2 secretos para hacer una buena foto de naturaleza

4 agosto 2015

¿Te has preguntado alguna vez cómo hacen los grandes fotógrafos de naturaleza para dar ese toque especial que convierte sus fotos en fantásticas? Bien, ¿sabes qué? ¡Tú puedes hacer lo mismo!

Este es un artículo escrito por nuestro invitado Régis Moscardini, del blog Auxois Nature, que trata, tal y como su nombre indica, de fotos de naturaleza. No dudes en visitarlo 😉 Ya escribió un artículo sobre los 5 accesorios que no hay que comprar para no malgastar el dinero.

Ambos tienen dos ingredientes secretos que te voy a revelar en primicia mundial… Espera sólo un poco, te los daré a conocer en este artículo, pero tendrás que leer las líneas que siguen para merecerlo 😉

Secreto n°1

Lo que hace que la naturaleza sea difícil de fotografiar es que, por definición, es incontrolable. ¡Ya sé que no es más que algo evidente, pero hay que ser consciente! No tienes ninguna posibilidad de manipular directamente aquello que vas a fotografiar. ¿No intuyes dónde quiero llegar? Bien, no te voy a hacer un croquis aquí, pero estos dos ejemplos deberían ser suficientes 😉

  1. Has dispuesto una rama para acoger el bonito pájaro al que sigues. Todo va bien, se arremolina en torno a dicha rama, se acerca y… noooo, no se posa en ella y se va a otra rama. Un fastidio, ahí el fondo y la luz no son tan perfectos como habías previsto
  2. ¿Tienes en mente esa imagen aparecida en una revista con una puesta de sol reflejándose en un lago con un fondo flanqueado por una montaña con su pico nevado? ¡Perfecto! ¡Pues el día que te animas a chuparte 5 horas de caminata para sacar la foto, resulta que los tres elementos no se alinean y que la imagen perfecta sólo la tendrás en tu revista preferida! No, todavía no hemos encontrado la forma de mover las montañas y ponerlas frente a los lagos

En fotografía de naturaleza, ya lo habrás entendido, no puedes contar con el “no gires la cabeza para allí, ponte más hacia la luz, retrocede dos pasos, mira el objetivo con tus bonitos ojos”. El fotógrafo no puede dar órdenes a los animales como sí puede hacer con su modelo en el estudio. Ojo, ya te veo venir en los comentarios: no digo que el trabajo del fotógrafo en el estudio sea más fácil que el que trabaja en medio de la sabana. Sólo quería señalar esta diferencia.

Entonces, si la naturaleza es incontrolable, ¿cómo hacen los fotógrafos profesionales para conseguir esas imágenes increíbles? Tan increíbles que nos parece que el sujeto está guiado por el fotógrafo. Aunque evidentemente no es así, todas esas hermosas imágenes son tomadas en medios naturales sin que el fotógrafo oriente en absoluto al sujeto elegido.

Entonces, ¿cuál es su secreto?

Está bien, te doy la zanahoria: su secreto número 1 es… la paciencia. ¿Qué tal, te ha decepcionado? Ah, ¿quizás esperabas que el secreto fuera un equipo de alta tecnología? ¿O bien un software último modelo que obra milagros? ¡Pues no, lo siento, es mucho más sencillo que eso, y además es gratis! La paciencia 🙂

He aquí la historia de una foto que he sacado para ilustrar la importancia de la paciencia en la fotografía de naturaleza.

Tejón común al atardecer (Pentax K100D + Sigma 70-300 a 300 mm – f/5,6 – 1/90 – 800 ISO)

Para conseguir esta imagen de un tejón común recién salido de su madriguera tuve que esperar cerca de dos horas tumbado en el suelo cubierto con el camuflaje. Llegué al lugar mucho antes de la potencial salida del animal. Para que te acuestes sabiendo algo esta noche: el tejón es un animal nocturno que sólo sale de la madriguera con la puesta de sol.

 

La foto de naturaleza no es una actividad sencilla y deberás hacer frente a muchos desafíos para conseguir alguna foto. A pesar de que conocía este lugar y sabía de la presencia de los tejones, para nada tenía asegurado conseguir imágenes interesantes esa noche. ¿Por qué? Recuerda: ¡la naturaleza es incontrolable, imprevisible! Los mele mele (nombre científico de los tejones – ¡sin duda hoy te acostarás siendo menos ignorante! 😉 ) podrían quedarse dentro, o salir pero no colocarse nunca en una posición interesante, quedarse fuera del alcance de mi teleobjetivo y rellenar menos del 20% del encuadre, esconderse detrás de una gran mata de hierba o detrás del tronco de un árbol antiestético, en fin, ¡jamás estará tal y como quieres! Ese día tuve suerte, y este tejón me mostró su mejor perfil… al menos durante 3 segundos . ¡Yo diría que de las dos horas de espera, tuve apenas tres minutos para disparar! Los otros 117 minutos, simplemente he permanecido escondido, esperando que la naturaleza decida recompensar mi infinita paciencia.

