hice a propósito, e incluso podría haberla expuesto un poco más sin problema en la fase de retoque sin por ello haber reducido la calidad.

Una profundidad de campo diferente

Ya desde la primera foto que saqué con este objetivo, fui consciente de que antes no sabía realmente lo que era la profundidad de campo. Efectivamente, como ya debes saber después de leer el artículo sobre la apertura, cuanto mayor sea la apertura (= f bajo), más reducida es la profundidad de campo. Y a f/1.8 eso se nota realmente. Ya entre f/3.5 y f/8 se nota una leve diferencia, pero cuando sí se ve de verdad es a f/1.8. Es un poco difícil de explicar, más bien es una intuición fotográfica que me parece maravillosa.

Aunque vamos pedirle a Jack que nos eche una mano para entenderlo mejor, igual que lo hizo amablemente en un artículo sobre los diversos modos de medición de luz.

Jack-profondeur-de-champ

Salta a la vista la diferencia, pero hay que decirlo igualmente: utilizar un 50mm f/1.8 es con toda seguridad la mejor forma de aprender qué es la profundidad de campo.

Seguramente te estés diciendo que todo esto está muy bien, pero ¿realmente te cambia la vida? Pues sí, es obvio que este objetivo te ofrece muchas más posibilidades fotográficas, mucho más margen para crear las imágenes tal y como las deseas, especialmente si quieres aislar el sujeto principal del fondo. El mejor argumento es una imagen:

IMG_6765

Este retrato sencillamente me encanta (no quiero ser vanidoso), porque sirve para ver con claridad cómo esta gran apertura de diafragma permite jugar con un desenfoque artístico que le de personalidad propia a la imagen. No sé qué opinas tú, pero a mí me encanta sobre todo ver esta cara que se pierde suavemente en un onírico desenfoque artístico. Se trata realmente de un objetivo ideal para hacer retratos.

Debes moverte

Espero que no se te haya escapado este pequeño detalle: este objetivo es de focal fija, lo cual quiere decir que no puedes hacer zoom (lo sé, soy amigo de las perogrulladas). Puede que si eres de los que siempre ha trabajado con zoom, esto te parezca una gran desventaja. Yo pienso al revés, creo que los zoom tienen más desventajas. Concretamente una enorme. Muchas veces, cuando utilizas un zoom, te quedas clavado al suelo como una estaca, ocupado en hacer zoom en vez de MOVER el culo. Y cuando digo clavado al suelo, lo digo literalmente. Precisamente ayer tuve que cambiar el objetivo porque necesitaba una distancia focal mayor de 50 mm. Así que monté mi 55-250 mm. De repente me di cuenta de que no me movía del lugar, ocupado en aumentar y reducir el zoom. Tuve que hacer un esfuerzo consciente para desplazarme.

También me dirás que no ves ningún problema en quedarte quieto mientras aumentas y disminuyes el zoom. ¡Eres un perezoso! ;P La realidad es esta: al trabajar con un objetivo de focal fija te verás obligado a ser creativo y a trabajar a conciencia la composición para eliminar todo lo que estorbe, dar con un ángulo de enfoque original, y hacer un encuadre sutil. No pares de moverte: ¡yo me he sorprendido a mí mismo dando pasos laterales, como si fuera un bailarín, para encuadrar bien! Reconozco que debe ser divertido visto desde afuera, pero te aseguro que las imágenes que he conseguido son mejores 😉

Sí, así de claro, no me tiembla la voz al decirlo. ¿Por qué mis fotos son mejores? Porque este objetivo me permite:

  • Desplegar toda mi creatividad en muchas más situaciones
  • Contar con un campo de posibilidades mayor en lo que se refiere a la profundidad de campo (creo firmemente que una profundidad de campo bien dominada es fundamental para conseguir una buena foto)
  • Estimular mi creatividad al obligarme a mover los pies
  • Trabajar mis composiciones con mayor precisión

La fórmula es sencilla; de unas cien fotos que hice durante este memorable día de otoño, hay ocho que se destacan. Algunas las hice unas 20 veces probando diferentes ángulos. Pueden parecer pocas, pero es una media bastante mejor de la que tenía antes.

Otro indicio es que tuve este objetivo montado prácticamente todo el tiempo en mi cámara desde que lo compré.

