3 dificultades de la fotografía macro y cómo superarlas

11 junio 2015

Hace poco tuve la oportunidad de probar 2 excelentes objetivos macro, siendo la primera vez que me lanzo a hacer macrofotografía 😉 . Gracias a ello he descubierto una disciplina fotográfica bastante exigente, que requiere conocer un poco de teoría si se quieren superar las dificultades que se te van a presentar.

Una disciplina compleja, es cierto, ¡pero qué placer! A mí me encanta trabajar con una profundidad de campo reducida, así que como puedes imaginar, he disfrutado como un niño con un juguete nuevo. Pero más allá de este aspecto técnico, me impresiona la gran cantidad de posibilidades en términos de creatividad que ofrece la macro: ¡sencillamente se trata de un nuevo mundo fotográfico a tu alcance! La forma en cómo miramos lo que nos rodea cambia por completo, y aquello que era difícil o imposible de fotografiar se convierte, como por arte de magia, en un potencial protagonista para tus fotos. La macrofotografía no se limita a las típicas imágenes de insectos y flores, sino que también permite centrar la atención en los pequeños detalles.

He trabajado con objetivos macro de verdad, con una relación de aumento de 1:1, lo cual quiere decir que los objetos tienen el mismo tamaño en el sensor que en la realidad. Ejemplo: si vas a fotografiar una araña que mide 3 mm de largo en la vida real, su tamaño en el sensor será de 3 mm.

1. Una profundidad de campo ridícula

Una relación de aumento elevada exige tener que estar muy cerca del sujeto principal. El plano focal, es decir, la superficie del sensor, se encuentra situado a unos 30 centímetros del sujeto. Si aumentamos la distancia focal, la lente frontal en realidad se sitúa a pocos cm del sujeto.

Ahora bien, tal y como ya hemos visto en el artículo sobre la profundidad de campo, ésta disminuye a medida que se acorta la distancia al sujeto. Con otros objetivos se ve claramente aunque sin exagerar, pero si trabajas con un objetivo macro, éste es EL factor que más influye sobre la profundidad de campo.

¡Para que te hagas una idea, a 100 mm, f/2.8, y con una relación de aumento 1:1 (es decir, a la distancia mínima de enfoque), la profundidad de campo es menos de 1 mm! ¡Sí, has leído bien, la zona de nitidez es extremadamente pequeña!

IMG_9246_raw

¡En sí misma la foto no es buena, pero observa lo reducida que es la profundidad de campo, algo que se nota fácilmente si nos fijamos en las alas! (si es necesario, pincha en la imagen para verla en grande)

¡En sí misma la foto no es buena, pero observa lo reducida que es la profundidad de campo, algo que se nota fácilmente si nos fijamos en las alas! (si es necesario, pincha en la imagen para verla en grande)

Cerrar el diafragma

Si quieres aumentar la profundidad de campo y conseguir que un insecto se vea nítido (o al menos su ojo, que habitualmente mide más de 1 mm), la única solución es reducir la apertura del diafragma. En fotografía macro se suelen utilizar las siguientes aperturas: f/8, f/11 o f/16.

2. La falta de luz

El problema es que con esta apertura, como te puedes imaginar, la cantidad de luz que entra en la cámara es bastante menor. Si estás fotografiando a plena luz del día no tendrás este problema (aunque a f/16 se comienzan a rozar los límites), pero en situaciones extremas, es habitual que falte luz.

Utilizar un flash anular

La solución lógica sería reducir la velocidad de obturación, pero el problema es que a menudo trabajamos con elementos en movimiento (incluso las flores, que pueden moverse por poco que sople el viento), lo cual hace que sea difícil trabajar con velocidades reducidas.

La única solución posible que nos queda es utilizar luz artificial. Los flashes que vienen integrados en la cámara, así como los flashes externos, no sirven para hacer fotos macro. Esta es una disciplina para la cual existen flashes especiales que se fijan alrededor del objetivo, los llamados flashes anulares.

Lamentablemente no he tenido ocasión de utilizar uno yo mismo, pero estoy seguro que con este método se consiguen resultados excelentes, tal y como podemos ver en la imagen siguiente:

araña saltarina by tryphon4

3. Un enfoque difícil

Otra consecuencia derivada de fotografiar con una profundidad de campo muy reducida es que, con solo moverte un poquito, te arriesgas a que el elemento principal quede fuera de la zona de nitidez. Imagina que trabajas con una profundidad de campo de 3 mm: ¡basta con que te muevas 1 o 2 mm para que una parte del sujeto u objeto quede fuera de la zona de nitidez, y si te mueves 3 mm, quedará completamente desenfocado!

Y no nos engañemos, moverse 3 mm es más que probable.

El trípode

En mi opinión, al hacer fotografía macro es imprescindible usar un trípode (u otro sistema para estabilizar la cámara). La excepción quizás sean algunas situaciones con buena luz y trabajando con un objetivo con estabilizador como el Canon 100 mm macro f/2.8 L IS USM. El trípode te permitirá enfocar con más calma, preferentemente en modo manual (mucho más preciso con estas relaciones de aumento), y disparar utilizando velocidades de obturación más reducidas que las que podrías usar si fotografías a mano alzada.

Yo no tengo la menor duda, no hubiese sacado jamás una sola foto aceptable sin el trípode. Según tu experiencia y del tipo de elementos que fotografíes en macro (insectos, flores, objetos…), también puedes emplear un monopie, o incluso fotografiar a mano alzada. Este último caso implica ciertas complicaciones, por lo que tendrás que armarte de paciencia para aprender a hacerlo. ¡No te desanimes si no consigues más que fotos desenfocadas por culpa de no usar un estabilizador! Mi consejo es que pienses seriamente en invertir algo de dinero en tu equipo para hacer fotos macro.

 

Eso es todo por hoy, si te animas con la fotografía macro, seguramente estos consejos básicos te pueden ayudar mucho para afrontar con serenidad esta compleja disciplina fotográfica. El simple hecho de trabajar con un trípode y de cerrar el diafragma te permitirá conseguir fotos mucho mejores. Si no tienes un flash anular, intenta salir a fotografiar en días soleados 😉

¿Quieres recibir información de los próximos artículos? ¡Suscríbete a la newsletter (recibirás un regalito extra), y si te gusta el blog, háblale de él a todos tus familiares y amigos! 😀

Recherches utilisées :

como fotografiar una araña, fotografia macro juguetes, influye tamaño sensor para macro, macrofotografia zonas desenfocadas


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?