Te estarás diciendo que es mucho tiempo perdido, y total, no es para tanto. No te equivoques: ¡aunque muchas sesiones se salden con fracasos estrepitosos, no es tan grave! ¿Has probado alguna vez en esconderte para observar la naturaleza? Es increíble el placer que se siente, incluso si la tarjeta de memoria muchas veces no se llena

Secreto n°2

Ya estás al tanto del primer secreto. Y después del primero viene… el segundo. Lógica avasalladora. Dado que no se me da bien mantener el suspense, voy a revelarte ahora mismo el carácter del segundo secreto. ¿Preparado? Vamos, he aquí algo que te ayudará a hacer buenas fotos de naturaleza (y no sólo una, muchas más 😀 ): deberás ser un naturalista. Repito: tendrás que ser un naturalista antes que un fotógrafo. Estoy viendo desde aquí tus ojos de estupefacción. No se trata de convertirte en un profesional de la naturaleza, sino en un observador atento de los sujetos que te llamen la atención.

Todos los grandes fotógrafos de naturaleza son ante todo excelentes especialistas de aquellas especies a las que fotografían. Ya sea porque antes han sido naturalistas y se han orientado hacia la fotografía, como es el caso de Frédéric Tillier, un ornitólogo apasionado, o bien porque eran fotógrafos apasionados de naturaleza que a base de práctica se volvieron naturalistas. Aunque poco importa el camino recorrido, lo que tienen en común es conocer muy bien las especies que fotografían.

 

La filosofía que hay que adoptar para progresar y sacar buenas fotos de naturaleza desgraciadamente no es la que adoptan los fotógrafos en ciernes. Creo que muchos aficionados compran primero todo el equipo necesario y después se lanzan a la aventura (es cierto que no hay ningún estudio sobre este tema, pero igualmente es el camino rápido). Resultado: en el mejor de los casos, el principiante desistirá en poco tiempo debido a la falta de éxitos. En el peor, su más falta absoluta de conocimientos naturalistas ejercerá una presión muy negativa sobre las especies fotografiadas. Así que hazlo al revés. Pasa tiempo en la naturaleza, aprende a aprehender tu entorno mejor, y sólo después de eso, equípate si crees que lo necesitas. ¡Además, este proceso tiene la ventaja de que te permitirá ahorrarte unas cuantas monedas si tiendes a ser impaciente! Y sí, si después de salir unas cuantas veces a observar cómo cazan los zorros te das cuenta de que eso no es para ti, guárdate el dinero y no compres nada más, o piensa en practicar otro género fotográfico si no quieres desistir.

 

Genial, ahora, con este secreto en tu haber, debes tener muchas ganas de hacer bonitas fotos de naturaleza, pero creo que tienes que preguntarte “cómo hacer para convertirte en un gran naturalista“. Buena pregunta, ahora sigue esta guía.

 

  1. Pasa tiempo sobre el terreno, observa, observa mucho. No te pido que montes la tienda de campaña para pasar la noche y conseguir el mejor lugar para contemplar el despertar y el primer vuelo del águila de los Pirineos – aunque es una experiencia que hay que hacer alguna vez en la vida: ¡dormir solo, en plena naturaleza, aunque sólo sea a 500 metros de tu casa, es sinónimo de emociones aseguradas! No importa demasiado el sujeto elegido, lo interesante es pasar tiempo observándolo. Me acuerdo de las primeras fotos de animales que me marcaron, me preguntaba cómo hacía el fotógrafo para estar ahí, en el lugar adecuado y en el momento preciso. ¿Suerte? No, obviamente. Llevaba en su bagaje muchas horas de observación para conocer las costumbres de la vida animal.

    Conejo común saliendo de su madriguera (Pentax K100D + Sigma 70-300 a 260 mm – f/5,6 – 1/125 – 400 ISO – Saquito relleno tipo “Bean Bag”)

    Para esta foto del conejo, ya sabía que salía siempre de la misma madriguera. Así que me aposté ahí dos horas antes de su salida (este es el primer secreto: la paciencia  ) y esperé a que mostrase sus orejas peludas. Observa los mamíferos, los insectos, las plantas (sí, sí, algunas son fotogénicas sólo a ciertas horas del día), los paisajes. Debes apreciar íntimamente la naturaleza.