Estoy sinceramente convencido de que estos son los 100€ mejor gastados de toda mi vida. Y no digo nada más. Si quieres desarrollar tu faceta más creativa, ser artístico haciendo fotos, ésta es la primera compra que debes hacer después de la cámara y el objetivo que viene de serie con ella. ¡Visto el precio, no te arrepentirás! ¡Ya tienes una idea para escribir la carta a los Reyes Magos!

No dudes en dejar un comentario para dar tu opinión sobre este objetivo o hacer alguna pregunta relacionada con este tema, y no olvides inscribirte a la newsletter si quieres mantenerte informado acerca de los próximos artículos.

 

P. D.: También he escrito un artículo para responder a la típica pregunta: con un sensor APS-C (el que integran la mayoría de réflex), ¿hace falta escoger un 50 mm o un 35 mm?

Recherches utilisées :

que significa 1 8 en fotografía, que significa objetiva 50mm f1 8, que fotografiar con un 50mm, fotos con 50mm 1 8, lente 50mm para que sirve, porque todos quieren un lente 50mm 1 8??, fotos con objetivos 50mm, ftos con un 50 mm


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

11 comentarios

  • SALUDOS.
    LAURETT
    ME COMPRE EL OBJETIVO 50MM 1.8 Y ESTOY ENCANTADO CON EL SE
    ME FACILITA MAS LOGRAR LA PROFUNDIDAD DE CAMPO Y SACAR MAS NITIDOS
    LOS RETRATOS DE PERSONAS TE DOY LAS GRACIAS POR TODAS TUS ENSEÑANSAS.

    24 septiembre 2015
  • Pues teniendo en cuenta el factor de recorte de mi cámara, una Nikon con APS-C, me hice con el 35mm f/1.8, y encantado. Cuando estuve buscando información sobre los objetivos de focal fija, vi en muchas páginas web conceptos como el “punto dulce” y cosas por el estilo, que llegan a la conclusión que el mejor diafragma se encuentra en dos pasos por arriba de la apertura máxima. Entonces, ¿para qué tanta publicidad con la apertura fantástica, bokeh espectacular, fotos con poca luz, etc.?
    Al final, llegué a la conclusión que a mí lo que tenía que importarme era que mis fotos me gustaran. Y desde entonces soy feliz.

    17 noviembre 2015
    • Hola Climent, Laurent es un apasionado del 50mm f/1.8 por su rapidez y por su fantástica relación calidad-precio (tanto en Canon como en Nikon). Pero no deja de ser una recomendación basada en su experiencia propia. Lo importante es que cada uno probéis lo que más os gusta a cada uno. Y si en tu caso es el 35mm en lugar del 50mm ¡perfecto! 😉

      23 noviembre 2015
  • Gracias! tu aporte de información a la comunidad es realmente buena.
    Muchas gracias! y Felicidades
    Dernier article de fotografos en madrid : fotografos en madrid

    • Juanma, me alegro de que el blog te resulte útil. Gracias por seguir ahí.

      26 abril 2016
  • Definitivamente el 50mm es una belleza, tal vez a algunos les guste más el 35mm (por el factor de recorte), sin embargo, realmente hay que moverse con este objetivo… y la entrada de luz: fantástica!!! Excelente blog

    5 mayo 2016
    • Muchas gracias por tu comentario Mauro.

      10 mayo 2016
  • Muy buen artículo! Me ha gustado..
    Yo me acabo de comprar un 50mm para mi EOS 700D, un Yongnuo, y es una maravilla, tal cual comentas.

    Un saludo!

    29 octubre 2016
    • Efectivamente Joaquín, ese objetivo es uno de mis favoritos y me acompaña siempre a todas partes. Gracias por tu comentario.

      29 octubre 2016
  • Muchas gracias por aportarnos tanta informacion y sobre todo por compartir tu experiencia con aquellos que estamos iniciandonos en este mundo. Me gustaria saber si los objetivos 50 mm no tienen estabilizador, en concreto para el 50mm f/1.4. Muchisimas gracias y enhorabuena.

    19 noviembre 2016
    • Carlos, en general las focales fijas no suelen tener estabilizador. Y en el caso concreto del Canon 50mm f/1.4 USM que es por el que preguntas, la respuesta es no. No tiene estabilizador.

      20 noviembre 2016

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?