  2. No desistas si llegas a casa con las manos vacías, con la memoria vacía. La naturaleza es caprichosa, eso hay que saberlo de inicio. La forma en cómo se desarrolle una sesión no tiene nada que ver con cómo vaya a ir la siguiente. ¿La puesta de sol está arruinada por las nubes? ¿El viento te juega una mala pasada y no te dejar enfocar bien una mariquita? ¿Los conejos no salen de su madriguera sin razón aparente? ¡No pasa nada, es así… hay que ser persistente, no te rindas! ¡Las grandes emociones en fotografía de naturaleza no existen porque la naturaleza es imprevisible, así que cuando la foto que uno imaginaba está finalmente en el visor, da mucha alegría!
  3. Deja tu cámara de fotos de vez en cuando en casa y sal simplemente a disfrutar de un paseo por la naturaleza. Muchas veces salgo con los prismáticos y sin destino concreto, sólo por pasear. Mis prismáticos, un libro para seguir el rastro de las huellas de animales y yo. ¡Tú quizás prefieras la guía de identificación de flores, y por qué no, una lupa para los amantes de los insectos y otros bichos diminutos! En esos momentos se pueden producir encuentros realmente inesperados. Liberado de las ataduras impuestas por la fotografía y del “tengo que sacar una foto porque nunca más tendré esta oportunidad 😉 “, te sorprenderá el hecho de descubrir cosas que ignorabas llevando la cámara al cuello. ¡Y si te cruzas con un animal, una planta o un paisaje interesante, tendrás la oportunidad de volver!
  4. No te conformes con leer solamente libros de fotografía (aunque muchos son excelentes).
    1. Lee también libros de ecología, geología, sobre los mamíferos, los insectos, la fauna y la flora de tu región. Los editores hacen muchos esfuerzos para popularizar estos temas y hacen que sus libros sean apasionantes. Por mi parte, en este momento estoy muy centrado en los mamíferos (paso cada vez más tiempo con conejos, que atraen -afortunadamente para mí y no tanto para ellos- tejones y zorros. Esto es lo que leo: Guía de los mamíferos de Europa (ed. Linx Edicions). Es una de mis referencias ineludibles.
      [Nota de Laurent: te he preparado una selección de guías naturalistas de referencia al final del artículo 😉 ]
    2. Suscríbete a una revista de naturaleza.
    3. Escucha y comparte las emisiones de radio sobre este tema (“El bosque habitado” que se emite en la emisora Radio 3 es genial).
    4. Busca documentos en la televisión (TVE-2 emite algunos muy buenos después del mediodía).
    5. Participa en salidas de naturaleza organizadas por asociaciones locales (en España, la SEO/Bird Life organiza de forma regular sesiones de avistamiento de pájaros). En fin, no faltan fuentes de aprendizaje, así que no hay excusa que valga 😉
      [Nota de Laurent: piensa también en los Espacios Naturales Protegidos 😉 ]

A más a largo plazo, cuando tu pasión esté consolidada, ¿qué debes hacer? Desarrolla tus conocimientos fotográficos (dominio de la cámara, técnica…) pero aún más tus conocimientos sobre la naturaleza. La técnica fotográfica es importante, el material también, pero estos dos elementos por sí solos no valen nada sin un buen conocimiento del terreno.

¡Por tanto, en lugar de ser únicamente un fotógrafo de naturaleza, debes esforzarte por ser algo más… un foto-naturalista!

Reflexiona largo y tendido sobre estos dos secretos (que ya no lo son 😉 ), ponlos en práctica.

¿Y tú, también sabes algún secreto que te hayan contado para hacer buenas fotos de naturaleza?

 

Nota de Laurent: Ya que trabajo en este ámbito, he aquí una selección de las mejores guías naturalistas sobre pájaros, insectos, plantas…

Recherches utilisées :

como tomar fotos de naturaleza, paciencia fotografo naturaleza, como hacer fotografías de mamíferos, técnicas de fotografía en naturaleza, como hacer fotos de naturaleza, como lograr una foto bonita de la naturaleza, como poner fotos en naturaleza, Como recrear fotos de naturaleza


¿Te ha gustado este artículo?
Ve más allá descargando mi guía "Diviértete fotografiando", que elimina los 5 problemas más frecuentes de los principiantes: ¡pincha aquí para descargarla inmediatamente!

Sobre el mismo tema

Prev
Next

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CommentLuv badge

¡Recibe gratis la nueva guía Diviértete fotografiando!

La solución a los 5 problemas de los principiantes:

  • ¿Tus fotos de interiores son amarillas?
  • ¿Tus fotos están desenfocadas?
  • ¿Los colores son apagados?
  • ¿Tus fotos en blanco y negro son grisáceas?
  • ¿Te falta ese toque especial?